diciembre 02, 2016

La muerte del muy beatifico y perverso hacedor de revoluciones.

Resulta que el sátrapa cubano ha muerto. Esta es la noticia y con ella  la confusión dentro y fuera de isla, que como isla al fin, está a merced de la maldita circunstancia del agua por todas partes[i]; es la confusión es el terror,  el algo más que no alcanzo a entender porque se habla de purificación colectiva y la palaba  me estremece. Nos sorprende a todos, la muerte del dictador nos lanza sin quererlo en esa eterna miseria que es el acto de recordar  y desnudar toda muestra vida, la que alcanzó y aun alcanza el tirano. El mismo que fue por tanto tiempo pueblo nación e historia, la de cada uno, y esto sin que no los propusiéramos. Todos con el rencoroso trabajo de recordar. Me niego a recordar, me niego a hacerlo parte de mi vida, me lo arranco si es que puedo de este corazón traspasado, exiliado y noble.
Todo un pueblo puede morir de historia, de engaños  y desesperanzas. Podemos asomarnos al  desconcierto ante la muerte esperada y real del tirano,  la celebración y el enojo. Pero no podemos dejar a un lado la cruel realidad de ser parte de un pueblo que se hace y se deshace, como nosotros mismos.
Cuando los impíos perecen hay fiesta[ii], como  ha ocurrido con el deceso de aquel al que le entregamos nuestra conciencia colectiva. Hay celebración e inquina, abundante adjetivación y obvia especulación de legado y sombras. Del muerto hoy dicen que fue desde un líder luminoso hasta una cucaracha, porque no faltan ditirambos y descalificaciones, estas últimas para  muchos bien merecidas.
También hay alabanzas, esas inclusos que vienen de los hijos de Dios que siempre buscan palabras para elevar, sin proponérselos, a los impíos a los altares. Hay la intención de encomendar  al finado a Jesucristo a ver que puede hacer. Difícil prodigar este cuidado a alguien que, victorioso y entrando a La Habana como re edición de la entrada a Jerusalén, con una población exultante que ya le había prodigado todos los honores en prolongado viaje desde el origen del país a la capital; se hacia dios hacedor y ejecutante del poder. Decimos difícil porque al llegar al poder, o hacerse de el, no faltaron voces que consideraron al sátrapa cubano en los tempranos años de la revolución como  “un instrumento en las manos de Dios para el establecimiento de su reino entre los hombres”. Solo que escogió a nuestra isla toda en peso y necesito de casi seis décadas para dejarla. Dejando un legatus, como ahora dicen tantos, para que su reino se consolide y de qué forma.
Cuando el sátrapa cubano llegó a la Habana (1959) nunca le faltaron lisonjas, pero esto de que era un instrumento en las manos de Dios, el todopoderoso, nos ponía a todo los cubanos en condiciones muy desfavorables, si no lo aceptábamos pues era como desafiar a Dios. Del muerto, en su momento se dijo: “…., está logrando en Cuba hoy –y que fecundará toda la América Latina– es precisamente aquello que Dios quiere para estos pueblos olvidados: una oportunidad nueva para vivir decentemente y con dignidad. Un Dios de amor –de un amor sin fronteras, como es el Dios de los cristianos– no puede desear menos que eso para sus hijos. Pero él requiere de “instrumentos” de “siervos”, para la realización de tan sublime tarea[1]. De que nos convirtió en instrumentos y en siervos no cabe la más mínima duda.
Astuto, manipulador y amigo de la noche, el déspota, viejo y probablemente enfermo.., como preocupado, invito, tal vez sorprendido por lóbregas reflexiones escatológicas, a un grupo de teólogos de visita en La Habana. No sabemos si lo escatológico sea en el sentido teologal o excrementicio, pues ambas definiciones se tocan. Fue entonces que el ladino personaje, inclinado sin duda a la  vaciladera y el despropósito, les pregunto a los teólogos ¿cómo entendían el Libro de las Revelaciones o Apocalipsis? También les preguntó sobre los derechos humanos, -siempre preocupado el autócrata sobre ellos-, y sobre la destrucción del medio, esto, quien dio cuenta de buena parte de la isla destruyéndola.
El teólogo allí presente pudo presentarle una síntesis de lo que significa el Libro de las Revelaciones al absolutista. Pero este como era usual, trajo a colación su ego desmedido y su inclinación por el choteo para asegurar que los jesuitas le habían enseñado mal, esta, la palabra revelada. En la tardía pero animada tertulia beatífica y a la altura de tan elevados conceptos del amor de Dios, la Fe, la vida y la justicia; conceptos que para el dictador tienen  significados muy especiales como parece…, es entonces que  el cierre le tocaba al taimado contertulio que dijo:”…. la fe es un asunto personal que tiene que nacer de la conciencia de cada persona. Pero el ateísmo no debe ser una bandera[2]. Esto dicho por el canallesco personaje que tanto pisoteó la libertad de conciencia e hizo del ateísmo una de sus banderas en la ya malograda revolución.
Hombre así, líder por antonomasia, venerado por tantos y merecedor de  consideración en tanto que es guía de muchos; excelencia de elevados propósitos y motivador de ideas y cometidos políticos de tantos. Habiendo incluso consideraciones de elevada mística en el personaje, atribuido por igual de creyentes en un Dios e incrédulos comedidos; es que me asalta la duda si debamos elevar a los altares al desalmado o dejarlo entre los mortales aun muerto.
