enero 22, 2016

Un pedido de oración para el Obispo Presidente de la Iglesia Luterana en Cuba.

Nunca los medios cuentan con un líder religioso cubano tan lenguaraz como lo es el Obispo Presidente de la Iglesia Evangélica de Confesión Luterana en Cuba. En el año 2006 encontramos algunas notas de opinión de este líder que incluimos en el Blog; la aparición de estos documentos provocaron en unos risas y en otros reacciones encontradas. En todos los casos incluimos la información considerando que la libertad de expresión y el libre juego de las ideas alcanzan a todos. Ayer recibimos un extenso correo electrónico donde, según parece, el  exaltado Obispo tuvo un encontronazo con el director ejecutivo del  Center for a Free Cuba. Todo indica que el Obispo se encontró una breve nota que incluimos como un post  sobre las recientes noticias de destrucciones de templos en Cuba; es a  partir de esta nota que envía, al editor de este Blog, un  mensaje (que en realidad no recibimos) que merece también su publicación para la consideración de los lectores. De manera que iremos incluyendo los 4 post con ese asunto; por lo demás reflejo de la complejidad  y el cometido de la religiosidad en una sociedad, carente de virtud y transigida como la nuestra. (El Editor del Blog)
A continuación la primera información:
A Ramón Miguel, pidiéndole sus oraciones.
Estimado compatriota Ramón Miguel, **
Le escribo comentando su mensaje del  18 de los corrientes.  Lamentablemente,  su carta reincide en las acusaciones personales como en su carta anterior: “… chismoso y bretero y estos han nacido para hacer daño y siempre por dinero”. Ustedes y nosotros, dice usted. 
Frank Calzon
Es muy triste para mí que soy cubano leer lo que me dice sobre lo bien informados que están los cubanos cuando todas las organizaciones de derechos humanos reconocidas internacionalmente y que denunciaron a Pinochet y a otras dictaduras de diversas ideologías coinciden en que no hay libertad de expresión, ni de prensa en Cuba y la misma legislación del régimen es clara en ese respecto: todos los derechos son secundarios a la revolución.  Un cubano solo tiene derecho a expresarse apoyando al régimen, que dice ser “la dictadura del proletariado”.  Su carta, y aparentemente usted no se da cuenta, la podía haber escrito un defensor de una dictadura fascista o de la dictadura de Stalin.  Los totalitarios no pueden concebir que una persona buena, honesta no piense como ellos, tiene que ser que el que discrepa es un mercenario, un asalariado del enemigo, escoria o gusano.  Esa es la visión totalitaria que pretende deshumanizar al adversario, como en la Alemania Nazi con los judíos, o con los negros en el sur de los Estados Unidos durante la época de los linchamientos hace cien años.
No señor, yo no lo acuso a usted en esos términos: usted puede que sea una persona honesta que quiere a Cuba, pero que está profundamente desinformado.
Simplemente no es verdad mucho de lo que escribe.  Que hayan dos partidos en Estados Unidos no quiere decir que no hayan asociaciones, entidades, conferencias, publicaciones, programas de radio socialistas, libertarios, democratacristianos, comunistas, trotskistas, socialdemócratas o defensores del castrismo.
¿Qué quiso decir Fidel en sus palabras a los intelectuales cuando dijo "Dentro de la revolución todo, contra la revolución nada"?  ¿Y quién hace esa determinación si no el régimen?
Todos tenemos derecho a nuestras opiniones, pero no a creer una realidad que sea definida por ellas.
Cuando Fidel y Raúl estaban presos bajo Batista  hubo una campana nacional por la amnistía, en la que participó la señora  Lina Ruz, madre de ellos, y la criminal dictadura batistiana los indultó.  ¿No cree usted que ya es hora, en pos de la reconciliación nacional que todos queremos, de que haya una amnistía para todos los presos políticos cubanos y que las iglesias la pidan públicamente?
¿No cree usted que son bochornosos los actos de repudio y que algunas escuelas lleven a los niños a participar en ellos, y el silencio de la mayoría de los líderes religiosos cubanos al respecto?
¿Y porque insiste usted en que en una discusión política el lenguaje tiene que ser abusivo y en vez de discutir el asunto en cuestión hay que insultar al que no piensa como uno?   No sé si en las bibliotecas de la Isla se puede leer el Diario de Sesiones de la Constituyente de 1940, pero le recomiendo que lo lea y verá como cubanos conservadores, comunistas, radicales, liberales etc.  deliberaban sin faltarse el respeto y le dieron al país la Constitución que Batista violó en 1952 y por cuyo restablecimiento murieron y fueron torturados muchos jóvenes cubanos, creyendo en las promesas de Fidel quien  dijo que había que derrocar a Batista para restaurarla.
            El día llegará cuando no habrán presos políticos en Cuba, ni oficina de religión y cultos reportando a un partido político, ni actos de repudio, y el Presidente de la Republica representará a todos los cubanos: “Un pueblo está hecho de hombres que resisten, y hombres que empujan: el acomodo, que capara, y de la justicia que se revela: de la soberbia, que sujeta y deprime, y del decoro, que no priva al soberbio de su puesto, ni sede el suyo: de los derechos y opiniones de sus hijos todos está hecho un pueblo, y no de los derechos y opiniones de una clase sola de sus hijos”, escribió José Martí.
¿No sé si se ha preguntado cómo es que el régimen ha acusado por muchos años a los activistas por los derechos humanos de mercenarios pagados por Washington y ahora la mayoría de ellos se manifiestan en desacuerdo con la política de concesiones de Obama mientras continúa la represión en Cuba?
            Quiera Dios, y en nombre de nuestro señor Jesucristo que usted pueda  ayudar a algunas de las víctimas de la represión. Quizás usted y otros pastores puedan acompañar a las Damas de Blanco un domingo, después de la misa en la Iglesia de Santa Rita en Miramar.
          No hay nada más verdadero que la frase que dice: "La verdad nos hará libres." Le ruego que me incluya en sus oraciones y a los presos políticos cubanos, a los enfermos, para los que no hay medicinas o suficientes alimentos y a todos los obispos cubanos de todas las iglesias para que sirvan a la nación cubana y no la confundan con un partido político o con una ideología.
Cubanamente y en Cristo,
*Frank Calzón, es el director ejecutivo de la organización Center for a Free Cuba en Washington, DC.
**Rev. Ramón M. Benito Ebanks, es el Obispo Presidente de la Iglesia Evangélica de Confesión Luterana en Cuba. E-mail: ieclcij@enet.cu
Información relacionada: