diciembre 20, 2015

Luchando legítimamente por la libertad de Cuba.

A veces veo mucha algarabía en los cubanos de adentro y de afuera. Pero también veo desunión, desorganización, intereses personales, boconería, guapería barata. No veo que se quiera realmente luchar por Cuba. Por eso yo preferí irme de Cuba y olvidarme de los asuntos políticos.
Sí, me fui de Cuba y me fui de verdad. Solo me ata a mi tierra los intereses que conciernen a la genuina extensión del Reino de Dios.
Hace rato le dejé la política a los políticos. Por eso es que tú no me vas a ver lanzar insultos a los Castros. Mi misión la tengo clara: exaltar a Jesús. Yo soy un fanático de Cristo. Yo no lucho políticamente por Cuba porque millones de cubanos de adentro no luchan por Cuba. Ni luchan por sus “libertades”, ni por sus derechos. Millones prefieren callar o solo protestar cuando les tocan sus intereses y solo dentro de su metro cuadrado. Como me decía hace poco mi amigo el apóstol Luis Yoel Balbuena: “Yo veo que la gente protesta fuerte cuando le quieren decomisar o demoler lo de ellos. Pero si el asunto es con el vecino, entonces que él se las arregle solo.”
No nos llamemos a engaño, ¿Tú has visto cuántos cubanos apoyan a los Castros con alegría en el desfile de reafirmación revolucionaria el 1ro de Mayo?, ¿Cuántos de esos cubanos estaban adorando a Dios el domingo en alguna iglesia?, ¿Cuál es el porciento?, ¿Tú has visto cuanta gente asa puercos el 26 de Julio para celebrar el día del asalto al cuartel Moncada?, ¿Tú has visto cuanta gente recibe el año nuevo celebrando un nuevo aniversario de la revolución?, ¿Tú has visto cuanto pueblo abuchea, repudia, golpea, desprecia, margina, escupe, encarcela, a los opositores al sistema? Entonces dejémonos de fantasía, si el sistema comunista y los Castros están en pie es porque el pueblo los quiere y los elige.
El que está en desacuerdo se va de Cuba. Y el que vive allá y no quiere saber de aquello, pelea de verdad, reclama por los derechos y beneficios de todos los cubanos sin importarles el precio a pagar, protesta en unidad, con entrega total, pelean cuando los tocan a ellos o cuando tocan a otros, pero con co…raje. Y no me digan que los cubanos no saben alzar su voz y protestar, yo los vi por televisión gritando en Costa Rica: “LIBERTAD, LIBERTAD, LIBERTAD, LIBERTAD.” Pero pregúntale a la mayoría ¿Por qué quiere emigrar? Y te van a decir que es por problemas económicos pero que ellos no tienen problemas con los Castros.
Yo hace mucho dejé de luchar de manera ilegítima (así lo considero) y tomé la armadura de Dios. Lo mío es predicar a Jesucristo. Si lo conocen a él (que es la verdad) serán verdaderamente libres. No solo los cubanos, también aquí en Estados Unidos (y en el mundo) hay mucha gente que necesita ser verdaderamente libres. Libres del pecado, del odio, del rencor, de la rebeldía a Dios, libres de la gente, libres de la hechicería, brujería, idolatría, espiritismo.
Vete a los campamentos de los miles de cubanos que están en Costa Rica esperando poder llegar a Estados Unidos y pregúntales cuántos de ellos vienen a este país con la firme intención de hacer vida cristiana, de congregarse en una iglesia y dar su aporte espiritual, moral y económico para que el Reino de Dios se extienda.  Te aseguro que la mayoría no viene en ese espíritu. Por eso yo lucho para que de verdad mi pueblo sea libre por Jesucristo.
Bendiciones.
*Apóstol Fundador de la Iglesia "Jesucristo Vive Hoy" en Las Tunas, Cuba. Doctor en Ministerio Cristiano. Predicador y Conferencista Internacional. Actualmente pastorea junto a su esposa en Staten Island, New York.