¿Que como son los negocios del déspota con Dios ahora que ha muerto? es una pregunta que asalta a un prelado quien dedicado a temas tan complejos como el demonio, el exorcismo, la posesión y el infierno, se encarga de analizar lo que significa la muerte de tan infausto dictador y su andar de ignominias; y dice bien que “porque el juicio será sin misericordia para el que no ha mostrado misericordia (Santiago 2, 13).
Dice el prelado, quien en su certero y elegiaco artículo parece exorcizar al demonio que fue, “que al perniciosos líder Dios le dio 90 años a su alma para cambiar, para entender, para pedir perdón” y no lo hizo. Él que hizo un infierno de la vida de muchos, si ha entrado en el infierno, ahora sufre con los ojos abiertos. Él que siempre tuvo los ojos de su conciencia cerrados ahora ve. En el infierno o en las espantosas moradas de la purificación destinadas a monstruos como él, ahora ve, sufriendo... pero, por fin, ve. [3]
Acusado por algunos de haber condenado al muerto al infierno, el sacerdote tiene que volver a esgrimir argumentos que tratan de poner en contexto sus palabras; parece que a la progresía no le gusto que su héroe de mil batallas fuera situado a un paso del infierno. En un segundo artículo el autor bien dice:
Jamás he afirmado que esté en el infierno. Ni lo he dicho ni lo he escrito ni lo pienso. Sólo digo que, después de toda una vida repleta de acciones gravísimas, acciones que llevan a la condenación eterna, sin que nos conste su arrepentimiento en ningún momento de su larga vejez, ha afrontado el juicio inapelable y riguroso de Dios.
Como algunos se preguntan dónde está el difundo que más que su cuerpo ya en cenizas ahora va en andas por toda la isla en un acto de constricción de una nación en vilo. El exorcista, que debe ser, señala lo siguiente:
¿Dónde está ahora? Os lo voy a decir, porque os aseguro que lo sé: o está en el lugar donde hará penitencia y no saldrá hasta pagar incluso la última pequeña moneda (Lucas 12, 59), o está en el lugar donde ya no tiene que hacer ninguna penitencia, porque la sangre de Cristo no fue derramada por él y su nombre no se encontró en el Libro de la Vida.[4]
Para completar la traída relación entre lo religioso y el eximio difunto; viene a cuenta la afirmación de que este era la encarnación del espíritu del anticristo. Bueno no el anticristo sino algunos de los muchos anticristos que el autor del Libro de las Revelaciones aseguran que aparecerán en la última hora. [iii]
Una opinión da cuenta y afirma que gracias a Dios se murió y que hay “un anticristo menos”. Agrega:
Lo cierto es que con la muerte…., desaparece otro de los anticristos de turno, y con este hecho comienza a desaparecer su influjo maldito sobre nuestra sufrida isla. Tiempos de luz, libertad y prosperidad terminarán por imponerse a las densas tinieblas que con estos delincuentes en el poder tuvimos que sufrir por demasiadas décadas ya, con el valor añadido de extender los tentáculos de nuestra maldición sobre otras tierras….,”[5]
Esta rara deidad, tirano de enlodadas banderas, se nos hizo realidad prolongada en nuestra nación y en nuestras vidas. Como costra maloliente está apegada a nuestras conciencias y será muy difícil quitarnos esta  maléfica impronta. El perverso personaje se nos metía debajo de la piel; su influencia y desgobierno  fue una dedicación perniciosa de la nación toda.
Pero no hay razón para tanta  demonización, ni hay razón para que una nación toda eche mano a la culpabilidad y la flagelación. El sátrapa ha muerto, algo que era esperado; lo que aumenta las expectativas es el confuso panorama de una nación, aparentemente desecha en un  impreciso  escenario internacional;  que viéndose visitada por la muerte del líder , se aferra a una persistencia construida por el más prolongado oprobio; como nunca se ha visto en una nación moderna.
Hace una década cuando la noticia falsa de la muerte del tirano sorprendió a todos escribí lo siguiente…, ahora  cada palabra adquiere validez y actualidad:
Para los que piensas que la muerte del sátrapa promoverá cambios en Cuba, les digo que se equivocan. Los mensajes son claros y no hay contradicción en ellos. Ya se ha producido un proceso de sucesión ordenada, la continuidad de la dictadura y la ideología que le sirve de sustento está garantizada. Los principales funcionarios del régimen lo han declarado: hay y habrá continuidad, no transición. Las libertades que nos merecemos los cubanos, una vez más, han sido aplazadas.[6]
Todos miran el momento de elevados vuelos, ventilando ideas, análisis, llamamientos y esperanzas. Limitémonos al buen hacer de enterrar al sátrapa de una vez; olvido sanador resuelto y exorcizar el entramado social de la isla y del exilio. Comenzar por enterrar en todo el sentido del término el déspota que fue, des construir la revolución hasta que de ella solo queden las obligadas referencias en los tratados de historia. Para todos los cubanos, siempre que sea posible; superar la desesperanza y el abandono y caminar por los nobles senderos del combate y el consuelo.
No, no habrá el propósito de una tierra nueva y un nuevo cielo…, solo una patria digna donde podamos andar con entereza.
©


