septiembre 29, 2014

Demando una mayor justicia en la sociedad y mi consagración al derecho del pueblo en reclamo pacifico de sus derechos.

Carta al Santo Padre Francisco Pastor Universal
Holguín, Cuba.
 Venerable Santo Padre, Mucha Salud y bendición
Recordando las palabras de su Santidad Juan Pablo II: El hombre es hecho a imagen y semejanza de Dios, en el mundo visible y puesto en él para que dominase la tierra. De este modo lleva en sí un signo particular que determina su característica interior y constituye en cierto sentido su misma naturaleza.
Me aliento a través de estas palabras del Santo Padre “Me inclino con respeto ante su memoria”. No me es imposible de corresponder a lo que me atribuye tanta gratitud.
Sacristán Católico
 
Roberto Pupo Tejeda
Ante el respeto a los derechos y el reconocimiento de difíciles realidades. En cuba se hace indispensable salir en la búsqueda de la justicia como vía de reconciliación. El fundamento de la paz, y el bienestar mismo de una nación, se enraízan en el respeto a los derechos que expresan la soberana dignidad del ser humano como hijo de Dios. Hoy muchas de estas acciones se ven tomadas por los políticos y ponen en peligro la dignidad y la libertad de los ciudadanos.
Como Sacristán y fiel lego a la Iglesia Católica por más de 20 años. Promuevo y defiendo los derechos de los pobres y marginados de mi pueblo, intervengo en la represión que sufren a causa del sostén económico varias familias. Recientemente fui apresado por las autoridades cubanas, en el momento que unos de los represores golpeaba una mujer frente a la Iglesia y salí en su defensa. Mi propensión de justicia me instaura una presión a salir en pendencia de las persistentes violaciones de los derechos humanos. Su Santidad le pertenezco a mis palabras y juicio sobre toda responsabilidad, me transfiero las posibles consecuencias de las situaciones que enfrento. Soy víctima de la represión, detenciones arbitrarias y discriminación religiosa por parte de la Policía Política cubana. Atormentado de la remoción, como de la prohibición para llegar a capillas o templos.
Como Misario y fiel defensor de los derechos de los pobres. Denuncio ante usted estos hechos, abogo el respeto y el derecho a la dignidad humana y a la libertad religiosa como al finiquite de tanta persecución a nuestro dogma. Solo demando una mayor justicia en la sociedad y mi consagración al derecho del pueblo en reclamo pacifico de sus derechos. No soy más que un buscador de la Verdad. Estoy convencido de haber encontrado un camino que me conduce a ella y afirmo que me estoy esforzando incansablemente por encontrarla.
No me considero un enemigo al gobierno, solo soy un servidor de Dios en busca de paz y justicia para mi sufrido pueblo de Cuba. Dios es mi única razón y motivo para defender a los más pobres y marginados de este mundo. La misión de la Iglesia es identificarse con ellos. Solo pido una mayor justicia en la sociedad y que se respete el derecho del pueblo donde debe prevalecer la Ley de Dios. Nadie en este mundo está obligado a obedecer contra la ley de Dios. Ya es momento de aplacar toda violencia. La iglesia no se mezcla en asuntos de política internas, pero si en el amparo de los derechos de Dios, de la ley de Dios y de la dignidad humana. La opción por los pobres y sufridos es una exigencia evangélica.
Si nos afirmamos en el amor de Cristo que para que seamos plenamente libres, nos liberó, y por su Espíritu nos conduce en la historia. Es Dios el fundamento de nuestra confianza, y por tanto, desde allí, nos moveremos a luchar, comprometidos y esperanzados en un mundo mejor.                                                                                                                                                          Le reitero mi más distinguida y estima consideración y sincero afecto en Cristo y San Juan Bosco. 
                                            Sacristán Católico Roberto Pupo Tejeda *

*Roberto Pupo Tejeda, es un sacristán católico, reside en Holguín, Cuba y edita el Blog protagonista74, donde expresa: Somos la luz entre las tinieblas .La verdad es Dios, desde la oscuridad a las tinieblas, buscando para mi sufrido pueblo la justicia con RECONCILIACION. Donde podamos ser protagonistas de nuestra propia. Email: Sacristanrobert@gmail.com

septiembre 28, 2014

¿Dónde están los beneficios que ofrece al progreso social el credo Yoruba, en Cuba?

Una de las impresiones que más se repiten en mi experiencia diaria, es que personas que “se han hecho santo”, se destacan por su actitud prepotente y el puro blanco de su vestidura contrasta con su falta, no ya de amor, sino de mera cortesía.
No dan una imagen loable de su fe, y me cuestiono cuál es el respeto que le inspiran esos dioses que ostentan por medio de coloridos collares y pulsos. Símbolos a veces de solapado y amenazador poder (no es poco común que un creyente amenace con “echar al caldero” a un supuesto enemigo).

septiembre 25, 2014

Carta de denuncia a la Fiscalía General de la República de Cuba por parte del Pastor Alejandro Hernández de la Iglesia Apostólica y Profética.

El Pastor Alejandro Hernández Cepero su esposa han sido objeto de actos de maltrato, acoso y hostigamiento por parte de agentes de la policía política en Cuba. A continuación la carta  y fotos de las citaciones reiteradas de las que han sido objeto.

