julio 13, 2008

Respuesta del P. Emmanuel Lowe OSB, de la Abadía de St. Otilio sobre la información de la futura apertura de un convento benedictino en Cuba.

Los lectores de nuestro Blog habrán leído el artículo: Fidel Castro, los quesos y los curas; aparecido no solo en este Blog, sino en algunos otros sitios de la Red. Esta información fue tomada de las agencias y de una información aparecida en un diario español. Han pasado varios meses y recibimos esta comunicación del P. Emmanuel Lowe. No tenemos la intención de polemizar sobre nuestro artículo en relación a los argumentos del P. Lowe, pero eso sí, publicamos la opinión de este monje benedictino considerando nuestra dedicación al libre juego de la ideas.
Esta es la opinión del P. Lowe:
“Como monje benedictino de la Abadía de St. Ottilien, quisiera rectificar algunos pensamientos de su artículo “Benedictinos fundan convento en Cuba. Con el proyecto de una fundación en la isla de Cuba hemos aceptado una invitación del Señor Cardinal Ortega que se espera de la presencia benedictina un centro espiritual y litúrgico. En su tiempo Fidel Castro lo ha permitido, como lo ha hecho con la construcción de un nuevo Seminario mayor y con la Casa Juan Vianney.
Ustedes afirman que Fidel Castro es “un apasionado de los quesos en general y particularmente del que se produce en la Abadía benedictina de San Otilio”. Nuestro monasterio produce algunos tipos de quesos no artesanales, pero únicamente para el consumo de la misma comunidad. Ofrecemos solamente una mínima parte de la producción en la tienda del monasterio. Como no lo exportamos sería interesante saber, en qué manera nuestro queso haya llegado a Cuba. Según mis observaciones, nuestros quesos no vuelan. Se comportan más bien como quesos comunes y corrientes.
De parte del Gobierno no hubo ni una condición impuesta. Hemos encontrado las puertas y corazones abiertos, como muchos sacerdotes, religiosos y religiosas provenientes de otros países del mundo.
Hay un decir en Alemania: si uno considera algo por demasiado ridículo, entonces pueda utilizar la expresión “so ein Käse”, que significa “!No, qué queso!”. Confieso sinceramente que es difícil no aplicar este dicho a su artículo.
Les anexo el comunicado oficial que nuestra comunidad ha publicado para anunciar la fundación en Cuba. Ésta nota es la única fuente benedictina que ha salido.”
P. Emmanuel Löwe OSB
Nota del Editor: El mensaje electronico NO venia con el anexo mencionado en los attachments .