[1] Cepeda, R. (2014, August 29). Fidel Castro y el Reino de Dios. Retrieved November 30, 2016, from http://religionrevolucion.blogspot.com/2014/08/fidel-castro-y-el-reino-de-dios.html Bohemia, año 52, no. 29, La Habana, 17 de julio de 1960.
[2] Stam, J. (2016, November 26). La noche que ensené el Apocalipsis a Fidel Castro. Retrieved November 30, 2016, from http://protestantedigital.com/sociedad/40867/La_noche_que_a_Fidel_Castro_le_predicaron_el_Evangelio La noche que ensené el Apocalipsis a Fidel Castro, 2002
[3] Fortea, J. A. (2016, November 28). Elegía a Fidel Castro (I parte): Salve, thane de Cadwor. Retrieved November 30, 2016, from http://blogdelpadrefortea.blogspot.com/2016/11/elegia-fidel-castro.html
[4] Fortea, J. A. (2016, November 29). Elegía a Fidel Castro (II parte): Cuando el Destino nos alcance. Retrieved November 30, 2016, from http://blogdelpadrefortea.blogspot.com/2016/11/elegia-fidel-castro-ii-parte-cuando-el.html
[5] Lleonart, M. F., Pbro. (2016, November 27). ¡Gracias a Dios se murió Fidel Castro! ¡Un anticristo menos! Retrieved November 30, 2016, from http://cubanoconfesante.com/gracias-a-dios-se-murio-fidel-castro-un-anticristo-menos/
 [6] Gonzalez, E. A. (2006). A la Patria de una vez. Retrieved November 29, 2016, from http://www.cubademocraciayvida.org/web/print.asp?artID=3942



