abril 14, 2011

Desalojan a los feligreses de un una iglesia Pentecostal en Cuba.

Después de reparar un local abandonado y reunirse allí, las autoridades es que deciden desalojarlos para usar esta facilidad que ahora está reparada y funcionaba como una Iglesia Pentecostal. El Pastor y los miembros fueron amenazados de muerte. Aquí la información:
Dirigentes oficialistas desalojaron violentamente un Templo el 10 de abril en Jatibonico. El pasado domingo, las autoridades castristas realizaron el desalojo de la Iglesia Pentecostal de Jatibonico, provincia de Sancti Spíritus, para lo cual cerraron el templo sin presentar excusa alguna, ejercieron violencia sobre varias feligresas y profirieron amenazas.
La Iglesia, ubicada en la Cooperativa (UBPC) 26 de Julio, en las afueras de la villa, se instaló en un local que permaneció abandonado por más de tres años, al que la congregación tuvo que hacerle una reparación capital, ya que los funcionarios comunistas habían sustraído puertas y ventanas.
Según informó Aicer Cardoso García, miembro de la comunidad cristiana y fuente de esta información, al momento de realizarse el desalojo, en el local religioso estaban presentes el Pastor José Luis Jorge y varias mujeres, ya que eran precisamente estas últimas las que habían sido convocadas para orar.
Raidel Meriño, jefe de personal de la UBPC, cumpliendo órdenes del presidente de ésta, penetró al lugar con un arma blanca junto con varios de sus subordinados, demandó a voz en cuello que los presentes abandonaran el local y arrastró violentamente a varias de las feligresas que se aferraron a sus asientos para resistir el desalojo.
Según continuó informando Aicer, el represor amenazó de muerte al Pastor y a los miembros de la congregación con una frase tomada del argot popular cubano: “Al que entre de nuevo aquí, me lo echo al pico”.
Yayabo Press ha podido conocer también que funcionarios del Partido único (comunista) y un fiscal, han estado reuniéndose con dirigentes de la cooperativa para tratar este tema y ultimar los detalles del despojo, pero no han dialogado con los creyentes.
Aicer concluyó: “Esto ha sido una arbitrariedad. Esperaron a que reparáramos el local semidestruido para volver a cogerse los materiales y emplearlos para su provecho personal. Ahora tenemos que realizar nuestros cultos a la intemperie. Hechos como éste demuestran que los comunistas siguen persiguiendo la religión”.
*Periodista independiente cubano, radica en Jatibonico, Sancti Spíritus, Cuba. Colabora con la  Agencia Yayabo Press

2 comentarios:

Puta Armienne dijo...

Según la historia del comunismo castrista, ellos siempre se han robado lo que otros han hecho.

Religion en Revolucion Blog dijo...

Dentro de la Iglesia existen procedimientos para resolver cualquier litigio o crisis, esto dentro de los principios bíblicos a saber.
Aquellas personas involucradas deben conversar e intercambias en “presencia de uno o más testigos” casi siempre involucrando a los diáconos, si no hay solución se lleva a la Iglesia, esto es a la reunión o “junta de negocios” donde solo asisten los miembros de la iglesia y no personas ajenas a la misma. De esa reunión debe salir una solución al litigio.
Llevar un “litigio” hasta una oficina del Partido comunista en Cuba es algo vergonzoso.