La Habana, 22 de septiembre de 2013
A: Fiscalía General de la Republica.
1ª.  y 18 Playa, La Habana.
De: Alejandro Hernández Cepero, # CI: 67080919206, # de móvil 5272-9748 Pastor Evangélico, miembro de la Iglesia Apostólica y Profética Bet-EI Shalom que preside el Apóstol Carlos Alberto Montoya Palomino y de la Alianza Cristiana en Cuba que preside el
Reverendo Manuel Morejón Vecino de Agua Dulce # 111 apto 3 piso 5, entre San Indalecio y San Benigno, Cerro, La Habana.
Asunto:
A. Queja por maltrato, acoso y hostigamiento por parte de quien dice ser oficial de la contrainteligencia, seguridad del estado y llamarse Amaury.
B. Violación de mis derechos humanos, constitucionales y civiles, al amparo de la Constitución de la República de Cuba por parte de este señor.
A QUIEN PUEDA INTERESAR:
Por este medio, el que suscribe la presente cuyas generales se relacionan anteriormente, ciudadano cubano, mayor de edad, en pleno uso de sus facultades mentales y de propia voluntad, al amparo del Artículo 63 de la Constitución de la República de Cuba, me dirijo a ustedes con el propósito de exponer mi queja ante el maltrato, acoso, intimidación, amenaza y hostigamiento de la que, junto a mi familia soy parte por parte de quien dice ser oficial de la contrainteligencia, seguridad del estado y llamarse Amaury.
Este señor, jamás ha presentado documento alguno que acredite nombre, cargo, grado y unidad a la que pertenece, en ninguna de las ocasiones en las que, por desgracia he tenido que soportar su desapacible presencia, así como su prepotencia y autoritarismo.
Adjunto a la presente, copia fiel del original firmado que fuese entregada en las oficinas de Atención a la Ciudadanía del Ministerio del Interior.
En espera de su atención,
Atentamente:

Pastor Alejandro Hernández Cepero.

septiembre 20, 2014

Hostigamiento en Cuba a la familia de Pastor Alejandro Hernández Cepero, su esposa es citada por agente de la Seguridad del Estado.

UNA VEZ MÁS…
Una vez más, el pasado viernes 12 de septiembre, se personó en mi vivienda quien dijera llamarse Amaury y asegura ser oficial de la Contra Inteligencia Cubana, Seguridad del Estado.
En ninguna de las tres ocasiones se ha identificado formal y oficialmente, mediante el correspondiente documento acreditativo de su instancia. La citación era para el sábado 13 de septiembre a las 11:00 am en la 4ta Unidad dela PNR cita en Infanta y Manglar. La citación no posee cuño oficial.
Esta ocasión es cumplimiento de su promesa de acoso y cito: te voy a poner el dedo y te va a ir mal, te voy a citar cada vez que yo quiera y entienda y que me voy a encargar de que tu mente cambie su forma de pensar y piense en lo que tiene que pensar”.
No sólo me va a poner el dedo a mí, a mi familia también porque, esta citación fue para mi esposa que, por encontrarse enferma, la vez anterior no pudo acceder a sus caprichos de: “para eso somos la autoridad, “yo voy a volver a citar a mi esposa  para ver si ella va a venir o no”.
Citacion a Otmara Aragon, esposa del Pastor Alejandro Hernandez 
Mi esposa no ha hecho comentario alguno al respecto, temo por ella y por mí mismo, además, mi suegro es Hipertenso ¿quién se responsabilizará con una subida de presión y sus consecuencias causado producto del acoso y la intimidación de que somos objeto por parte de este agente y la policía política del régimen?
Lo cierto es que, de una manera u otra persiste el acoso, la persecución y la intimidación contra mi persona y mi familia por, el sólo hecho de intentar demostrar que soy un ser humano: ejercer mi derecho a pensar y hablar sin hipocresía.
Este, es un derecho inalienable para todo ser humano, derecho que aunque fue anteriormente firmado por Cuba, no ha sido ratificado por el gobierno de mi país, mostrando así, un real desinterés en reincorporarse, a pesar que desde junio del 2009 se levantaron las sanciones de la OEA -impuestas a principios de la década de los ´60 del pasado siglo- para que pudiera solicitar su retorno a este organismo interamericano que siempre ha rechazado.
 Violar impunemente los derechos más elementales de un ser humano es, a todas luces un motivo de preocupación universal porque, si un gobierno no es capaz de respetar los derechos de sus gobernados, es de hecho, habilidoso de cualquier otra cosa y, recordemos que hace poco más de un año, envió 240 toneladas métricas de armamento enmascaradas en 220 000 quintales de azúcar a Corea del Norte, violando así, el embargo global de armas que la Organización de Naciones Unidas impuso en el 2006 a Pyongyang por su plan nuclear.
Ruego a la opinión pública internacional que, de alguna manera interceda a favor de aquellos que, con decoro y dignidad defendemos nuestros derechos de aquellos que nos mutilan en vida, en Cuba existe un grupo hermoso de hombres y mujeres sinceros aún, donde no crecen las palmas que, somos humillados, acosados, intimidados, amenazados, golpeados, encarcelados y “accidentados -valga la redundancia- accidentalmente.”
En nombre de ellos, sus familias y el mío propio –incluyendo a mi familia-, por favor, ¡ayúdennos!

*Pastor y evangelista; ha desempeñado sus funciones como misionero en la denominación, Liga Evangélica de Cuba. Reside en La Habana y sus colaboraciones aparecen en la red de temas cubanos.

septiembre 13, 2014

Concierto inapropiado en el Santuario de la Caridad del Cobre en Cuba, autorizado y planeado de antemano. ¿Es el cantante culpable?

