febrero 15, 2012

El Embajador va a misa.

Por: Eloy A Gonzalez.
Se afirma que es tiempo de cambio en Cuba y que es el momento de la Iglesia católica después de sus gestiones de mediación para logar que salieran de la cárcel decenas de presos políticos  que, junto a sus familiares viajaron a España. Para muchos es el mejor momento en las relaciones Iglesia católica – Estado y el anuncio hace algunos meses de la próxima visita del Santo Padre completa  lo que algunos han denominado un nuevo concordato entre la Iglesia  católica y la ya rancia dictadura de la Isla. Un concordato es eso, un pacto, y si es para bien o para mal eso está por definirse. Esto dependerá del tiempo…, y de aquellos que escriban o interpreten la historia.
Hay más que una  connivencia entre ambos  poderes  y la intención de manipularse hasta donde sea posible; esto último por parte de un régimen que no ceja en su intento de mantenerse en el poder  a cualquier costo. El guion es aupar la religiosidad del cubano, si es dentro de la fe católica mejor y esperar por mejores tiempos.
De esto trata  la  inusual asistencia  del Embajador Manuel Aguilera de la Paz, representante de la dictadura castrocomunista en México, quien junto a un grupo de sus colaboradores, participó de la santa misa dominical oficiada por el Cardenal Primado Norberto Rivera Cabrera, esto en la catedral metropolitana en México DF. Una foto que acompaña a la nota en el diario La Jornada, muestra al Excelentísimo Embajador con una banderita cubana en la mano adoptando un talante de piadoso feligrés, esto después de hablar durante 45 minutos con el Cardenal Rivera Cabrera.
En el mismo momento en que el Embajador y su séquito visitaban la catedral metropolita en México y era recibido por el cardenal, allá en Cuba las Damas de Blanco eran objetos de acoso y hostigamiento para impedir su participación en la misa; privilegio que sí tuvo el embajador castrista en México.
Dice la información: El cardenal Norberto Rivera Carrera alabó la “libertad religiosa” del embajador de Cuba en México, Manuel Aguilera de la Paz, quien asistió a la liturgia dominical. “Nos alegramos porque está ejerciendo su derecho, que en su patria ya es claro, de libertad religiosa.”
Es decir el prelado mexicano “alabo” la libertad religiosa del Embajador, al hacer acto de presencia en el recinto litúrgico de la capital mexicana, para añadir “que estaba ejerciendo su derecho” (el de ir a la Iglesia en México)…, “que en su patria ya es claro, de libertad religiosa”…, (es decir en algún momento, antes…, era oscuro).
La libertad religiosa como la libertad de cultos en los últimos 50 años ha sido una entelequia en Cuba; la persecución, la discriminación por motivos religiosos y el sometimiento y manipulación de la Iglesia ha sido la forma de conducirse del  régimen. Pero si algunos en la actualidad aprecian un cambio de actitud del régimen de La Habana en este sentido, pregúntenles a los líderes y miembros del movimiento apostólico en la Isla.
El Embajador Manuel Aguilera de la Paz fue a misa en México. Ese mismo fin de semana no ocurrió lo mismo con las Damas de Blanco; mujeres que en Cuba le reclaman a la última dictadura de América la libertad de sus esposos, padres, hijos, hermanos o sobrinos. Esto reportaron las agencias independientes desde Cuba:
