mayo 01, 2012

Venganza anticatólica en Miami.

Existe una abundante información después de la visita del Papa a Cuba, la ola de arrestos en la Isla, la brutal detención de un joven que gritó en la Misa Papal en Santiago de Cuba. La ocupación de una Iglesia en La Habana y el desalojo violento de los ocupantes. Reuniones sobre reformas económicas e inmigración auspiciadas por la Iglesia y excluyendo a la oposición y finalmente las declaraciones del director de la población católica Palabra Nueva en Nueva York y la intervención del Cardenal en la Universidad de Harvard. Hay de todo  en las opiniones pero destilan  un anticatolisismo crítico en muchas informaciones y no solo en Miami como apunta este post. Aquí dejamos la única opinión está de parte de la dictadura, como es usual damos espacio a todas las opiniones…, así pues ¡que hable León Cotayo!
Por: Nicanor León Cotayo.
Lo sucedido ahora es continuación de la venganza anticatólica llevada a cabo durante esos días por los ultraderechistas de origen cubano que radican en Miami, pública y tenazmente opuestos al viaje del Sumo Pontífice.
Otra vez elementos ultraderechistas de origen cubano de Miami lanzaron grotescas diatribas contra el arzobispo de La Habana, Jaime Ortega Alamino.
Ahora porque el martes al hablar en los Estados Unidos hizo pronunciamientos que contradicen invenciones fabricadas en esa urbe para afectar la imagen del país caribeño.
Ortega Alamino intervino en el foro Iglesia y Comunidad: un diálogo sobre el rol de la Iglesia Católica en Cuba, auspiciado por el Centro de Estudios Latinoamericanos David Rockefeller, de la Universidad de Harvard, en Cambridge, Massachusetts. Ver Video de su intervención al final.
Según explicó a los asistentes, la ocupación de la Basílica Menor de la Iglesia de Nuestra Señora de la Caridad, ubicada en Centro Habana, el pasado 13 de marzo, fue organizada desde Miami. También afirmó que hay grupos “que dañan mucho a cualquier tipo de oposición o disidencia”.
A renglón seguido agregó: “No fueron sacados a la fuerza. Ellos eran un grupo que, me apena mucho, pero todos eran antiguos delincuentes” (…) “había toda una gente allí sin nivel cultural, algunos con trastornos psicológicos”.
¿Cómo reaccionó El Nuevo Herald frente a esa revelación del prelado?
 El viernes desplegó en su primera página un gran titular que enunciaba: Rotundo rechazo de opositores a palabras del cardenal Jaime Ortega.
Luego, chocando de frente con lo dicho por este último en Harvard, señaló que el desalojo de esas personas, a las que llamó “opositores pacíficos del Partido Republicano de Cuba”, tuvo lugar en medio de “golpes, empujones y patadas”.
El rotativo además opinó que la ocupación del mencionado templo representó “una de las más significativas acciones de la oposición en vísperas de la visita del papa Benedicto XVI a Cuba, realizada del 26 al 28 de marzo pasado.
Lo sucedido ahora es continuación de la venganza anticatólica llevada a cabo durante esos días por los ultraderechistas de origen cubano que radican en Miami, pública y tenazmente opuestos al viaje del Sumo Pontífice.
Son tan dogmáticos y odian tanto, que el arzobispo Ortega Alamino dijo en Harvard que cuando en 1995 estuvo en Miami, el entonces obispo auxiliar, Agustín Román, le recomendó no mencionar en sus homilías la palabra “reconciliación”.
Alineado en cuerpo y alma a ese pensamiento y actuación se encuentra El Nuevo Herald, cómplice ilustre de los judas de Miami.
Cardenal Ortega: Disidentes que ocuparon un... by diariodecuba

4 comentarios:

alejandroslibros dijo...

"Son tan dogmáticos y odian tanto, que el arzobispo Ortega Alamino dijo en Harvard..."

Nicator, veo que ya no hablas tanto del buen Stalin, Lenin y Marx, ahora eres martiano; y has tratado de vender libros en Amazon, y a tu cura preferido le gusta viajar a Harvard y beber coca cola; pero nunca toma vacaciones en Corea del Norte. Nada de eso lo puede hacer el pueblo que tú, él, y el dúo de Birán odian tanto; porque si lo amaran le dieran ese derecho de tener computadoras, viajar, publicar sus opiniones aunque fueran encontradas, vender en Amazon... etc... son incontables sus arbitrariedades e irrespeto a un pueblo que gime en desesperanzas.

Ustedes no merecen ningún respeto.

No eres el único que puede vender allí. Cómprate por solo 0.99 centavos un escrito que anda dando vueltas por el mundo con fotos de tus santos preferidos, y que se titula “El Telefonista del General”, a ver si dices que el escritor es un disidente fabricado por el Imperio o la ultraderecha de Miami.

Manuel Castro Rodríguez dijo...