Yo firmé, pero.... Como este conciertico de caridad fue planeado y patrocinado por la Iglesia católica cubana, acaso como una vía para entretener a las masas, y ganar adeptos en medio del analfabetismo rampante en la Isla, y para popularizar un poco la religión al peor estilo de pan-y-circo para el vulgo, entonces es la propia iglesia católica la que debe revisar su actitud y pedir disculpas no sé a quién. A Dios, supongo. Esto fue un pacto perverso Estado-Religión. La Seguridad del Estado no invadió el templo e impuso a los mariachis (si fuera así, entonces la iglesia debe llevar al gobierno a los tribunales, y El Vaticano debe manifestarse al respecto). Descember Bueno es sólo un músico cubano de primera categoría, a él no se le pueden pedir criterios políticos ni teosóficos. Es la iglesia la que tiene que disculparse con él.
Hasta aquí la opinión de Orlando Luis Pardo Lazo.
Por Regis Iglesias... · 12/09/2014
Gracias por defender la dignidad y el decoro en los templos. Si quieres escribirle directamente a Descemer Bueno en su Facebook puedes hacerlo aquí:
https://www.facebook.com/DescemerBueno
También puedes llamarle al siguiente teléfono: +1 305 794 3365
Hasta aquí la opinión de Regis Iglesias solicitando firmas para que el cantante cubano Descemer Bueno se disculpe por este concierto en una Iglesia católica .
Vean a continuación el Video:

septiembre 08, 2014

Dificultades y limitaciones para reconstruir la Iglesia Bautista Bethel de Vueltas en Cuba.

Vueltas, Villa Clara, Cuba 5 de setiembre del 2014.- Desde el día 13 de octubre del 2006 la Iglesia Bautista Bethel de Vueltas , que es liderada por  el pastor José Enrique Pérez Pérez,  pidió un permiso al gobierno cubano para que el mismo autorizara la construcción del templo, sueño de varias generaciones.
Actividad en la Iglesia Bautista Betel de Vueltas,VC,Cuba
El crecimiento de la membresía y el estado crítico, principalmente del techo, son las causas fundamentales de esta petición la cual hasta la actualidad ha sido denegada por las autoridades; aunque los arquitectos, que trabajan para una empresa gubernamental, cobraron 1000 (CUC) equivalente a 24 000 (CUP) moneda nacional, por el proyecto presentado.
No entiendo como el Estado cubano pretende que las Iglesias cristianas les ayuden, cuando ponen tantas trabas a las mismas. El papel de las Iglesias cristianas es predicar el Evangelio (Mateo 28:19-20) y hacer que las personas vengan a Cristo, de esta manera cuando alguien le abre su corazón  a Él, su vida cambia completamente. El gobierno por su parte debe facilitar los medios y no poner tantas trabas al trabajo de la Iglesia para facilitar que la  sociedad se transforme.
 El  año pasado, y con fecha 20 de octubre del 2013 fue  presentado un nuevo  proyecto, buscando la posibilidad que los  máximos representantes del gobierno de Raúl Castro sean más sensatos, más inteligentes y acabaran  aprobando dicha petición. Hasta el presente  estos no han dado una respuesta y nuestro Templo continúa deteriorándose más y más.
 Si en realidad las autoridades quieren  que en nuestro país, la violencia, la inmoralidad, la corrupción, los robos entre otros actos donde falta la virtud  desaparezcan,  deben, como primer paso, darles a las Iglesias la verdadera libertad que necesitan para su buen desempeño.

*Miembro del Movimiento Cubano Reflexión y miembro de la Iglesia Bautista de Vueltas, VC, Cuba, se desempeña como comunicador independiente y dirige la publicación CUBANITO DE A PIE

septiembre 04, 2014

Ripillo KP3 y nuestras laptops robadas por la policía.