[i] La Isla en peso. Virgilio Piñera (1912- †1979)
[ii] En el bien de los justos la ciudad se alegra; más cuando los impíos perecen hay fiesta. Proverbios 11:10
[iii] Hijitos, ya es el último tiempo; y según vosotros oísteis que el anticristo viene, así ahora han surgido muchos anticristos; por esto conocemos que es el último tiempo. 1 Juan 2:18













noviembre 30, 2016

Elegía a Fidel Castro (I parte): Salve, thane de C...

Que como son los negocios del déspota con Dios ahora que ha muerto, es una pregunta que asalta a un prelado quien dedicado a temas tan complejos como el demonio, el exorcismo, la posesión y el infierno, se encarga de analizar lo que significa la muerte de tan infausto dictador y su andar de ignominias; y dice bien que “porque el juicio será sin misericordia para el que no ha mostrado misericordia (Santiago 2, 13).
Lea todo el artículo haciendo click en el título.

blog del padre Fortea: Elegía a Fidel Castro (I parte): Salve, thane de C...: Dios le dio 90 años a su alma para cambiar, para entender, para pedir perdón. Pedir perdón a sus millares de víctimas, a sus millones d...

noviembre 29, 2016

¿Qué más vamos a esperar los cubanos?

Damos continuidad en esta segunda parte al post que con el título: ¿Puede la oración de intercesión arriesgaba de la Iglesia cambiar el curso de Cuba como nación? , coincidente con la muerte reciente del dictador cubano. Las reflexiones y declaración por su interés y actualidad ha sido incluida como post en el Blog en dos partes; esta es la segunda y final que publicamos con el título de la pregunta que la declaración se hace sobre los cubanos.
¿Puede la oración de Intercesión osada de la Iglesia cambiar el curso de una nación? Segunda Parte.
¿Qué más vamos a esperar?
·         Que los cubanos sigan ahogándose en el mar (unos 77.000 en estos años).
·         Que sigan muriendo en las selvas de Sur y Centro América, y dejando a sus matrimonios y familias destruidos psicológicamente de por vida (unos 50 000 han salido desde 2011 al Ecuador).
·         Que las enfermedades, sobre todo el asma, 1 000 000, sigan consumiéndonos (¡no es inocente que los niños repitan una y otra vez: ¡“seremos como el Che”!.
·         Que las presiones y el estrés hayan producido más de 2 millones de hipertensos.
·         Que el abuso del sobreconsumo de carbohidratos, haya desencadenado fisiológicamente más de medio millón de diabéticos.
·         Que se reporten unos 160 000 casos con el Síndrome de Alzheimer (un tipo de demencia).
·         Que sea el cáncer la principal causa de muerte, con 30 000 casos nuevos diagnosticados cada año, muriendo unos 22 000.
·         Que seamos el país con el índice de divorcio más alto de las Américas.
·         Que constituyamos la población más envejecida del Continente, y para 2050 habremos perdido un 3,6% de la población actual.
·         Que tengamos el porciento de aborto mayor del continente. El pasado año 2015 se asesinaron en las clínicas de aborto a 91 500 criaturitas que no se les permitió nacer, 5 718 más que el año anterior. Desde 1980 hasta el 2015 se hicieron un aborto inducido 3 529 817 mujeres (lea bien tres millones y medio…), y que haya dicho el gobierno durante estos años que “este es uno de los grandes logros que ha tenido la mujer cubana dentro de la revolución”. Como dijo recientemente el Arzobispo de la Habana Juan García “el aborto es la primera violación de los derechos humanos. Si mi mamá se hubiera hecho el aborto de mí, no estaría aquí”.
·         Que Cuba sea el sexto país del mundo con mayor población en cárceles
·         Que siga el sistema educacional con cada vez más pésimos maestros, sin preparación académica, pedagógica o ética.
·         Que el sistema nacional de salud sea un verdadero desastre (a pesar del deseo de su personal de hacerlo bien), pero las condiciones son muy precarias y la atención a los profesionales es irresistible, donde muchos están yéndose, o dejando el ramo.
·         Que hasta los negocios por cuenta propia estén siendo bloqueados y no exista un mercado mayorista para suplirle a los cuentapropistas y tengan que inventar, obligándolos a mentir.
·         Que los inversionistas extranjeros traten con el estado y no con los particulares, y que el gobierno que por “portarse bien” (mostrar una doble moral) sea el que seleccione y le pague un mísero salario a los nacionales. Siendo la mafia en el poder y sus parientes, los verdaderos beneficiados de las ganancias, y no el pueblo cubano como se dice.
·         Que siga el acoso religioso de manera impune, con las demoliciones y robos recientes de propiedades, templos, impidiendo que los creyentes construyan sus lugares de reunión. Donde muchas de las personas que vinieron a “demoler”, incluyendo policías y militares, estén diciendo que los trajeron engañados, que no le dijeron que era una iglesia y que esto era un abuso; pues no encontraron las armas y drogas que les habían dicho que iban a buscar.
·         Que desnuden a los cristianos y les obliguen a agacharse como ha estado ocurriendo.
·         Que le apliquen un año de reclusión domiciliaria a un pastor por usar sus equipos de audio en una congregación de más de 400 personas.
·         Que la isla se quede vacía, eso es precisamente lo que los espurios gobernantes les conviene, para dejarles el camino libre a los hijos y nietos de estos octogenarios; para que ellos sigan siendo los amos y dueños del suelo cubano, trayendo a inversionistas sin pudor.
·         Que el propio gobierno continúe planificando matemáticamente, el tiempo de abrir las válvulas de escape, como ha ocurrido con Boca de Camarioca, Embajada Perú, Mariel, los Balseros, Ecuador, Trinidad Tobago, o Guyana (...).
Perdónenme, pero tengo sangre en las venas, y tal vez algunos estén leyendo muy atemorizados. Pero les digo: “Dios no nos ha dado espíritu (demonio) de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio” (2 Timoteo 1:7).
Cuando usted pierde el miedo es una persona libre y peligrosa para el mundo de oscuridad, y entonces los que están ahora bajo terror son los que te los estuvieron impartiendo. No por gusto Dios le dijo varias veces al joven Josué al iniciar su liderazgo “no temas”, y está más de 300 veces en toda la Biblia “no temas”, pues ÉL sabía que habría misiones que se fundamentarían sobre el valor y la intrepidez de los hombres. 
Y ya no diremos atontadamente como Esther, que no sabía de dónde vendría “respiro y liberación” (4:14); ¡sabemos que viene del Dios Todopoderoso!
En los Hechos hay un semillero de lecciones de valor y principios en los capítulos 4 y 5. Me ministra que ante el peligro y persecución de la naciente Iglesia, lo que pidieron los discípulos fue “denuedo”: valor, osadía, intrepidez; y que en medio de eso Dios se moviera “(…) con sanidades, señales, y prodigios (…)” (4:29-33).
Hay una máxima secular que dice que el problema del mundo no es la acción de los malos, sino el silencio de los buenos.
¡Iglesia, cada vez que oras a Dios, y hablas la verdad sin temor a otros humanos igual que tú, la oscuridad se debilita un kilómetro!
Cito las palabras del pastor bautista Martin Luther King: “Quien acepta el mal pasivamente está tan mezclado con él como quien ayuda a ejercerlo. Quien acepta el mal sin protestar, realmente está cooperando con él. Cuando la gente oprimida acepta de buen grado su opresión, solo sirve para dar al agresor la justificación necesaria de sus actos” (Viajes de la noche: MLK, p. 152).
Dios está de nuestro lado, y tenemos inmunidad, nuestra vida está escondida en ÉL. ”No temas, porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia. He aquí que todos los que se enojan contra ti serán avergonzados y confundidos; serán como nada y perecerán los que contienden contigo. Buscarás a los que tiene contienda contigo, y no los hallarás; serán como nada, y como cosa que no es, aquellos que te hacen la guerra. Porque yo Jehová soy tu Dios, quien te sostiene de tu mano derecha, y te dice: No temas yo te ayudo” (Isaías 41:10-13).
Mis fuerzas dependen del Todopoderoso Dios, y no temo a los trabajos sucio de los babalaos, brujos, espiritistas, hombres perversos y corruptos en puestos de autoridad (…): “Si alguno conspirare contra ti, lo hará sin mí, el que contra ti conspirare, delante de ti caerá” “Ninguna arma forjada contra ti prosperará, y condenarás toda lengua que se levante contra ti en juicio” (Isaías 54:15 y 17).
Si nos lanzamos en oración genuina desde todos los rincones de Cuba y el mundo, Dios responderá muy pronto. Es muy claro en la Palabra que Dios nos dice “que las armas de nuestra milicia no son carnales, sino poderosas en Dios para la destrucción de fortalezas”. ¿Qué fortalezas? Las fortalezas de satanás, y estas son razonamientos, imaginaciones, pensamientos y pensamientos. Como dice 2 Corintios 10:3-5.
Cuando oramos y hablamos derribamos estas fortalezas. Se lo ilustro: leía que en cierto país del este africano los británicos estaban ejecutando a algunos de los Mau Mau, y resulta que cuando iban llegando a la horca decían “¡yo regresaré, yo voy a regresar!”. No eran los hombres los que hablaban, eran los demonios en ellos. Se podría matar a los que portan una ideología, pero los demonios que portan seguirán. No luchamos contra sangre y carne, estamos en un plano diferente los hijos de Dios, pues las armas y los enemigos son diferentes  a los que se combaten en la guerra física.
Pero las armas que Dios nos ha dado son invencibles si la usamos correctamente, si somos derrotados no será por falta de una buena armadura, sino por no haber sabido emplearla.
¡Tenemos demasiado Dios para tan poco diablo: la nación cubana volverá a reír!
Declaración de la Red de Iglesias Apostólicas de Cuba “Fuego y Dinámica”.
Camagüey, Cuba, Noviembre 24, 2016

Pastores cubanos, que desconocían de la muerte del dictador, son objetos de represalias cuando en su casa utilizaron un reproductor de DVD para escuchar un mensaje de inspiración cristiana.