¿No recuerdan cómo en 1993 el castrismo atacó fuertemente a los obispos católicos de Cuba ‘El amor todo lo espera’ -fue leída y repartida en las iglesias- se atrevieron a manifestar su preocupación por la situación moral y económica de Cuba?
Al que no lo recuerde le sugiero que lea las siguientes ediciones de tres periódicos de la única prensa permitida, la castrista. El periódico Trabajadores fue el que comenzó el ataque de los hermanos Castro contra los obispos católicos de Cuba, cuando publicó el lunes 20 de septiembre de 1993: “en lo que constituye realmente una provocación deliberada, sin justificación posible, el llamado ‘amor’ de los Obispos resulta un hipócrita acción, una concertación contrarrevolucionaria, un puñal clavado por la espalda al pueblo revolucionario”.
El Granma continuó el ataque al publicar el 30 de septiembre de 1993el artículo ‘Arsénico y encajes’, donde se puede leer: “parapetados en una prosa anfibia (…) los Ilustrísimos once se sueltan la trenza con un manifiesto político contrarrevolucionario, que llama al desarme moral, a la desmovilización de los revolucionarios y a la constitución de un mundo a imagen y semejanza de ese magro cabildo episcopal”. ¿Ustedes conocen el significado homofóbico que tiene en Cuba la expresión “soltarse la trenza”?
El 10 de octubre de 1993 Juventud Rebelde publicó un ensayo de Luis Báez Delgado, titulado ‘La cruz en que creemos’, en el que se asevera: “los conocemos. La historia nos ha enseñado a descubrirlos. Estos once Obispos católicos cubanos son los mismos. Los que hoy invocan la fe para ‘salvar’ a nuestro pueblo, son los mismos que ayer la esgrimieron para masacrarlo”.
Trabajadores volvió a atacar a los obispos el 27 de octubre de 1993, cuando destaca que “los delegados al IV Congreso de los CDR acordaron manifestar la más enérgica condena a la Proclama de los Obispos de Cuba, por su carácter francamente contrarrevolucionario, oportunista y diversionista”.
No menciono las numerosas diatribas que se dijeron en 1993 por las emisoras radiales de los hermanos Castro contra los obispos católicos de Cuba. Esas emisoras, al igual que los periódicos, nunca han publicado la pastoral ‘El amor todo lo espera’.
Manuel Castro Rodríguez

alejandroslibros dijo...

Si se lee el comentario que hice anterior, le llamé Nicator a Nicanor, que es lo mismo si lo vemos desde el idioma griego. Selecuco Nicanor o Seleucus Nicator fue uno de los generales de Alejandro Magno que se dividió el imperio una vez que el conquistador muere, aparentemente de malaria. En este caso el Castro de la barba soñaba con ser conquistador (y hasta se hizo llamar Alejandro con pseudónimo y todo); no solo el sueño era Africano, sino en Latinoamérica…pero le fracasó porque los soviéticos dejaron de moler carne, ya no podían matar a más humanos. Los comunistas son la maquinaria que entre Lenin, Stalin, Mao, Castro, y tantos otros en países comunistas terminaron entre todos eliminando a millones de seres humanos como nunca antes haya registrado la historia.

Roma no fue diferente y hay mucha tela por donde cortar y huellas que medir en sus catacumbas y alrededores, junto a otras tierras. Los obispos nada tienen que ver con cruces ni amoríos con el Cristo resucitado, sino que reciben órdenes de Roma a través de sus cardenales en cada pueblo y nación. Si un cura trata de ser independiente tiene dos opciones, o se rebela como un ser político o aprueba una reprimenda.

Nicator, y tantos otros saben que el ‘conquistador’ que destruyó todo está a punto de morir, y sus generales quieren el poder repartido. Roma tiene esquemas e intenciones globales muy vinculadas al Banco Central Italiano y la Unión Europea que mira hacia el Mediterráneo y mundo Occidental. Hoy no necesitan escribir cartas de amor, sino posicionarse para los cambios que se avecinan los cuales nunca imaginaron estar tan cerca; y en el Caribe, Cuba es la mayor de las islas. Un archipiélago que puede influir en el área y que encima ha aprendido a propagar las ideas socialistas que ambos lados tanto aman.

El ensamblaje de Nicator(es)-Alamino-Vaticano-Papa…y cuanto marrano aparezca serles útil es lo que hará que la isla sea reconquistada por el ‘Catolicismo Universal’ (entiéndase una globalización redisfrazada con Socialismo), porque la crisis europea pronto llegará a limites inconcebibles y clamarán por un líder mundial, vestido de blanco o negro no importa; pero muy influyente en las naciones y sus líderes.

El pueblo de Cuba si no es capaz de quitarse el yugo por sí mismo, que no espere en sotanas ni cuellos-y-corbatas, porque todos se posicionan hipócritamente para imponerles a sus antojos. Una muy vieja patraña.

Puta Armienne dijo...

Ortega Alamino es una traición y una afrenta para Cristo y el pueblo de Cuba.
La entrega al castrismo de los pastores de la iglesia católica debe enseñarle al pueblo cubano que nadie va a hacer alsolutamente nada por la libertad y que la libertad tenga que buscarla el pueblo mismo.