agosto 25, 2012

Iglesias en Cuba que no aceptan darle al César lo que es de Dios.


En esta nación hay iglesias que están plantadas para no darle al César lo que es de Dios.
Los doce apóstoles del Cordero soportaron la persecución, los apóstoles pioneros de la iglesia la sufrieron y los de hoy la resisten. Si quieren ver un apóstol genuino, mire su vida ministerial a ver si ha sido perseguido, vituperado o difamado. En nuestra nación la persecución contra el mover apostólico ha venido tanto de la religión como del gobierno. La persecución y difamación son sellos distintivos del ministerio apostólico, de tal forma, que todos los apóstoles del Cordero, junto a muchos de la iglesia fueron perseguidos y maltratados llegando algunos a convertirse en mártires de la fe.
  Lo apostólico no lucha contra el sistema político cubano, lucha contra la injusticia y los abusos, que han sido manifestados contra el pueblo de Dios  y en especial contra  la Reforma Apostólica. La iglesia se edifica para luchar contra el diablo en un nivel profundo de guerra espiritual. Dios nos dio estrategias y armas poderosas para usar en la pelea contra el diablo y sus demonios y nos dio sabiduría para usarla contra las estrategias humanas.
Jesús está encargado de edificarla, porque la iglesia es de Él y fue compraba con su vida, y es edificada por medio del ministerio quíntuple. Jesús nos promete victoria en la lucha, ya que las puertas del infierno no nos derrotarán aunque nos harán dura resistencia. El Apocalipsis de Juan dice: Pelearán contra el Cordero, y el Cordero los vencerá, porque él es Señor de señores y Rey de reyes; y los que están con él son llamados y elegidos y fieles (Apocalipsis 17: 13).
De manera que la guerra es inevitable, si la esquivas de un lado te agarrará por el otro, pero Dios nos dio estrategias y armas para defendernos y para atacar. Tenemos llaves que abren las cerraduras de los cielos y la tierra, por eso tengo que vivir atando y desatando. La oración de las iglesias apostólicas no son las oraciones tradicionales de gente que se están muriendo en la pobreza, en la enfermedad o que están ahogados en el conflicto. Son oraciones de los hijos al Padre, donde se añaden declaraciones y proclamaciones que nos alinean con la Palabra de Dios y los proyectos y propósitos divinos. Si Jesús dijo, que  prevaleceríamos, lo hacemos decretándolo y proclamándolo. No somos redimidos miserables, somos hijos llenos de la multiforme gracia de Dios.
El médico puede decir lo que quiera, los jefes de empresas y corporaciones pueden expresar lo que les parezca, las autoridades gubernamentales pueden incluso emitir decretos, los brujos nos pueden meter en soperas, congelar nuestro nombre, o ponernos en altares satánicos. Algunos de nosotros de hecho hemos estado como plato fuerte en el cabildo de la ciudad, o en las fiestas y orgias de las brujas, pero lo que no saben ellos es que la Palabra de Dios y la oración destruyen todos los conjuros y los trabajos de los hechiceros. La Palabra decretada con autoridad quebranta las obras del diablo y decretan el  juicio contra las tinieblas.
A nuestro criterio es en el gobierno local de las Tunas,  donde existe un extremismo manifiesto en cuanto a casi todas las leyes emitidas por el nivel superior junto a un desmesurado nepotismo a la hoz y el martillo. Dicho de otra manera la provincia se ha convertido en un gran laboratorio socio-político, por eso los dirigentes de las diferentes esferas se deslizan con mayor facilidad y los que dan la talla son pasados rápidamente a otras provincias o a instancias superiores.
Nuestro primer pastorado en esta provincia comenzó en enero del 1994 en pleno Periodo Especial. Se le llama así al espacio agónico en que  cae el bloque comunista y Cuba pierde sus mejores aliados en el ámbito político y comercial. Fue una crisis económica sin precedentes, donde el hambre y miseria se agigantaron, y  donde los apagones se generalizaron e intensificaron en cada provincia, de tal manera que se hablaba más de alumbrones que de apagones, porque los tiempos sin corriente llegaron a ocurrir por periodos de hasta 12 horas. Esa fue una etapa de persecución maquiavélica para las nuevas iglesias, que nacían sin el reconocimiento oficial del gobierno. Hablo de Maquiavelo porque sus pensamientos fueron llevados a la práctica por el gobierno cubano. Observe tan solo dos de ellos. “Divide y vencerás”. “El fin justifica los medios”. (Continuará)
Las fotos corresponden a Iglesias de la Coalición Apostólica de Cuba en actividades en Santiago de Cuba.
*Pastor – Apóstol. Miembro de la directiva de la Coalición Apostólica Cubana. Dirige la Red Apostólica “Viento Recio” que cuenta con más de 20 pastores. Esta red está bajo la paternidad de Apóstol José Félix Coronel. Desempeña su apostolado en la Iglesia de Las Tunas, Cuba. Es Licenciado en Cultura Física y tiene una maestría y doctorado en Ministerio cristiano por estudios dirigidos.