Como parte de las medidas tendientes a establecer la obligatoriedad extrema de observar el duelo por la muerte del dictador , Fidel Castro Ruz, se han venido implementando medidas para que nadie muestre la más mínima expresión que las autoridades entiendan como inadecuada; es así que en estas páginas dimos a conocer las medidas  para evitar las manifestaciones de alabanzas y adoración en los cultos. En este caso, los pastores viviendo en un área rural, no conocían la noticia y después de hacer las vistas propias de su condición de pastores al regresar a su casa pusieron un reproductor de DVD y fue entonces que llegaron los jenízaros del régimen y los detuvieron y multaron. A continuación la información:
Detención y abusos de pastores de la Red Apostólica Sendas de Justicia en Cuba.
Al amanecer del Sábado 26 de este mes de noviembre de 2016, los pastores Rafael Ríos Martínez y su esposa, la pastora María Secades Dimas, de Manatí, Municipio de las Tunas; pastores de nuestra Red Apostólica “Sendas de Justicia”, luego de sus oraciones salieron a visitar a sus familiares  sin saber lo que había acontecido la noche antes en la nación. Ellos viven en una zona rural y aislada de la ciudad; que ni televisor tienen. Como cada día se  dedicaron a su misión pastoral, empezando con sus nietos e hijos.
Rafael Ríos Martínez. 
Pastor de la Red apostólica 
“Senda de Justicia”, Manatí, Las Tunas
Cuentan los pastores regresaron a su casa a las y hacían ciertos preparativos en su casa, pusieron un mensaje en su reproductor de DVD cuando de repente la casa se les lleno de policías quienes llegaron en dos Jeep. Entraron a la casa y detuvieron de a los pastores de inmediato  con la justificación “de que estaban violando las leyes”. Le confiscaron el reproductor de DVD y una bocina de audio que tenían en casa que usaban para sus cultos. Fueron los pastores detenidos y llevados presos como todos unos delincuentes, por el crimen de escuchar un mensaje, a toda esta, no sabían los pastores que el dictador Castro había muerto.
Desde el sábado 26, a las 1:00pm, hasta hoy 28, 4:00pm aproximadamente, estuvieron en celdas separadas en completo ayuno, sin bañarse y sin derecho a visita. Miembros y pastores de la iglesia de nuestra Red, juntos, llegaron para saber de ellos varias veces y exigir su liberación; solo recibieron negación y amenazas. También se les comunicó que serían enjuiciados los pastores este lunes a las 3:00pm.
María Secades Dimas,
 Pastora de la Red apostólica
 “Senda de Justicia”, Manatí, Las Tunas
Sabiendo los mercenarios del régimen más criminal de toda la historia de la humanidad consideraron  que lo que los pastores habían hecho, no tenía peso para enjuiciarlos; entonces tramaron multarlos imponiéndoles una multa de 2 000 pesos de multa a cada uno lo que significa un total a pagar de 4 000 pesos, luego de esto los pusieron en libertad como si fuera una concesión del régimen y mostrando que habían sido benévolos, la suma deben de pagarla en tres días.
Los pastores Rafael Ríos y María Sacades, son hijos que vienen trabajando y creciendo poco a poco en el ministerio, y sabiendo de su condición humilde, intenta el aparato represivo del régimen  fabricarles un delito, aplicándole una multa como esta; esto  para tener, al no poder pagarla, un argumento legal fabricado para enjuiciarlo y ponerlos presos.
Denunciamos a la dictadura castrista, quienes ahora  herida por la muerte de su líder, buscan desahogar su furia, dolor e impotencia con los hombres y mujeres de Dios en la Isla. Denunciamos esta injusticia y trampa malévola contra los pastores Rafael Ríos  y María Secades  y pedimos sea revocada esta ley manigüera que le han aplicado injustamente. Haga saber al mundo este abuso contra los pastores en Cuba, y la continuación de la represión y acoso contra la Red Apostólica que dirigimos en la Isla, Shalom.

La información fue enviando a este Blog por el pastor, Alain Toledano Valente, residente en Santiago de Cuba quien es líder de movimiento apostólico en Cuba y de la red apostólica “Sendas de Justicia”.  E mail: alaintoledano2007@gmail.com

noviembre 27, 2016

Prohibiciones en Cuba por el duelo ante la muerte de Fidel Castro incluye la adoración a Dios en las Iglesias.