 A veces podemos caer en la ingenuidad de pensar que en Cuba ya se ha tocado fondo y que es imposible pueda descenderse más en este desastre total al que una  pandilla de gánsteres condujo al país. Pero la realidad nos sorprende demostrándonos que en esta cuesta abajo parece no haber límites para la hecatombe.
Hoy acudí por enésima vez a la Estación Policial ubicada en el poblado de Camajuaní para reclamar mi laptop personal y la de mi esposa Yoaxis Marcheco, las cuales nos fueron ocupadas en dicho lugar en horas de la tarde del sábado 21 de junio luego de arbitrariamente detenernos en plena vía pública por donde libremente nos movíamos haciendo pleno uso de nuestros derechos como ciudadanos. Mi memoria USB de 32 Gb con información personal también me fue ocupada.
A pesar de nuestra queja en la Delegación Provincial del MININT (Ministerio del Interior) el miércoles 2 de julio, la cual supuestamente debían responder en no más de quince días y de lo cual no hemos tenido referencia alguna, hemos considerado que no debemos permitir que tan impunemente nuestras propiedades sean robadas por más que quienes hayan cometido el latrocinio lleven uniformes y grados militares. Es por ello que no nos damos por vencidos y a pesar de los dos meses y medios que han transcurrido seguiremos pujando aun haciendo uso de sus cada vez más desprestigiados canales.      
Fue lo que sucedió hoy cuando acudí haciendo uso del día de “Atención a la ciudadanía”  que supuestamente se brinda cada miércoles en la Unidad policial. Cuál no sería mi sorpresa cuando al conducírseme a la oficina del Jefe de la Unidad, sentado en el buró y fungiendo como tal, recién estrenado en este puesto hace unos días, se encontraba nada menos que un individuo conocido municipalmente con el alias de “Ripillo KP3”, Orelvis Rodolfo Hernández Castro, con número de placa 15829. A pesar de que por experiencia conozco el estado de putrefacción de todas las instancias que responden a este miserable régimen, mis ojos no podían creer todavía que la Policia Nacional Revolucionaria (PNR) hubiese descendido aún más bajo. Y por supuesto tras dos meses y medio de ocupadas nuestras propiedades, “Ripillo” no tenía ninguna respuesta que darnos; aunque confieso que al descubrir lo que encontré las laptops y la memoria quedaban en un plano muy secundario.
Pastor Mario F Lleonart al centro junto a los jóvenes
 Osleidy  Díaz  y Maikel Pérez
Orelvis Rodolfo Hernández Castro posee tan bajo historial que además de las miles de anécdotas que existen de innumerables casos a nivel municipal llegó a ser sancionado hace apenas cuatro años, el 5 de agosto del 2010, en la sentencia número 45 del Tribunal Militar Territorial Central por los probados delitos de Coacción y Coacción ( Fotos abajo) . Milagrosamente y tras mucho esfuerzo de la familia de las víctimas pudo ser demostrado entonces que este individuo, junto al Capitán Gustavo Monteagudo Gonzáles y el oficial operativo, teniente Reinier Hurst Rodríguez habían golpeado (torturado) en interrogatorios a los adolescentes Osleidy Ezequiel Díaz Carvajal y Maikel Pérez Ferrer el 26 de enero de 2009, para intentar arrancarles la confesión de un delito que los muchachos no habían cometido y por lo cual se encontraban recluidos en la Unidad Provincial de Investigaciones Criminales y Operaciones de Villa Clara.  Orelvis Rodolfo Hernández Castro fungía entonces como Instructor Penal de la unidad homóloga en Caibarién y acompañado de sus otros dos secuaces y con la autorización del Jefe de la Unidad Provincial actuaron como verdugos de los dos jóvenes durante el interrogatorio al que les sometieron a las 21.30 horas en los cuartos de interrogatorios 2 y 3 de dicha unidad provincial.
Aunque la familia tras infinitas gestiones logró que “Ripillo” y sus secuaces fuesen sancionados a ridículas sanciones al cabo de cuatro años lo que ha sucedido es que los culpables han sido promovidos y en el caso emblemático de este ahora es la máxima autoridad policial de todo el municipio Camajuaní. No han bastado las constantes amenazas de este individuo y sus secuaces para intentar lograr el silencio de las víctimas. Según reportan los afectados, en el transcurso de sus reclamaciones, el 24 de marzo de 2010, fueron visitados por tres integrantes del MININT Nacional quienes les amenazaron de muerte si hacían públicas las sanciones conseguidas contra los tres uniformados. La atrevida visita se produjo en auto marca Hyundai con chapa del MININT  Nacional número HO2177. De los tres visitantes solo se pudo averiguar la identidad de quien fungía como chofer, vestía con grados de Capitán, y se nombra Armando Suárez con número de identidad 65012909681, sus amenazantes compañeros ostentaban grados de Teniente Coronel y de Mayor.
Hastiados de amenazas y coacciones los dos jóvenes a quienes brindo atención pastoral, notablemente heridos, se han decidido a hablar y me han autorizado a reportar sus testimonios así como a publicar  el documento de la sanción a los malhechores, encomendándose, junto a mí, a la protección divina. Esta mañana al encontrar tras el buró a “Ripillo KP3” como el individuo sin moral representando al “Estado” cubano para darme una respuesta respecto al robo a mano armada que sus compañeros de uniforme nos perpetraron a mi esposa y a mí el pasado 21 de junio, ya no tuve dudas de que no había más que esperar. Es imposible asimilar tanta falta de pudor.  
*Pastor de las iglesias bautistas en las comunidades de Taguayabón y de Rosalía, en Villa Clara. Profesor de Nuevo Testamento en el Seminario Teológico Bautista Luis Manuel González Peña. Licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad de la Habana y Master en Teología por el Seminario Evangélico Los Pinos Nuevos y por la Facultad Latinoamericana de Estudios Teológicos (FLET, hoy Laurel University). Colabora con el Blog Religión en Revolución. Su mensaje profético ante el gobierno es ejercido desde su Blog personal Cubano Confesante y desde su cuenta twitter @maritovoz.
A continuación mostramos fotos de la Sentencia Número 45 del Tribunal Militar Territorial Central por los probados delitos de Coacción y Coacción; por razones de espacio  se muestran las página primera y 6 (final) estando disponible todo el documento.


septiembre 02, 2014

Que la música cristiana tenga un espacio en los medios masivos de difusión y que pueda competir al mismo nivel de cualquier música de la que se hace en Cuba.

Por: Leonardo Rodríguez Alonso.
Taguayabon, Cuba.- Recientemente (el pasado 24 de agosto), en el pueblito de Taguayabón, a unos seis kilómetros de Camajuaní, en la central provincia de Villa Clara, pudimos disfrutar de un concierto protagonizado por ABeC, agrupación que lidera Omar Leiva Suárez, joven placeteño cuyo nombre artístico es Mr. ABeC. Esta agrupación, cultora del género rap, se caracteriza por decirnos en sus textos el ABC de las cosas.
Después de sortear algunas peripecias para arribar a la iglesia evangélica Ebenezer disfrutamos de un concierto al aire libre. Esto carecería de importancia si no se tratara de la iglesia que pastorea el presbítero Mario Félix Lleonart Barroso junto a su esposa Yoaxis Marcheco Suárez, los que han sido víctima de arrestos, usurpación de bienes, aparatosos montajes de terror e incluso han sido esposados delante de sus hijas. Ambos llevan una vida muy activa en la defensa de los derechos de los cristianos en Cuba.
Asistentes al concierto del grupo de rap cristiano ABeC en Iglesia
Bautista de Taguayabon, VC,Cuba
Más de 300 espectadores asistieron al concierto, todos imbuidos de esa impetuosidad que nos transmiten los jóvenes coreando la letra de sus textos, tan alejados de la vulgaridad. Ni las artimañas de los represores, secundados por los chivatos y resentidos de siempre, pudieron evitar el impacto de esta estocada de amor y mensaje cristiano.
Con Mr. ABeC alterna en sus presentaciones una carismática joven: Liz Mary Benítez, misionera junto a su esposo de la Iglesia Evangélica Independiente de Cuba, con sede en Placetas.
-Mi mayor inquietud es que la música cristiana tenga un espacio en los medios masivos de difusión y que pueda competir al mismo nivel de cualquier música de la que se hace en nuestro país, porque hay músicos cristianos en toda Cuba, con una excelente calidad y lo que más quiero es que un día nuestra música pueda escucharse con entera libertad en todos los medios cubanos, como lo hacen a los más altos niveles Adalberto Álvarez, Elito Revé y otros sin importar su religión-, manifestó Liz Mary.
La actuación de Liz Mary fue el momento cumbre de una serie de eventos que tuvieron lugar en la iglesia Ebenezer, en Taguayabón.
Información relacionada:

agosto 29, 2014

Fidel Castro y el Reino de Dios

Por Rafael Cepeda Clemente
En dos ocasiones, desde su tribuna de la televisión, el doctor Fidel Castro ha mencionado este dicho de Jesucristo: “Mi reino no es de este mundo”. En ambos casos la referencia ha estado relacionada con la defección de varios sacerdotes católico-romanos que han tomado el camino del exilio por su propia voluntad, se han declarado contrarrevolucionarios, y se han prestado a los más innobles menesteres, con el propósito indigno de rebajar la calidad moral de la Revolución cubana.
Para mí, cristiano convencido y militante, y cubano adherido fervorosamente a esta etapa de grandes reivindicaciones cívicas, unas palabras de Jesucristo en boca del líder de la Revolución cobran un significado especial, y me llevan de la mano a serias reflexiones. Por tanto, he creído conveniente compartir con otros mi pensamiento en cuanto al alcance que tiene la frase “Mi reino no es de este mundo”, y las posibles aplicaciones que podría tener en el caso cubano, y especialmente en lo que se refiere a la persona de Fidel Castro.
“Mi reino no es de este mundo”
Cuando Jesucristo habla de “mi reino”, se está refiriendo a lo que en muchas ocasiones, por medio de parábolas y discursos, denominó “el reino de Dios”. En otras palabras, a la idea sustancial y sustentadora de que Dios es soberano de la vida y de la historia, y de que ningún acontecer humano está fuera de la órbita de su poder ni de su voluntad.
En el caso específico de la frase citada por Fidel, convendría –para su mejor comprensión– enmarcarla en el contexto del incidente que provocó esta frase y algunas otras que arrojan luz sobre ella. Vamos, pues, a transcribir la narración completa, tal como se halla en el Evangelio de San Juan.
“Pilato entró entonces otra vez en el pretorio, y llamando a Jesús, le dijo: ¿Eres tú el rey de los judíos? Respondió Jesús: ¿Dices esto por ti mismo, o te lo han dicho otros de mí? Respondió Pilato: ¿Acaso soy yo judío? Tu misma nación y los jefes de los sacerdotes te han entregado a mí. ¿Qué hiciste? Jesús respondió: Mi reino no es de este mundo; si de este mundo fuera mi reino, entonces pelearían mis servidores para que yo no fuese entregado a los judíos: ahora empero mi reino no es de aquí. Pilato entonces le dijo: ¿Eres, pues, rey? Respondió Jesús: Tú lo dices, porque lo soy. Yo para esto nací, y a este intento vine al mundo, para dar testimonio de la verdad. Todo aquel que es de la verdad oye mi voz. Le dice Pilato: ¿Qué es la verdad?”
Como se ve claramente, el incidente ocurre en las postrimerías del ministerio de Jesucristo, en el proceso del juicio que tuvo por final la crucifixión. Es una breve polémica que se entabla entre Pilato, el todopoderoso gobernador romano, y el acusado, Jesucristo. Había un empeño especial en que el juicio rebasara los límites de una mera cuestión religiosa, dentro del campo de la ley mosaica, para que cayera en la órbita de la cuestión política, es decir, dentro de la ley romana. Sólo así se podía tener la seguridad de que al final de la jornada infamante se levantaría una cruz en el monte Calvario. Jesucristo fue llevado ante Pilato y acusado de incitar a la rebelión contra el poder imperialista de Roma, y con la intención de hacerse él mismo “rey de los judíos”. No nos debe extrañar que en aquella hora se diera a la misión de Jesucristo un sentido totalmente distinto al que tenía en verdad. Había tal ansia de superación política en el pueblo, y tanto anhelo de eliminar a los romanos de la vida cívica del país, que todos los ojos estaban atentos a la aparición de un líder que pudiera canalizar estos empeños de liberación nacional.
Hay varios incidentes en los Evangelios por los que se demuestra que en muchas ocasiones quisieron forzar al Maestro a encabezar un movimiento de rebelión contra el poder usurpador. Aún sus discípulos más allegados le propusieron la jefatura de una organización político-militar. Nada hubiera sido más fácil para Jesucristo que aceptar esta proposición, pues su capacidad de líder le hubiera asegurado el triunfo fácil y la gloria inmediata. En este sentido él les defraudó totalmente. Él sabía que su misión era la de morir en una cruz, y que esta entrega sacrificial –aparente derrota– sería el más rotundo triunfo de los planes divinos para la redención cabal del género humano.
Cuando el asunto se plantea ante la autoridad constituida en juez, Jesucristo elimina toda interpretación mal intencionada con una frase rotunda: “Mi reino no es de este mundo”. Pero conviene aclarar de inmediato –y ello es evidente en el resto del pasaje bíblico– que Jesucristo en este caso no está haciendo referencia a la ubicación del Reino, sino precisamente a su origen o procedencia. Lo que Él quiere decir es que “su” reino no es el reino de los hombres, sino el Reino de Dios, porque de Dios procede. Que todo gobierno y todo pueblo están sujetos a la autoridad suprema de un Dios creador y sustentador, y que todo gobernante no es más que un ejecutor, un instrumento de los planes divinos para el establecimiento del Reino de Dios entre los hombres. La frase, pues, se aplica tanto a gobernantes como a gobernados, y habla de la realidad última de un poder que no está sujeto a las contingencias temporales ni a los instrumentos humanos, sino que se sirve de ellos para la realización de propósitos insondables.
Su reino sí es de este mundo
