agosto 18, 2014

Es decir…, no fueron Fidel Castro y su equipo quienes quisieron crear la UMAP (Unidades Militares de Ayuda a la Producción) ¡Fue Dios!

Es decir, no fueron Fidel Castro y su equipo quienes quisieron “que esto fuera así”. Fue Dios.

Dios quien encerró a más de 22 mil hombres inocentes entre cercas con 25 pelos de alambre de púas, más cinco de anti fugas. Dios quien determinó que estos hombres, mal comidos, trabajaran de sol a sol rodeados por sus verdugos armados.
No fue Fidel Castro, sino Dios quien quiso ponerlos a prueba enviándoles en trenes de carga, sin siquiera agua e inodoros, en autobuses con las mismas carencias, hacia un destino que los implicados desconocían.
Dios quien llevó a tantos confinados UMAP a auto mutilarse severamente con tal de evadir la inclemente jornada en el surco y el duro encierro.

Para leer todo el articulo hacer clic en el titulo o AQUÍ