mayo 19, 2012

¿Son los gobiernos del Mundo de Dios? Segunda paste.


El doctor y Ministro Martin Luther King dijo en una ocasión y así fue escrito en el libro que narra su vida:
Teocracia, cuando usamos este término estamos refiriéndonos al gobierno de Dios, donde él, y solo él determina que debe hacerse y como, en el caso de la elección de los reyes, cuando Israel pidió tener uno, igual que los pueblos que no servían a Jehová, el Señor se los dio, diciéndole al profeta, no te han desechado a ti, sino a mí, y aunque se lo dio, no permitió que ellos eligieran quien seria, él lo escogió, siempre que el pueblo escogía su rey, no tenían el respaldo Divino. El profeta como representante de Dios en la tierra debía realizar una ceremonia y ungir al elegido con aceite, bendecirlo, de ahí en adelante seria reconocido como el ungido de Jehová. Mirando el panorama de hoy día, y la manera en que llegan a los puestos los gobernantes me pregunto, ¿Cómo puede ser ungido de Jehová un hombre que nunca haya sido ungido en su nombre? ¿Cómo puede ser un ateo un siervo de Dios? ¿Podrá Dios confabularse con alguien que usa suposición de gobierno para abusar de su iglesia, perseguirla, saquearla? ¿Cómo podrá Dios estar del lado de los gobiernos y gobernantes brujos que se exhiben aún haciendo ceremonias diabólicas a sus dioses por todos los medios de difusión masivas?
Ninguno de los reinos de hoy en día son puestos por Dios, ellos llegan al poder por elecciones humanas o por las armas, esto no es Teocracia, lo que está marcando la diferencia es que cuando a través de estos métodos, el dirigente inclina su corazón para servir a Dios y honrarle, entonces Dios respalda su gobierno a causa de su decisión personal, lo cual lo hace ahora un hijo de Dios, de lo contrario, este gobernaría solo, a lo humano, o con el diablo.
El creyente es llamado a servir a Dios en todo, si los reinos del mundo son de Dios, esto quiere decir que el creyente debe tener parteen la política, porque esto también es de nuestro Padre  Celestial, donde deberíamos funcionar como ministro de su Reino, velando porque todo marche justamente conforme a los principios del Reino, condenando el pecado y poniéndole orden a los pecadores sin hacernos participe de sus pecados como hacían los profetas. Pero si los reinos del mundo no fueran de Dios, entonces deberíamos mirar a quien estaríamos sirviendo, en caso de estar sometidos a ellos, si estos reconocen a Dios, entonces al Rey Jesús estamos sirviendo, pero sino, seria al diablo, al cual ellos sirven.
Cuando Satanás fue a tentar a Jesús, una de las cosas que le dijo fue precisamente que los gobiernos del mundo y la autoridad de ellos le pertenecían a él, porque se les habían sido entregados.
Entonces el diablo lo llevó a un lugar alto y le mostró en un instante todos los reinos del mundo. Sobre estos reinos y todo su esplendor —le dijo—, te daré la autoridad, porque a mí me ha sido entregada, y puedo dársela a quien yo quiera. Así que, si me adoras, todo será tuyo. Jesús le contestó: Escrito está: “Adora al Señor tu Dios y sírvele solamente a él. Luc: 4.5-8(La Biblia al día)
El que entiende este pasaje sabe que Satanás dirige los reinos del mundo, solo, cuando un gobernante decide servir y honrar a Dios, es la única manera en que Jesús comienza a tener parte en su gobierno, no por el gobierno como tal, sino, por la decisión tomada por el gobernante la cual le abre las puertas de su corazón a Cristo y a su Reino, como también, por su decisión, le abre la Nación a Jesús.
Cuando se vive en libertad, todos los ciudadanos tienen los mismos derechos, pueden hacer uso de los medios de difusión masiva, según sean sus posibilidades, pero la posibilidad está abierta, he aquí cuando cada persona debe tener sus convicciones firmes, porque como se exponen cosas buenas, también se exponen malas, pero ese es el riesgo que se debe correr para vivir en libertad, he aquí cuando una sociedad comienza a valorar y tomar interés en la educación de sus hijos y ciudadanos, preparándolos bien para que noseana corrompidos por influencias de medios u hombres corruptos, creando ellos también programas educacionales y difundiéndolos por estos mismos medios.