Sin embargo, que nadie se llame a engaño. En modo alguno quiso Jesucristo disociar a Dios de los problemas de este mundo. El mismo hecho de la encarnación –Dios constituido en hombre, y siervo de los hombres, por amor a los hombres, en la persona de Jesucristo– nos dice de entrada que “su reino” sí es de este mundo, puesto que su interés primordial está en reinar entre los hombres, de modo que en cada ser humano se cumpla la imago Dei: el ejercicio de la capacidad para entenderse con Dios y comprender el papel que Él nos señala a cada uno en el drama de la historia.
Por otra parte, cuando Jesucristo irrumpió en la escena humana se vio envuelto de inmediato en las luchas por el poder, en las apetencias económicas y en las desigualdades sociales de su época. Su propio hogar era de los más humildes: el hogar de un carpintero, donde sólo las necesidades más elementales podían ser satisfechas. Jesucristo mismo fue un obrero que supo del rudo batallar por el pan de cada día. La tradición asegura que José murió siendo Él todavía un jovencito, y que sobre sus hombros –los del primogénito– cayó la responsabilidad del sostén de su madre y hermanos. Él supo en su propia carne de la transacción explotadora, del impuesto oneroso, de la jornada esclavizante. Jesucristo fue un hombre legítimo –todo un hombre– y estuvo sujeto a las mismas pasiones y tentaciones que los demás seres humanos.
Sobre esta realidad hay que juzgar su otra frase: “Dad al César lo que es del César, y a Dios lo que es de Dios”. Porque muchos lo interpretan como si Él hubiera querido despreciar las cuestiones del mundo terrenal para darle validez sólo a las de las esferas celestiales. Todo lo contrario: a ambas dio pareja categoría, y señaló la responsabilidad de cada hombre en el estar a cuenta con su patria y con su Dios. También conviene recordar aquella otra expresión: “Mi Padre obra, y yo obro”. Este es otro concepto de Dios que se olvida con demasiada frecuencia: el Dios que se afana por sus hijos, que está constantemente obrando en favor de ellos, que no sólo crea, sino que también cría. El Dios cristiano, escribí en una ocasión, no es una idea filosófica, ni una disquisición teológica, sino una Persona creadora que agoniza por las personas creadas. El Dios cristiano no es un Dios de balcón, ni un Buda ventrudo que se arrellana en una cómoda poltrona para observar entretenido cuanto sucede a su alrededor. Es un Dios que interviene en los sucesos de este mundo y toma la iniciativa cuando se trata de redimir al género humano.
¿Es cristiano Fidel Castro?
Leí hace algunos meses, en una revista religiosa, una carta escrita por uno de los lectores al director, en la cual planteaba la siguiente cuestión: “¿No ha observado usted que Fidel Castro nunca ha mencionado a Dios en sus discursos? ¿No es esta una señal de evidente ateísmo?”
Yo no sé cuál sería al cabo la respuesta del director acorralado, pero la, pregunta misma es iluminadora, pues se refiere a cierta ansiedad por una parte del pueblo en lo que toca a una cuestión vital: la ausencia o presencia de una fe religiosa en la persona de Fidel Castro. ¿Hay tal fe en el adalid de la Revolución cubana? ¿Es Fidel Castro un cristiano? Sólo él podría decirlo. Ser religioso es aceptar como supremos los valores espirituales, y andar en la búsqueda constante de “algo” que satisfaga las más hondas necesidades del alma humana. Ser cristiano es confesar que ese “algo” es Jesucristo, y tenerle por Señor de la vida y de la historia.
Pero yo no mediría la fe religiosa de Fidel Castro por las veces que él mencione a Dios. He conocido ya a muchas gentes para quienes Dios es una afirmación corriente en los labios y también una negación perenne en la conducta. Por lo tanto, para mí no es ese el factor básico. Yo aplicaría en este caso otra afirmación de Jesucristo: “Por sus frutos los conoceréis”. En última instancia, sólo Fidel Castro puede hablar con autoridad de sí hay en él un mínimo de preocupación por las cuestiones de la fe; pero yo me pregunto: ¿no es de cristianos su ansiedad por una tierra sin odios inútiles, generosa y limpia? ¿No es de cristianos su incesante afán por los explotados y oprimidos, por los que no comen ni se educan, por el niño descalzo, la mujer famélica, el hombre sin esperanza? ¿No es de cristianos su empeño moralizador, de tal manera que se elimine para siempre de la vida cubana el vicio del juego, la vergüenza de la prostitución pública, el escándalo del robo en las oficinas gubernamentales? ¿No es de cristianos procurar que todos los padres tengan un techo propio donde protegerse, y todos los hijos un campo deportivo donde jugar? ¿No es de cristianos imponerse una tarea tan gigantesca como la de la Reforma Agraria, que asegure a cada hombre del campo un lugar donde vivir, donde trabajar, dónde comer? ¿No es de cristianos eliminar (o, por lo menos, limitar en todo lo posible) los casinos, las vallas de gallos, los bares corruptos? ¿No es de cristianos resolver el problema de los aparejamientos y los concubinatos, ofreciendo amplias oportunidades para la legalización de los matrimonios civiles? ¿No es de cristianos liquidar definitivamente la era de los privilegios irritantes, con sus exclusivismos infecundos y facilitar el comienzo de una nueva era, con igualdad de oportunidades para todos? ¿No es de cristianos el reconocer los derechos inalienables del hermano negro, del hermano analfabeto, del hombre enfermo? ¿No es de cristianos asegurar escuelas para todos, hospitales para todos, playas para todos, trabajo para todos, pan para todos?
