junio 03, 2014

Se dirige la Alianza Cristiana de Cuba al Presidente del Consejo de Estado sobre la solicitud de atención a sus pedidos para una Ley de Cultos, también fue entregada la carta al libelo Granma .


      
Calle 27 Nº 1003 Apto 18  E/ 8 y 10 Vedado C/P 10400 La Habana
                                      Teléf: 537 833 54 67 Móvil 053 316441 Email: alianzacristiana777@gmail.com

La Habana, 3 de junio del 2014

Al: Sr. Presidente del Consejo de Estado y Consejo de Ministros Gral. Raúl Castro Ruz.
Saludos cordiales:

En entrevista realizada, el 5 de abril del año en curso, por oficiales de la Seguridad del Estado en nombre del Presidente del Consejo de Estado y de Ministros  Gral. Raúl Castro Ruz, le aseveraron al Pr Manuel Alberto Morejón Soler, Supervisor de la de la Alianza Cristiana, que si declinaba en la realización de un ayuno público que había anunciado realizar en las inmediaciones de la Plaza de la Revolución, desde el día 7 de abril, se le iba a dar una respuesta conforme a lo estipulado en la ley.
Las demandas del pastor Morejón, a nombre de la unidad de todos los creyentes y de la Alianza Cristiana de la cual es Supervisor son:
1-    La promulgación de una Ley de Cultos. Existe una propuesta presentada ante la Asamblea Nacional del Poder Popular desde el día 19 de mayo de 2006
2-     El cese del hostigamiento a los religiosos de cualquier confesión de fe.
3-     El cese de la discriminación hacia cualquier estudiante por razones de su fe.
La última carta de las entregadas en la Oficina de Correspondencia del Consejo de Estado data  del 31 de marzo del 2014. En el día de hoy hay un incumplimiento constitucional con respecto a la respuesta de última carta, de cinco expedidas para Ud. 
En estos momentos existen aproximadamente 500 iglesias, sin contar otras instituciones no cristianas ilegales. Y no precisamente porque los representantes de estas confesiones de fe deseen estar al margen de la ley, sino porque las autoridades deliberadamente las discriminan al impedirles que puedan ejercer el  derecho de legalizar debidamente sus respectivas instituciones en el Registro de Asociaciones del Ministerio de Justicia.
Las consecuencias  que estamos pagando por falta de esta Ley son: desalojos, confiscaciones y hasta atropellos físicos sin derecho a reclamación por parte de los afectados, porque aunque estas acciones injustas y hasta en ocasiones abusivas y violentas, son justificadas por las autoridades represivas por supuestas infracciones de las iglesias ilegales.
Nuestra Carta Magna en su Capítulo VII expresa:
Artículo 63. Todo ciudadano tiene derecho a dirigir quejas y peticiones a las autoridades y a recibir la atención o respuestas pertinentes y en plazo adecuado, conforme a la ley.
Artículo 66. El cumplimiento estricto de la Constitución y de las leyes es deber inexcusable de todos.
Sr. Presidente, es imposible concebir que Ud. tenga conocimiento de todo este proceso, pues por negársele lugar a una propuesta de Ley que además es un derecho constitucional, la imagen más afectada es la Ud. Por consiguiente apelo a su buena voluntad para que con sabiduría y el uso de los poderes que le ha conferido el pueblo cubano, aplique justicia con equidad sin permitir que se sigan violando los derechos de los más débiles en sus demandas.
En sus manos está que como en la Sacra Carta Magna de Dios dice:
Reinó David sobre todo Israel,  actuando con justicia y rectitud para con todo su pueblo. (2ª  de Samuel 8:15). En la nuestra se pueda llegar a decir lo mismo de Ud.
Dios le bendiga. 
Rev. Manuel Alberto Morejon Soler.
Supervisor General de Alianza Cristiana.