Agentes policiales reprimieron este fin de semana a las Damas de Blanco y a varios activistas prodemócratas en la provincia de Holguín. Iban hacia la Iglesia a la   misa cuando en dos autos, varios agentes policiales dirigidos por el mayor Douglas, de la policía política los detuvieron violentamente..., también fueron detenidos en Holguín, la Dama de Blanco Berta Guerrero y su esposo, Franklin Pelegrino del Toro. En el municipio de Moa, provincia Holguín, tres esbirros del régimen cubano le dieron varios golpes a la Dama de Blanco Annie Sarrion Romero este pasado martes 7 de febrero, rompiéndole dos dientes a la activista. Deysi Rafael Ramos y Arelis Rodríguez Chacón son dos Damas de Blanco que han sido detenidas para impedirles acudir al Santuario de El Cobre. En las dependencias policiales recibieron todo tipo de propuestas corruptas, acoso sexual... y toda una retahíla de lindezas de varios de los policías que las detuvieron. Esto ocurrió a lo largo de la Isla, contra mujeres indefensas que como cada domingo, desfilan en silencio por las calles portando gladiolos blancos y van a misa a orar por sus familiares presos de conciencia y por la patria atribulada.
En el momento que escribo esta nota, la Sede de las Damas de Blanco en La Habana se encuentra sitiada por agentes del Departamento de la Seguridad del Estado (policía política), la Policía Nacional y las paramilitares Brigadas de Respuesta Rápidas desde las primeras horas de este lunes 13 de febrero.
Ellas, las Damas de Blanco no tuvieron la misma oportunidad para ir a misa que tuvo  el Embajador cubano en México junto a sus subalternos.
Rivera Cabrera también declaro, y cito: “sabemos con certeza cómo tanto el comandante (Fidel Castro) y el presidente Raúl (Castro) están cuidando los mínimos detalles de la visita del Benedicto XVI”. ¡ Claro que cuidan los mínimos detalles”!. La dictadura solo el año pasado ordenó 4.123 detenciones arbitrarias y una tanda de golpizas a los opositores y a las Damas de Blanco que abarcó desde la zona oriental de Santiago de Cuba hasta Pinar del Río, según opinión del poeta y ex preso político, Raúl Rivero. Solo en enero se produjeron 631 detenciones arbitrarias.  Esto de las detenciones-exprés se ha hecho cotidiano en Cuba.
Precisamente en El Cobre, donde está el Santuario de la Virgen de la Caridad y el lugar donde estará el Santo Padre se ultiman los detalles para la visita. Según han informado activistas desde Cuba : allí ya se  han producido  detenciones y registros a los residentes del lugar,  inusual presencia de numerosos autobuses y furgonetas e  instalación de cámaras de video, así como de bloqueos de carreteras para controlar a quienes entran y salen de El Cobre. Algunos habitantes en los alrededores de la carretera por donde pasará el Papa están siendo desalojados y muchos de los techos de estas chozas reemplazados, agregaron los comunicadores independientes.
No sabemos si en el futuro el Embajador Aguilera de la Paz y los miembros de su comitiva continuarán las piadosas visitas al Tepeyac; de lo que estamos seguros es que la represión contra las Damas de Blanco para evitar que vayan a misa continuará, aun cuando el Papa se encuentre en Cuba. Las detenciones arbitrarias se harán antes, durante y después de la visita papal. La libertad del pueblo cubano, tanto como su libertad religiosa, hace mucho tiempo que han sido postergadas.
©2013-7


2 comentarios:

alejandroslibros dijo...

La historia de embajadores y prelados está a punto de llegar a su final. No importa cuánto se empeñen en maniobrar y construir su ‘Nuevo Mundo’ o mejor llamarlo su ‘Nuevo Orden Mundial’. El libro titulado: “El GRAN PACIFICADOR DEL INFIERNO” comienza su narrativa en Cuba, Ciudad Habana específicamente; y continúa hasta el futuro cercano que no hemos vivido. Allí encontrarán manejos sucios del gobierno cubano inspirados en su propia ficción y la leyenda marxista; los de un mundo atareado en seguir engañando a sus enanitos; y cómo Dios observa y al final se manifiesta. Sí, porque debe ser leído hasta el final para ser entendido.
Puede ser encontrado en Amazon.com y otros lugares en formato impreso o electrónico.
La esperanza no viene de los humanos, prelados, embajadores o políticos.

Puta Armienne dijo...

Eso se denomina hipocresía.