julio 11, 2009

Es un delito en Cuba llevar Biblias y libros de contenido cristiano.

Una extranjera fue deportada desde Cuba para su país de origen, Venezuela.
Venezolana deportada de Cuba por el Jefe de la Seguridad del Estado cubana de Guáimaro por el único hecho de haber llevado Biblias y libros cristianos
. Según reporta el Periodista independiente Mario Hechevarria Drigss.*
Deseo a través de este correo hacer una denuncia, para que la misma, sea publicada en el Blog Religión en Revolución.
Soy Venezolana, Fui deportada de Cuba, cuando llegué el pasado viernes 26 de junio de 2009, al Aeropuerto José Martí. Inmigración solo me informó que tenía prohibición de entrada a Cuba. No me explicaron las razones ni el por qué de esta deportación. En el mismo avión que llegué, me regresaron a mi país.
No soy persona de sacar conjeturas sin tener pruebas. No obstante creo saber las razones por la cual se me prohíbe la entrada a ese país. El pasado 10 de abril de 2009, llegué al pueblo de Guáimaro, en la Provincia de Camagüey. Mi objetivo era llevar Biblias y material cristiano a una iglesia, ya que estoy enterada que este material es inaccesible en Cuba. Fui abordada por un jeep de la policía cubana, donde me pidieron mi pasaporte y los papeles del vehículo que conducía (alquilé un vehículo y manejé desde La Habana hasta Guáimaro). Me llevaron a una oficina de la seguridad cubana. El Jefe de la Seguridad se presentó como "agente de inmigración". Por cierto, los policías fuero bastante déspotas con mi persona. El Jefe de Seguridad de Guáimaro me interrogó por espacio de 2 horas. Acusó al Pastor y alguno de los miembros de su iglesia como contrarrevolucionarios; me preguntó si estaba a favor de Fidel y de Chávez y me amenazó con deportarme de Cuba e incautarme el material que llevaba, algo TOTALMENTE ILEGAL, PORQUE ESTE MATERIAL FUE REVISADO POR LA ADUANA Y AGENTES DE INMIGRACION en el aeropuerto Internacional José Martí de La Habana, cuando llegué a esta ciudad, el 8 de abril. Luego de este enojoso interrogatorio a este sujeto no le quedó otra alternativa que buscarme alojamiento en Guáimaro.
Entregué el material al Pastor sin ningún problema. Sin embargo, la Seguridad me perseguía constantemente en un vehículo Lada, me tomaba fotos y me filmaba. Igualmente hacía esto con el Pastor y su familia. El acoso fue tan grande que llamaban constantemente a la casa hospedaje donde me alojaba, para presionar a los dueños de la casa a que me fuera.
Cuando partí de Guáimaro, vía Camagüey, la seguridad de Guáimaro me persiguió hasta esta ciudad. Ahora bien, si este Jefe de la Seguridad de Guáimaro actúo con mi persona de esta manera, por el único hecho de haber llevado Biblias y libros cristianos, asumo que la represión a los ciudadanos cubano de ese pueblo debe ser muy arbitraria.
No sé que argumentaría este sujeto. Quizás me acusa de ser agente de la CIA, contrarrevolucionaria y otros calificativos diamantes. En todos los países del mundo cuando alguien es deportado, le explican las razones. Pero los funcionarios de inmigración cubana, en ningún momento, me dieron explicaciones.
Lamento mucho esta situación. En mi país Venezuela, un gran número de ciudadanos cubanos están trabajando, ocupando cargos relevantes y con mejor sueldo que los venezolanos, y a mi persona por llevar divisas a Cuba y solidaridad a un grupo de personas, se me deporta, se me veja y tengo prohibida la entrada a ese país.
PD: Por favor, no coloquen mi nombre si van a publicar esta denuncia. Gracias
*Periodista independiente cubano. E-mail: mayombe61@gmail.com
Foto: Guáimaro, Camagüey. Obelisco.