Con la muerte del dictador en Cuba y la proclamación por parte de las autoridades de un duelo nacional durante 9 días hoy se ha comenzado a conocer como es este “duelo” impuesto y que contrasta con las celebraciones en Miami. Entre otras cosas se ha prohibido mostrar alegría, escuchar música y tomar bebidas alcohólicas durante el duelo. Todo parece indicar que tampoco quieren que se alabe a Dios como es habitual en las iglesias cristianas en Cuba, imponiéndose esto.
Por Mario Félix Lleonart Barroso.*
Resulta totalmente intolerable -como en su momento le dijera en su propia cara el también difunto expresidente de El Salvador Francisco Flores a Fidel Castro- lo que está pasando dentro la isla con nuestro pobre pueblo al cual quieren imponer, casi por decreto, un duelo que realmente muy pocos desean guardar. Ya tuvieron que sufrir tanto en vida del muerto como para que ahora tengan encima que soportar tener que guardar luto, cuando más bien, si se valora la Historia, se sobran las razones para celebrar, como si lo han podido hacer sus hermanos en Miami que actúan en ambiente de libertad como realmente querrían hacerlo ahora mismo multitudes en la isla.
No solo se trata de que han suspendido durante el duelo la venta de bebidas alcohólicas, como para que nadie pasado de copas se atreva a dar rienda suelta a sus deseos  reprimidos; o de la suspensión de fiestas populares como en el caso del poblado de Taguayabón, donde la población expresa su molestia, como si no hubiesen sepultado ya al tirano de sus vidas desde 2006, cuando pasara el mando como un bato a Raúl.
En el ámbito religioso es inaudito lo que ha estado sucediendo en el día de hoy a lo largo y ancho de la isla. Como si fuese poco lo que el área de la fe ha debido soportar desde inicio de los años ´60 y hasta la actualidad. Muchas iglesias han autocensurado por miedo el uso de la música como suelen hacerlo en sus servicios normales. Las congregaciones que no lo han hecho ¨voluntariamente¨, de alguna u otra manera están recibiendo reprimendas oficiales.
Varios pastores me han dado a conocer historias como la que sigue, prefiero no revelar identidades por razones sobre su seguridad:
Amigo, las cosas siguen complicadas por aquí. Hoy tengo noticias que muchas iglesias suspendieron sus cultos de adoración por cultos de oración y otras cantaron a capella, por “respetar el luto nacional”. Nosotros entendimos que “Daniel oró conforme a su costumbre tres veces al día con la ventana abierta”, entonces celebramos nuestra jornada dominical normalmente, aunque para no pasar por irrespetuosos con los que “sienten la pérdida” solo usamos piano y bajo como instrumentos.
Pues entre la Escuela dominical y el culto se nos presentaron en la iglesia la presidenta del Ministerio de Justicia Municipal y la funcionaria de Asuntos Religiosos del PCC y me pidieron una entrevista. Me dijeron que por el luto me traían la orden de que debía suspender el Culto y todos los que tuviéramos hasta el día 9. ¿Qué te parece? Ya tú sabes lo que le dije. “ve buscando a la policía y a quien tú quieras pero no suspenderé ningún culto ni dejaremos de cantar, nosotros cantamos y adoramos hasta cuando mueren nuestros hermanos, eso no es irrespeto, A Dios lo que es de Dios y a Cesar lo que es de Cesar, mátame, encarcélame, pero no suspendemos un culto a Dios”. Hablamos un rato y ellas fueron moderando el tono hasta que se fueron diciendo: “bueno, por lo menos sean moderados”. Yo rápidamente le conté a la iglesia (unos 200 hermanos reunidos) y les dije mi respuesta y que si alguno lo deseaba podía abandonar el culto he ir a su casa, todos dijeron “amén” a cada afirmación mía y nadie se fue. “FUE UN CULTO GLORIOSO, COMO DE LA IGLESIA PRIMITIVA” ¡Gloria a Dios!
 Sigue orando por nosotros.  Bendiciones. Un abrazo.

*Pastor Bautista de la Convención Bautista de Cuba Occidental. Desarrolla su ministerio en la Iglesia Bautista de Taguayabón y Rosalía en  Villa Clara, Cuba.

¿Puede la oración de intercesión arriesgaba de la Iglesia cambiar el curso de Cuba como nación?

