octubre 29, 2009

Un Pastor y la Bloguera descalificados como contrarrevolucionarios en Cuba


Dos notas aparecidas en la Red, en relación a un evento sobre Internet que tuvo lugar en la pequeña Iglesia Bautista del poblado de Taguayabón en la central provincia de Villaclara en Cuba, me llevan a considerar algunos puntos de vista ante la gravedad de las acusaciones de que son objetos una conocida bloguera cubana y el Pastor de la iglesia local.
La actividad a la que se refiere ambas notas, no fue promovida por el progubernamental Consejo de Iglesias de Cuba, ni contó con el apoyo de los diputados colaboracionistas de la Asamblea Nacional del Poder Popular. Tampoco tuvo el beneplácito de las múltiples organizaciones pantallas adscritas al Consejo de Iglesias de Cuba y/o dependientes de las estructuras evangélicas que siempre han mantenido una conducta innoble y sujeta a un apoyo incondicional y avieso a una Dictadura usurpadora y cruel que controla el poder desde hace 50 años.
No fue esta actividad de la Bloguera y el Pastor bendecida por la Oficina de Asuntos Religiosos del Comité Central del Partido Comunista en Cuba, ni se realizó bajo la mirada y el apoyo de la Oficina del Registro de Asociaciones del Ministerio del Interior cubano; todo parece indicar que esta actividad se les escapó a los esbirros del MININT y a los Chivatos de Taguayabón. Como era de esperar, toca a una chivatiente arrebujada en su condición de “periodista” quien se ha encargado de descalificar una actividad sobre Internet desarrollada en un espacio de una Iglesia Bautista en Cuba.
En más de una ocasión los recintos religiosos de muchas denominaciones en Cuba han sido usados a los largo de estos años para promover una Dictadura criminal, que viola los Derechos Humanos y se asienta históricamente en un montón de cadáveres de opositores y víctimas inocentes y de una nada despreciable cifra de prisioneros de conciencia.
Como no era una actividad que se desarrollaba en los templos de las Iglesias pro-oficiales del Consejo de Iglesias, eventos que como podemos recordar se hacen para promover y expresar un apoyo irrestricto a una Revolución que es una Dictadura cruel, prolongada, canallesca y violadora de los Derechos Humanos; había que atacarla sin el menor asomo de decencia .
Repudiar una actividad de simple divulgación y atacar a Yoani Sánchez y también al Pastor que actuó de buena fe al tratar de acercar a muchos jóvenes a lo que es la actividad de la Red; fue lo que hizo esta periodista. Ella es parte de una estructura de poder represora y absolutista, además eso hacen las Dictaduras: coartar las libertades. Los periodistas, como los intelectuales, se encargan de justificar.
En estos 50 años de historia mezquina de una Revolución renegada y sórdida, los evangélicos en más de una ocasión han sido manipulados y engañados para que apoyen una Dictadura pútrida e inmoral y aun siguen apoyándola desde el afrentado Consejo de Iglesias de Cuba.
Todo esto es traído a colación por este Blog, antes las mentiras, tergiversaciones y descalificaciones que ha escrito la “periodista impúdica” que ha calificado a Yoani Sánchez y al Pastor Bautista, Mario F. Lleonart Barroso, de “manipuladores, mentirosos y contrarrevolucionarios”.
Aquí pueden leer lo que realmente sucedió en Taguayabón, en un artículo que con el título de: “El vuelo de la Suzuki sobre Taguayabón”, aparece en el Blog Generación Y bajo la firma de Yoani Sánchez.
Entre otras cosas la autora del Blog y protagonista directa de la actividad desarrollada en la Iglesia Bautista de Taguayabon señala:
Los ojos pasmados de quienes jamás se han sentado frente a una computadora conectada a la red, hurgaban las bitácoras que llevábamos copiadas. Explicarles en qué consistía Google fue complicado, pues en ese lugar la simple búsqueda de una certificación de nacimiento en el registro civil ya es extremadamente difícil. Imagínense la sorpresa cuando se enteraron de que con un simple clic se puede listar todas las referencias a un hecho, a una personalidad, a una temática.
Las nuevas tecnologías en manos ciudadanas, fue el tema central de una charla que hicimos Reinaldo y yo ante una docena de personas, algunas de ellas llegadas desde Camajuaní.
Sin embargo, para esta periodista que ataca y descalifica; enseñar a un grupo de personas como se conecta una computadora a la Red y lo que significa Google y como se usa un buscador es un acto: contrarrevolucionario.
Pero les dejo para que juzguen ustedes como la creación periodística en mano de una persona de maliciosa conducta puede atacar sin consideración, descalificar y criminalizar algo que hacemos a diario los que vivimos en libertad: usar una computadora, investigar en un buscador y hacer un simpe Clic y navegar por Internet. La periodista dice que esto es contrarrevolución, Para lo cual “se engañó y manipuló a los niños de Taguayabon”.
El artículo roñoso e infamante, aparece en la página Web de Insurgentes, con el titulo de: Un Pastor y una Bloguera, entre otras cosas dice esta engreída:
Creo que debes darte una vuelta por Taguayabón. Allí, la bloguera Yoani Sánchez, manipuló y engañó, con el pretexto de impartir una clase de Internet, a un grupo de niños en un pequeño templo bautista del lugar”.
En el poblado villaclareño, perteneciente al municipio de Camajuaní, entrevisté a las madres de varios niños que concurrieron a la Iglesia, supuestamente para hablar de Internet. Ellas me dieron su consentimiento para que sus hijos ofrecieran los testimonios recogidos allí.
Nuevamente Yoani Sánchez empleaba un reciento religiosos para promover la contrarrevolución, esta vez entre menores de edad. El pastor Mario F. Lleonart Barroso invitó a varios miembros de su congregación para “Una conferencia de Internet”.
Los teólogos de la Liberación, los tontos útiles de la progresía evangélica del hemisferio, los socialistas de caviar y Biblia que son arropados en La Habana, los colaboracionistas del Consejo de Iglesias, los intelectuales de los Centros de Estudios Ecuménicos y el profesorado halalevas del SET ( Seminario Teológico Evangélico) siempre contaran con la aprobación del gobierno cubano , el MININT y el sicariato de Religión del Comité Central para sus actividades nada religiosas en las Iglesias e instituciones pertenecientes al Consejo de Iglesias de Cuba.
Pero esta actividad de promoción de las habilidades para usar la Red, emplear un buscador como Google e introducir a jóvenes en la Red es considerada una actividad contrarrevolucionaria y debe de atacarse. Presionar a los familiares y manipular a los adolescentes que allí participaron lo único que consigue es ensombrecer el ambiente de intercambio en un poblado distante pero no olvidado.
©2009