Quizá sí fue para Fidel Castro que Francisco Luis Bernárdez –proféticamente– escribió estos versos:
El más lejano, el más desconocido, / el más pequeño, el más desventurado, / el más abandonado, el más vencido, / el más desvanecido y olvidado.
El que sólo ha sufrido y ha sufrido, /el que sólo ha llorado y ha llorado, /el que ha vivido sin haber vivido, /el que ha pasado sin haber pasado.
Tiene destino en mi destino de hombre; /tiene nombre en las letras de mi nombre; /tiene palabra en mi palabra fiel; / tiene vida en el fondo de mi vida; / tiene ser en mi ser, que no lo olvida; / tiene voz en mi voz, que habla por él. / “Instrumento escogido me es este...”
Yo tengo la convicción –que comparto aquí con toda responsabilidad– de que Fidel Castro es un instrumento en las manos de Dios para el establecimiento de su Reino entre los hombres. Esto es aparte de que tenga o no una fe religiosa. La historia bíblica está llena de ejemplos de hombres a quienes Dios utilizó en su eterna sabiduría para asegurar su efectivo dominio de los acontecimientos históricos. En la mayoría de los casos son hombres de fe, entregados por su propia voluntad para que Dios les use como instrumentos idóneos. En otros casos son los indiferentes (los que ahora llamaríamos agnósticos, librepensadores, humanistas), así como también los que se rebelaron contra Dios; ¡y aún sus más encarnizados enemigos! Para ofrecer sólo un ejemplo, el más extremo: Nabucodonosor, rey de Babilonia, enemigo de Dios y de su pueblo escogido. En la profecía de Jeremías se le llama "siervo de Dios", porque en un momento dado de la historia de Israel, el mismo Dios facilitó el triunfo de los ejércitos de Babilonia contra las huestes israelíes, para enseñar al pueblo una lección de disciplina y de obediencia que jamás olvidará. Si esto fue así con aquel enemigo del pueblo que fue Nabucodonosor, ¿cómo no será con este gran amigo del pueblo que es Fidel Castro?
Yo creo que lo que Fidel Castro está logrando en Cuba hoy –y que fecundará toda la América Latina– es precisamente aquello que Dios quiere para estos pueblos olvidados: una oportunidad nueva para vivir decentemente y con dignidad. Un Dios de amor –de un amor sin fronteras, como es el Dios de los cristianos– no puede desear menos que eso para sus hijos. Pero él requiere de “instrumentos” de “siervos”, para la realización de tan sublime tarea. Fidel Castro es uno de esos instrumentos, tenga él o no tenga una fe religiosa, reconózcalo él o no en la intimidad de su conciencia.
Y de la Iglesia, ¿qué?
Se habrá extrañado seguramente el lector de que hasta aquí yo no haya mencionado a la Iglesia. Pues bien, lo haré, pero aclarando inmediatamente que no me referiré a la Iglesia como "institución", como organización, sino como pueblo de Dios. Al cabo, ese es el verdadero concepto de la Iglesia: el de la multitud de los creyentes que adoran a un mismo Dios y proclaman una misma fe.
Martin Luther King, el famoso pastor bautista de Atlanta, líder en la lucha por los derechos del negro sureño, y negro él mismo ha declarado recientemente: “No me causa tanto pavor el griterío de una multitud enfurecida como el silencio de una Iglesia que se mantenga al margen de estos problemas”. Y yo personalmente quisiera ver en los que se preocupan –con toda razón por “la Iglesia del silencio”, el mismo interés y la misma pasión en lo que toca al “silencio de la Iglesia”. Cuando la Iglesia no orienta, no esclarece, no comparte, no protesta, no sufre, está dejando de realizar su función profética, y se coloca ella misma bajo el juicio de Dios.
A veces –la más de las veces– Dios habla al Estado por medio de la Iglesia, pero en ocasiones excepcionales es la Iglesia la que necesita un mensaje, y Dios usa al Estado –entiéndase gobierno, pueblo no creyente, sucesos históricos– como “instrumento” o “siervo”, como un canal de comunicación para que la Iglesia entienda cuál es su misión y cuál debe ser su actitud en un momento dado de la historia de un pueblo. Porque a veces la Iglesia-pueblo se acomoda tanto a la Iglesia-institución que se olvida de que los cristianos están aquí para servir, no para ser servidos. Y en este sentido creo también que Dios le está hablando a la Iglesia cristiana de Cuba por medio de las transformaciones históricas que aquí tienen asiento. Ahora es cuando la Iglesia está comenzando a entender su tremenda responsabilidad social. ¿Cómo es posible que hayamos estado por tanto tiempo ciegos a tanta miseria, sordos a tanto clamor, pasivos en medio de tanto abuso y tanta explotación? A veces creo que Jesucristo mismo ha estado repitiendo para la Iglesia cristiana de Cuba su amonestación de dos mil años atrás: “Apartaos de mí, malditos, porque tuve hambre, y no me disteis de comer; tuve sed, y no me disteis de beber; enfermo, y en la cárcel, y no me visitasteis...  Porque no lo hicisteis a uno de estos mis hermanos pequeñitos, ni a mí lo hicisteis”.
Pues bien, esta Iglesia –con todas las limitaciones inherentes a cualquier conglomerado humano– es la avanzada del Reino de Dios entre los hombres. Es por eso que Jesucristo afirmó en una ocasión: “El reino de Dios está en medio de vosotros”. El reino de Dios que ya está en este mundo es la Iglesia, la multitud de los creyentes para quienes “el Señor reina”. Pero también Jesucristo enseño a orar así: “Venga tu reino”. Porque el reino de Dios no será una realidad última hasta que se sometan al dominio de su voluntad todos los pueblos del orbe, “y toda lengua confiese que Jesucristo es el Señor”.