Las reflexiones y declaración que a continuación comparte este Blog con sus lectores abordan el tema de la oración de intercesión dirigida a Dios con la finalidad de cambiar el curso de una nación dada. Se refiere en específico al pueblo cubano y a la nación que es Cuba. Esta declaración, escrita el día 24 d noviembre,  la recibimos por correo electrónico ayer; apenas a unas horas del deceso del dictador Fidel Castro Ruz. Por su interés y actualidad la incluimos en el Blog y considerando su extensión aparecerá en dos partes.
¿Puede la Intercesión oración osada de la Iglesia cambiar el curso de una nación? Primera Parte.
¡Lo que Dios puede hacer cuando Su Iglesia se Une!
En estos días he sentido una tremenda inconformidad al contemplar algunos asuntos de Cuba y su situación político social. Lo que me ha hecho escribir en nombre de muchos a los cuales he consultado (…).
Y mi pregunta a los lectores ¿tiene algún valor que la Iglesia se involucre en la Intercesión a Dios para que el destino de su nación cambie?
En Cuba durante la mitad de la última centuria, la Iglesia ha asumido como tres posiciones: unos se han aislado completamente de la vida social, como si vivieran divorciados de la realidad; otros, se han plegado a los que han gobernado, aplaudiéndole todo silenciosamente, para obtener sus migajas y agradarles como focas amaestradas; y los muy poquitos, los que han tomado la posición que Dios demanda, reclamando por la tierra que viven, y cómo esta es ultrajada.
Sería muy duro afirmar que los destinos de las naciones están en poder de la Iglesia. ¡Sí, sé que es demasiado fuerte esta afirmación casi al inicio del escrito!
Pero vamos a un cortico viaje por la Biblia:
Lo que Dios le comunica a Salomón es didáctico, y nos sirve de advertencia: “Si se humillare mi pueblo, sobre el cual mi nombre es invocado, y oraren, y buscaren mi rostro, y se convirtieren de sus malos caminos; entonces yo oiré desde los cielos, y perdonaré sus pecados, y sanaré su tierra” (2 Crónicas 7:14).
Directamente se nota que Dios dice que si la Iglesia (su pueblo) hace estas cuatro acciones; Él entonces va a hacer otras tres.
Dios “oirá”, “perdonará”, y la última es muy evidente: “sanaré su tierra”. Entonces por inferencia vemos que si la tierra del lugar donde se vive, está bajo enfermedad, desgracias, muerte, esclavitud, pobreza y falta de libertad, ¡es una tierra enferma!
Es responsabilidad de la Iglesia del Señor asumir su rol. No son los adúlteros, drogadictos, y maldicientes los que tienen que asumir responsabilidad, sino la Iglesia, el pueblo sobre el cual el Nombre de Jesucristo es invocado. Como afirma el autor Derek Prince “Si nuestra tierra no es sanada, es porque no hemos hecho lo que Dios ha mandado”.
En el Nuevo Testamento Jesús dijo que “(…) somos sal y luz (…)” (Mateo 5:13-14). La sal da sabor, sentido a la vida, y además que preserva (evita la corrupción). Y la luz es claridad en medio de la oscuridad, ¡la oscuridad solo está de fiesta cuando la luz no se hace presente!
Entre las cuatro iniciativas del pueblo de Dios: humillarse, orar, buscar, y “convertirse de sus malos caminos”, esta última es vital. No son los alcohólicos, o los brujos, los que tendrán que tomar la iniciativa de cambiar, la prioridad de la transformación es dentro del seno de la Iglesia. La línea de la teología desvirtuada ha enseñado, que “si los inconversos y pecadores se arrepienten, Dios trae un cambio”, pero la directriz de Dios es: “si mi pueblo se convierte o cambia de concepción, entonces, y solo entonces, yo traigo un avivamiento o una transformación a la tierra con todas sus libertades”.
Es importante ver la última cláusula 7:14 del texto descrito, de lo que Dios hará: “perdonaré sus pecados”. ¿Los pecados de quién?, ¡de los ladrones, los maledicentes, o ateos comunistas!, ¡no, los pecados de la Iglesia!
En una de sus cartas el apóstol Pablo escribe: “Exhorto ante todo, a que se hagan rogativas, oraciones, peticiones y acciones de gracias por todos los hombres; por los reyes y por todos los que están en eminencia, para que vivamos quieta y reposadamente en toda piedad y honestidad. Porque esto es bueno y agradable delante de Dios nuestro Salvador, el cual quiere que todos los hombres sean salvos y vengan al conocimiento de la verdad” (1 Timoteo 2:1-4).
Lo primero es que se debe de empezar por la oración, por eso dice “ante todo”. ¡Esa es la bujía del cambio social! ¿Para qué se debe de orar por los gobernantes desde los que están arriba hasta la base? Sencillamente para que tengamos buenos gobiernos; o dicho como el texto: “para que la gente viva “quieta y reposadamente”. Dios quiere que los hombres le conozcan, y sean salvos. Lo que nos está diciendo es que cuando un país está en paz y hay libertades de los derechos humanos dados a todos los hombres por el Creador, entonces el Evangelio de Jesucristo tiene más probabilidades de llegar a la nación.
Es mil veces voluntad de Dios que los países sean gobernados por buenos gobiernos, y responsabiliza a la Iglesia por esto, (Proverbios 29:2). Para Dios “buenos gobiernos”, son aquellos que dan libertad a sus ciudadanos de explotar su potencial, respetar sus derechos y permitirles trabajar para ser prosperados en todos los sentidos; Dios es el primero que desea que seamos prosperados (3 Juan 2).
¿Y por qué la Iglesia es responsable? Porque la Iglesia es el único ejército que puede combatir sin armas físicas o materiales, a la verdadera causa de las desgracias.
¿Cómo es eso? Bueno, si somos sinceros, lo leemos en Efesios 6:12, “no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra (…)”. Y, da una lista de entidades espirituales del reino de oscuridad. El diablo está organizado jerárquicamente desde los demonios hasta los principados, y otras entidades “en las regiones celestes”.
Lo que significa es, que sobre cada nación (por encima del gobierno humano), hay un gobernador en los aires, así mismo en las subregiones hasta llegar a las ciudades y barrios (…). La Biblia también le llama a estos “espíritus territoriales”, “el hombre fuerte” (Mateo 12:29), Jesús aquí afirmó que “el hombre fuerte” hace lo que le da la gana sobre la vida social si la Iglesia no lo ata.
