julio 07, 2010

El Obispo servil y el Abogado exiliado.

De nuevo tenemos a nuestro alcance las ‘genuflexiones” del muy reverendo Ramón M. Benito Ebanks. Obispo Presidente de la Iglesia Evangélica de Confesión Luterana de Cuba (IECLC). En esta ataca a la figura del Guillermo Fariñas, califica a los disidentes de mercenarios y la emprende contra los medios de comunicación. Este documento, el muy reverendo lo envió a un listado y provocó que un abogado cubano exiliado se preguntara:
Me pregunto: ¿esto es una declaración de una institución religiosa o una declaración de un Buro Político de un Partido Stalinista?
Hoy incluimos la nota inicial del Reverendo Ramón M Benito Ebanks que ha motivado una polémica ente el Obispo y el abogado.
Dice el Obispo Presidente:
A: La Opinión Pública Mundial
Ref.: Declaración.
Después de conocer cuanta algarabía se ha formado por la huelga voluntaria de Guillermo Fariñas, en función de una causa que no cobra vida entre los pueblos que durante varias centurias han sido explotados, violando todos los Derechos Humanos, me veo en la necesidad de dar a conocer a la Opinión Pública Mundial, la verdad del caso después que una representación de Iglesias cubanas se personaron en el lugar y buscaron información sobre el caso; a través del propio hospital con sus médicos y enfermeras que lo están atendiendo. Le adjunto la entrevista, y espero que la misma los lleve a entender que Cuba no es tan mala como la quieren pintar.
Realmente la fuente de la propaganda mediática contra Cuba, no se hace muy difícil hallarla, está en los mercenarios, llamados disidentes que son pagados por el imperialismo norteamericano, a través de la Oficina de Intereses de los Estados Unidos en la Ciudad de la Habana, Cuba.
La política imperial se encuentra muy bien definida para los países y personas que no compartimos el genocidio que se lleva a cabo en el mundo civilizado de hoy.
En un sistema que tiene controlado un 85%, aproximadamente de la comunicación radial, televisiva y escrita a nivel mundial, no es fácil poder llegar a los pueblos con la verdad.
Cuando hay medios alternativos que pueden informar al pueblo, los superan los Medios Mediáticos a favor de las Transnacionales, las Oligarquías y el propio imperialismo que los dirige, pero los pueblos no nos cansaremos de luchar para que podamos vivir en un mundo de paz. Sabemos que el pueblo norteamericano puede hacer mucho para lograr la paz en el mundo. Negarse a ir a la guerra ilegitima fuera de fronteras es un medio para lograr la paz. Para todos los que me puedan leer, los bendigo en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.