Pero cuando un gobierno priva solo a la iglesia de poder entrar a los medios, para predicar el evangelio y presentar el Reino de Dios a las Naciones, mientras da lugar a los brujos, y permite que estos desarrollen programas Nacionales, poniendo a su disposición incluso los hoteles, la prensa, y la policía, entonces sabemos que sirve a Satanás y no a Dios. Cuando las ideas de un hombre activan la furia de todo un régimen para destruirlo por expresarlas, entonces entendemos que no hay libertad, que se siente débil ante la verdad expuesta, y en su impotencia, haciendo un mal uso de su posición, descarga la furia de su poder humano para reprimirlo, esto es cobardía.
Como ministro de Jesús, tengo en nuestro ministerio hermanos que no piensan como yo, no siempre nuestro equipo de gobierno está de acuerdo en su totalidad con nuestras ideas, no tomamos decisiones sin ser consultadas por ellos, de hecho, ellos las aprueban o las desaprueban, gente así están en nuestra congregación, pero sus ideas e inconformidades no nos dan el derecho de humillarlos, de atacarlos y mucho menos destruirles la vida ni el ministerio, al contrario, vemos en ellos los ojos que ven lo que ni nosotros ni los que nos aman pueden ver.
No toda crítica es destructiva, como lideres debemos desarrollar la capacidad de poder escuchar a los demás, no debemos sentirnos amenazados por sus criterios, aún cuando estos no sean como los nuestros, no todos el que grita lo hace por odio, hay quien grita de dolor, ellos tienen el derecho de ser oídos, y es nuestro deber ayudarles, aunque no se lo merezcan, esto se llama gracia.
La iglesia ha sido llamada a traer el Reino de Dios sobre la tierra, esto es, el Orden Divino. Jesús, en una disertación con los judíos que incluso habían creído en él, le dijo de quien eran hijos, ellos, de hecho, le dijeron al Maestro que no eran esclavos de nadie, que eran linaje de Abraham, Lucas: 8:33, a los cuales les respondió: Yo hablo de lo que he visto en presencia del Padre; así también vosotros, haced lo que habéis escuchado del Padre. Jn: 8:38.
La actitud de estos, aunque aparentemente creían en él y se consideraban hijos de Dios, al escuchar la verdad presentada por el Maestro se endiablaron y querían matarlo, es sorprendente ver gente como estas hoy día, están por todas partes, capaces de defender y ser más fieles a un gobierno y gobernante brujo que a sus propios hermanos que predican la verdad de Dios y condenan las injusticias de los hombres corruptos, sus obras descubren su paternidad, Jesús les dijo: Si fuerais hijos de Abraham, haríais lo mismo que él hizo. Vosotros, en cambio, queréis matarme, ¡a mí, que os he expuesto la verdad que he recibido de parte de Dios! Abraham jamás haría tal cosa. Vuestras obras son como las de vuestro padre. Jn: 8:39-41
Cristo dijo que el árbol se conocía por el fruto, así el hombre por sus obras, sea creyente o no, sus obras rebelan su paternidad. El que es de Dios, escucha el mensaje de su parte, aunque sea una reprensión, esto es, a los que creen, el Maestro les dijo a estas personas: Si Dios fuera vuestro Padre —les contestó Jesús—, vosotros me amaríais, porque yo he venido de Dios y aquí me tenéis. No he venido por mi propia cuenta, sino que él me envió. ¿Por qué no entendéis mi modo de hablar? Porque no podéis aceptar mi palabra. Vosotros sois de vuestro padre, el diablo, cuyos deseos queréis cumplir. Desde el principio éste ha sido un asesino, y no se mantiene en la verdad, porque no hay verdad en él. Cuando miente, expresa su propia naturaleza, porque es un mentiroso. Y sin embargo a mí, que os digo la verdad, no me creéis. Jn: 8:42-45
Creyeron mas al mentiroso que al mensajero de la verdad, amaron mas las tinieblas que la luz, en pocas palabras, por eso, viendo el Señor con la facilidad que los hombres creían la mentira, les dijo a sus discípulos, miren que nadie los engañe, Mat: 24: 3, les prometió que enviaría sobre sus hijos el Espíritu de verdad, para que los guiara a toda verdad, y así, no cayeran en las trampas de las mentiras satánicas.
*Apóstol, Alain Toledano Valiente.  Ministerio Apostólico Internacional. Sendas de Justicia. Salmos: 23.3b