Hay tres cielos, pero es al intermedio, el que la Biblia le llama “las regiones celestes” donde está el cuartel general del reino de maldad y sus elementos malignos que ejercen dominio sobre la tierra. Esto lo vemos mejor reflejado en Daniel capítulo 10, donde este hombre intercede (pide) a Dios para que intervenga en la trágica situación terrestre en su tiempo “(…) el conflicto era grande (…)”.
Desde el primer día de los 21 que Daniel comenzó, Dios lo escuchó, pero no así la respuesta. Esta llega por medio de un ser espiritual (ángel), que a la vez tuvo que ser ayudado por otro de mayor rango, pues se le opusieron seres espirituales malignos en los aires (“el príncipe del reino de Persia se me opuso”) (10:13).
La enseñanza es, que los gobernantes terrestres son un reflejo de los que hay en los aires. La oración de un hijo de Dios puesto en el lugar correcto fue capaz de movilizar el cielo para que Dios respondiera y trajera un cambio, quebrando lo que había maligno en la atmósfera del segundo cielo.
En toda la Biblia, Dios solo busca dos tipos de personas: intercesores (Ezequiel 22:30) y adoradores (Juan 4:24). Los que Dios busca deben de tener carácter, pasión, valor, y propósito de pelear en fe por su nación.
Les cito: “La Iglesia por medio de su resurrección y ascensión con Cristo, ya está legalmente en el trono. Por medio del uso de sus armas de la oración y la fe en el presente, tiene el equilibrio de fuerzas en los asuntos mundiales. A pesar de toda su lamentable debilidad, sus espantosos fracasos y sus defectos inexcusables, la Iglesia es la fuerza más poderosa para la civilización y la iluminación de la conciencia social en el mundo de hoy. La única potencia que está contrarrestando el dominio total de satanás sobre los asuntos humanos es la Iglesia del Dios vivo. Si no hubiera oposición a satanás, si no estuviera restringido por las oraciones que el Espíritu Santo inspira, y por las vidas santas del pueblo de Dios, ¡los pilares del firmamento serían la corrupción y los cimientos de la tierra estarían puestos en la inmundicia! Cristo derrotó y destruyó a satanás legalmente. Su victoria sobre satanás es puesta a cuenta de la Iglesia. Orar no es pedir a Dios que haga algo que él no está deseoso de hacer. Orar es hacer prevalecer la victoria de Cristo sobre satanás” (Destinado para el Trono: Pablo E. Billheimer, pp. 14-15).
Entonces, cómo tratamos de aplicar lo expuesto relacionado con Cuba, la nación de nuestra asignación:
1.       Ya lo he dicho en el libro de mi autoría “En el Ojo del Huracán”: “La maldición nunca viene sin causa” (Proverbios 26.2). Las diferentes generaciones de cubanos que vivieron en esta, tierra por sus pecados, dieron lugar a que en el último medio siglo se cosechara un gobierno totalmente anti humano y anti Dios.
2.      La razón de ser de los sistemas comunistas, siempre ha sido contra Dios (ateos de raíz), y jamás podrán gobernar bien. En cada país donde se ha instaurado esta religión (el comunismo no es un partido, es una religión, y de las más peligrosas) se han ensañado de manera visceral contra la iglesia y los creyentes. Cito a un apasionado escritor y evangelista de temas de avivamientos, el canadiense, Oswald J. Smitch, dejó sentado en su primera edición en 1950: “El comunismo es el arma más diabólica preparada por el ingenio satánico. Se ha extendido con mayor rapidez que cualquier otro “ismo” y ataca al cristianismo en cualquier país (…)” (Pasión por las Almas p. 93. Editorial Clie). 
3.      Si la Iglesia intercede, entonces “el principado nacional de comunismo en los aires” es desplazado y llevado sobrenaturalmente a la mínima expresión y tiene que huir.
4.      Por medio de la intercesión de la Iglesia, los cielos de Cuba se acabarán de abrir, y entonces será reflejado en lo físico con una condición social muy diferente a la que hemos vivido. ¡Desde hace 68 años (1948 elección de Carlos Prío Socarras, pues Fulgencio en 1952 dio un golpe de Estado) en Cuba no hay elecciones democráticas!
5.      Ningún gobierno humano puede gobernar sin el sostén de lo sobrenatural, se ha visto en la historia de los babilónicos, asirios, medos-persas, griegos, romanos, Hitler,… Duvalier, sino se conectan con Dios o con las tinieblas. Por lo que hay que cortar todo pacto y renovación de estos. Se sabe del nexo directo de los gobernantes cubanos desde los mismos inicios con el ocultismo, brujería y hechicería en África, Haití y otros lugares; por eso siempre han hecho tanto énfasis a las ofrendas florales, aniversarios, festejo a los muertos (mártires), etc. Estos son pactos que los fortalecen.
6.      La solución del pueblo cubano no vendrá de Miami, Madrid o el Vaticano, la solución de Cuba viene de Dios, y está en manos de la Iglesia ponerse en la brecha a interceder desde sus trincheras espirituales. Como dijo la reina escocesa María de Guisa: “¡Temo más a Juan Knox cuando se arrodilla que a un ejército, porque cuando él ora, los cielos son conmovidos!”.
7.      La ideología comunista anti Dios no se cae con armas físicas, fusiles, cohetes, violencia, guerras físicas, (miren a la antigua URSS, y demás países del tristemente Bloque Socialista), se derrumbaron con la más poderosa armas espirituales que se conocen, ¡la oración de la iglesia!, no por gusto desde 1959 el gobierno tuvo a la iglesia como su principal enemigo a aniquilar y borrar del suelo patrio. No por casualidad Lenin, Stalin, (…) enviaron millones a los campos de concentración de Siberia a morir; de similar manera fue en Albania, Rumanía, Yugoslavia, Alemania, Hungría, y cuantos países instauraron la ideología Marxista Leninista (…). No se pueden olvidar de Cuba los campos de concentración de la UMAP; en África los dictadores marxistas leninistas Mengistu Haile Mariam, y Mozambique, Zamora Machel, al llegar al poder decretaron “guerra a muerte contra las iglesias”. La historia se repite hoy en Corea del Norte y la China roja, donde los verdaderos cristianos tienen que reunirse escondidos. ¡¡¡Por favor estimado lector deje el infantilismo evangélico y abra sus ojos al mundo espiritual real!!!
8.      Si hay un sistema que no admite reformas es el comunismo. Pues si lo tratas de mejorar se destruye, y fue lo que pasó en Rusia; ¡aunque sabemos que Dios en su sabiduría usó la intercesión de la iglesia para demoler este antinatural aparato siniestro!
Continuara…….
Declaración de la Red de Iglesias Apostólicas de Cuba “Fuego y Dinámica”. Camagüey, Noviembre 24, 2016