abril 27, 2014

El Castrismo y su carácter racista en Cuba.

Si hay algo en lo que un hijo de Dios no debe creer es en las casualidades, ya que Dios tiene el control del tiempo, de la vida de sus hijos, y de todo lo que fue, es y será. Una interrogante salto hace ya algunos años en mi mente y corazón, y era, ¿Por qué tantos obstáculos en nuestro Ministerio? La realidad de todos estos hechos ocurridos en la Isla, con la iglesia de Cristo, sus abusos, golpes, desalojos, muertes, han tenido una acción más salvaje y brutal cuando de los negros se trata, aunque lo traten de tapar, lo cierto es que se hace evidente el carácter racista de los castristas en la Isla de Cuba, en nuestro caso, estando, en las Asambleas de Dios, cuando comenzamos a pastorear en el año 1999 en el Reparto Abel Santa María en Santiago de Cuba, la Iglesia que fundamos y apostolamos hasta hoy, fuimos testigo del rechazo a todas nuestras solicitudes de apertura, legalidad, o aprobación de cualquiera de nuestras actividades. Han pasado ya 15 años, y nuestra historia de ser reprimido, desalojado, robado, golpeado, detenido, saqueado, intentos de muerte, accidentes, amenazas de muerte descaradamente por parte de la Seguridad del Estado castrista, violencia a nuestros hijos, desprecios en sus escuelas, golpes, es para contarla, como lo estoy haciendo en mi libro llamado Clandestinos.
Niños en una actividad especial de la Iglesia
 que lidera el hno. Toledano.
 No hay paredes ni techos en esta aula.
Hablaba con la Coalición apostólica de Cuba en una de nuestras reuniones sobre el asunto, y les exponía de como en todo el proceso de nuestras persecuciones, el militarismo cubano se han ensañado más con nosotros, y le dejaba ver el papel que jugaba nuestra raza en todo este asunto, el hecho es que somos los únicos negros de la Coalición  también. Es penoso que en pleno siglo 21 estemos hablando de casos como estos,  y más cuando un supuesto gobierno, en vez de atender las necesidades de su pueblo, y buscar soluciones para erradicarlas, se dedica a proveer todos los recursos, fuerzas, finanzas y tiempo necesario para reprimir e intentar extinguir todo lo que no piense como ellos.
Pensar diferente en la Isla de Cuba, es uno de los delitos más grabe que Ud. pueda cometer, no ser castrista o comunista, es que su vida y todo lo que Ud. es y tiene entren en un conteo regresivo, su vida y su gente comienzan a correr peligro, como en el caso de una de nuestra hija espiritual, la pastora Yanela Áreas, la cual es también una de los dos ingenieros que dirigen también la construcción que en este momento se lleva a cabo en nuestra casa. Los políticos de nuestro país no pueden aceptar que hoy, milagrosamente tengamos todos nuestros documentos en orden, la propiedad de nuestra casa y de nuestras tierras a nombre de mi esposa y mío, la Licencia de Construcción en Orden, aprobada y ya en nuestras manos, el proyecto de Construcción hecho por el Arquitecto de la comunidad, con todo en orden, supervisado por nuestros ingenieros, legalmente no hay vías para arremeter contra nosotros, por eso, la Seguridad del Estado intenta fabricar un delito contra mi persona, familia e iglesia Emanuel, la cual pastoreamos.
Niños en una actividad especial de la Iglesia
 que lidera el hno. Toledano.Esto en un parque .
Yanela Área, fue citada a presentarse a la Unidad provincial de investigación Criminal y Operaciones DOCE, cita en altura de Versalles SN, municipio y Provincia Santiago de Cuba, ante el instructor Mayor Enrique, 23-4-14, donde está siendo interrogada en este momento. El objetivo es claro, fabricarle un delito, culparla e iniciar un proceso penal contra ella, sabiendo lo importante de su función en nuestro en nuestro ministerio. En este momento también el sistema represivo está organizando un programa de entrega de casa a todos los vecinos del barrio donde vivimos, bajo el lema de que el barrio desaparecerá, plan donde nosotros como familia no calificamos, ya que gracias a Dios no nos han propuesto nada, pero las reuniones que han hecho en las diferentes Zonas en el reparto, mencionan mi nombre como un opositor al sistema, y se agita las masas comunistas para que nos vigilen, nos calumnien, nos provoquen, y hasta nos ataquen. El delegado de la zona, el tal Arquímedes, no cesa de declarar palabras contra mi familia y la iglesia, y hay toda una campaña de propaganda de desaparecer el barrio, para así, desaparecer la iglesia y mi familia, maldad que Dios no permitirá.
Nada de lo que está ocurriendo es casual, es un plan elaborado por los comunistas de mi país, un nuevo ataque contra la iglesia en Cuba, ¡Basta de abusos contra la Iglesia en Cuba, basta de chantaje, basta de silencio! Hacemos responsable al gobierno de los Castros de todo lo que pueda suceder con nosotros y en la Isla de Cuba a partir de este momento. Haga llegar esta denuncia hasta lo último de la tierra, a los Organismos  internacionales de los Derechos Humanos, y a toda la Iglesia de Cristo en todo el Mundo, Shalom.