junio 19, 2011

Demanda popular de la organización fraterno-cristiana: “Comitiva de San Pedro”

"Cuba para Cristo"
Demanda Popular de la organización fraterno-cristiana "Comitiva de San Pedro"
Al Primer Secretario del Partido Comunista de Cuba, al Presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular, a todos los miembros del Consejo de Estado y del Consejo de Ministros, a todos los funcionarios de Cuba que presiden o dirigen en instancias subordinadas a las ya mencionadas: solo la noble causa que inspira este documento libera nuestras almas del temor a profanar con la pluma a un hombre cuya pulcritud nos obliga a citar siempre su nombre solo cuando sintamos en nuestro pecho la devoción sincera que él llevó en el suyo: José de la Luz y Caballero. (Foto a la derecha) .
El gran pedagogo cubano de quien se conocen sentencias donde se enseña que la juventud ha de preocuparse mucho por sentir el estudio como una religión, que la escuela ha de templar el carácter de los maestros con la ayuda de la religión y la moral, que "instruir puede cualquiera, educar, solo quien sea un evangelio vivo". De aquí resulta la claridad con que ha de verse que no es un espíritu inquieto y en busca de protagonismo político, el que alienta y estimula a Ramón Osmundo Mesa Rodríguez y Alexander Mesa Rodríguez, ambos vecinos de Lino Pérez #216, Camajuaní, Villa Clara, miembros de la organización fraterno cristiana "Comitiva de San Pedro" así como a todos quienes como nosotros coinciden en los propósitos de esta demanda. Tampoco nos motiva la venganza irracional y fratricida que vio en el apoyo de estos tiempos favorables la gran oportunidad para evacuar rencores comprimidos. Como mucho menos ha de interpretarse nuestra conducta queriendo ver en ella apegos disimulados a un modelo de gobierno en específico, ya que es así como algunos de ánimo tenebroso conciben en Cuba nuestra digna e irreprensible fe cristiana.
Por tanto:
Considerando: Que la educación se elevará siempre gradualmente en humanidad y solidez moral según crezca su capacidad de ceñirse a las doctrinas de Jesucristo;
Considerando: Que la educación cristiana capacita y perfecciona al hombre integralmente como hijo de Dios, el amor a la naturaleza y el amor a su prójimo, dentro del cual se expresa el amor a la Patria.
Considerando: Que es el propio hombre quien humaniza y deshumaniza su entorno según sea su motivación, en todas las diversificaciones para amar o aborrecer el bien.
Considerando: Que el derecho y el deber que posee la iglesia para la enseñanza y la educación la capacitan para ello.
Considerando: La labor educadora que entraña la evangelización de la cultura y la inculturación de la fe cristiana, puesto que una cultura que carezca de la sabia vivificadora de la espiritualidad cristiana, es una cultura muerta y bestializada y una fe que no se vuelve cultura no ha sido ni fiel, ni digna, ni genuina, ni sinceramente experimentada y recibida.
Considerando: El derecho inalienable de cada familia y cada padre de educar a sus hijos eligiendo libremente el sistema pedagógico en el cual estos han de formarse como seres sociales que son y recibiendo del estado una colaboración subsidiaria sin que este se sienta con derecho a ser su único gestor y organizador.
Considerando: Que nadie tiene el derecho a marcar, acuñar o predeterminar la vida de nadie, es decir de su prójimo, aun cuando provea los medios para la educación de este.
Considerando: Que quienes por medio de esta propuesta pacifica cristiana y respetuosa le hacemos al gobierno cubano la demanda de que respete los derechos de su pueblo, anteriormente expresados en los aspectos precedentes, hacemos manifiesto nuestro desacuerdo con el modo en que hasta hoy el Partido Comunista y su gobierno han tratado a la Santa Iglesia de nuestro Señor Jesucristo.
Demandamos: Que todos los niveles e instancias del estado cubano respeten, ya que está claro que no desean colaborar, el derecho de la Iglesia para establecer, promover y estimular instituciones docentes, educativas, recreativas e informativas como emisoras de radio, canales televisivos, órganos de prensa, literatura y medios informáticos por medio de los cuales nuestra sociedad llegue a experimentar una genuina evangelización de su cultura con la consecuente humanización de sus miembros.
Demandamos que el gobierno Comunista de Cuba, en todos sus niveles, además de no impedir ni intervenir en nuestra sociedad respecto al establecimiento de escuelas, guarderías, imprentas, periódicos, revistas, librerías, bibliotecas, centros recreativos e informáticos todos de naturaleza e índole cristiano respeten en cada hogar el derecho de cada padre para elegir autónomamente el sistema pedagógico y el ambiente docente en los cuales han de educarse sus hijos.
Confiamos absolutamente en el que el amor de Dios y la gracia de nuestro Señor Jesucristo fortalecerán con su espíritu nuestra conciencia colectiva, construyendo en nuestra sociedad una cultura cristiana.
¡Hagamos mas humana nuestra vida social mediante el progreso de nuestras costumbres e instituciones!
¡Por la evangelización de nuestras costumbres, luchemos por una Cuba que avance con Jesucristo siempre! Amén.
Entonemos todos juntos con alegría fraternalmente el himno de "Cuba para Cristo"
Fraternalmente:
Ramón Osmundo Mesa Rodríguez  .           Alexander Mesa Rodríguez .
 Directro General.                                        Coordinador General