Tomado de: Bohemia, año 52, no. 29, La Habana, 17 de julio de 1960.

agosto 27, 2014

Fidel Castro es un instrumento en las manos de Dios. ¿Lo fue..., lo sigue siendo?

Buscando información para un artículo sobre el Culto de Acción de Gracias de los evangélicos cubanos celebrado el 7 de febrero de 1959, por el advenimiento de la Revolución triunfante es que encuentro algunas referencias a un artículo del conocido Pastor Presbiteriano, Rafael Cepeda. El artículo en su momento resulto muy controversial desde su título: “Fidel Castro y el Reino de Dios”; se trata de un artículo escrito para la revista Bohemia. De este artículo señala Caridad Massón en su libro: “La Revolución cubana en las vida de los pastores y creyentes evangélicos”  lo siguiente”.

En esa compleja disyuntiva, el pastor presbiteriano Rafael Cepeda escribió para la revista Bohemia un trabajo que define muy bien lo que estaban sintiendo estas personas. En su artículo «Fidel Castro y el Reino de Dios», trató de aclarar el significado de la frase bíblica «mi reino no es de este mundo» empleada por Jesucristo y que Fidel había comentado en sus discursos y, además, responder a un creyente que le había preguntado por qué razón el gobernante nunca mencionaba al Creador. A lo cual Cepeda respondía que tenía la convicción de que Fidel Castro era un instrumento en las manos de Dios para el establecimiento de su reino entre los hombres. (Rafael Cepeda. «Fidel Castro y el Reino de Dios», en: Bohemia (52). no. 29, Julio 17, 1960)

El texto completo, que es bastante amplio, del citado artículo del Pastor Rafael Cepeda lo incluiremos en el siguiente post de este Blog esperando que aporte una información esencial al desempeño de las iglesias en Cuba, particularmente las iglesias evangélicas en aquellos infaustos años de los 60’s…, cuando nos llegaba la noche.

agosto 25, 2014

Se presenta en los alrededores de la Iglesia Bautista de Taguayabón en la región central de Cuba el grupo de rap ABeC.

El Domingo 24 de agosto del presente año, en los alrededores de la Iglesia Bautista; la comunidad de Taguayabón disfrutó de un animado concierto del músico ABeC que interpreta canciones de su propia autoría al ritmo del rap.Omar Leiva Suarez es el nombre del director de la agrupacion de rap ,ABeC y la solista es Liz Mary Benitez, ambos forma n parte de esta  agrupación placeteña.
Con el mensaje evangélico se le hizo saber a todos los participantes que Cristo trae libertad y dignidad al ser humano. En este evento se notó la representación de personas de otros lugares del municipio como Camajuaní, Rosalía, Palenque y de la Iglesia Bautista de Vueltas, de donde  asistió un grupo de 17 jóvenes.
A la mitad del concierto el pastor Mario Félix Lleonart Barroso realizó una pequeña intervención para luego volver a darle el lugar al cantante, que dicho sea de paso es censurado por el gobierno. Otra vez se proclamó que los cristianos de Cuba tenemos voz propia y derecho a ser escuchados y respetados. 

*Juan Miguel Acosta Bermúdez, en un joven miembro de la Iglesia Bautista Betel en Vueltas. Villa Clara, Cuba.  

agosto 23, 2014

Pastores por el cambio predican en la calles de Bayamo, después es citada y hostigada la líder de ese grupo, Julia R Piña.

Pastores por el cambio ,entregando tratados en las calles.
Hemos recibido la información de que en fecha reciente la organización Pastores por el cambio realizo labores de evangelización en la calles de Bayamo, Granma, Cuba; en la zona del Paseo de la ciudad. Participaron los hermanos, Vaillant, Gilbert Pupo Casares y  Julia Rosa Piña Sánchez. Esta última, líder interina de la organización, después fue visitada por la Policía y citada, la información fue enviada por la Hna. Julia Rosa Piña Sánchez y dice así:
Citacion policial a la lider de Pastores por el cambio 

El pasado 24 julio se personó en  mi casa el 1er teniente Elisbel con número 20731 para citarme al Sector  de la Policía Nacional Revolucionaria (PNR)  para  el día 25 de julio  a las 10 am y de no presentarme me iban a detener por desobediencia civil. Asistí a la cita aunque esta no era oficial, no tenía  cuño ni decía porque me citaban tampoco estaba  firmada por un instructor, ni un juez  del tribunal. Cuando me presente acompañada de mi hija de 12 años, el policía que estaba me dijo que tenía que esperar, que mi caso no era con ellos, era con los agentes de la Seguridad del Estado (DSE)  y no habían venido  y que yo tenía que esperar.  Cuando me di cuenta que todo era un chantaje me fui, las imágenes 1 y 2 son de cuando me vinieron a citar y estaba fuera de mi casa. 
Detienen a la lider de Pastores por el cambio

Luego el 27 de julio  volvieron a buscarme pero con la patrulla como muestra la imagen 3 y 4 para llevarme al sector; al llegar me esperaba un joven que se presentó como el 1er teniente de Seguridad del Estado (DSE) Vladimir que era quien me iba a tender por la CIM (Contrainteligencia Militar?) ; después de hacerme varias preguntas, cómo…, ¿a qué fui a Santiago y si viajaba con frecuencia?, me dijo que él tiene órdenes de no dejarme salir de mi provincia. Todo esto  ha llevado a mis hijos a una tensión y estos  no quieren que salga de la casa por miedo a que me pase algo. Yo responsabilizo al gobierno por todos los daños a mis hijos.
Julia Rosa Piña Sánchez.

Preside de manera interina la organización Pastores por el cambio, reside en Bayamo, Granma, Cuba.