marzo 03, 2014

Pastores encubiertos, estudio psicológico y experiencia evangelizadora.

La lectura de la historia del  pastor Jeremías Steepek, falsa por cierto, pero  que se hizo una fabulación con base real en la imaginación  de algún escritor anónimo y que se convirtió en un fenómeno en la internet; me motivó a buscar las posibles fuentes. Es sabido que la persona o personas que escribieron la historia de pastor indigente se basaron básicamente en tres informaciones a saber: un experimento de psicología de la Universidad de Princeton de 1970, la verdadera historia de un pastor metodista de Tennessee que vivió como un hombre sin hogar durante cuatro días antes de predicar un sermón sobre su experiencia, y un libro muy popular publicado en el siglo 19. ( In His Steps: What Would Jesus Do?).
Ahora bien, el experimento académico se convirtió en una leyenda urbana basada en una comprobación realizada en una clase de psicología social en la Universidad de Princeton en el 1970. En la prueba  los estudiantes  fueron enviados a ocupaciones urgentes en tanto que un  actor haciéndose pasar por una persona que necesita ayuda les confronta. Los investigadores determinaron como los estudiantes interrumpen sus tareas urgentes para prestar ayuda, analizaron los resultados como establece todo estudio académico.
También en la historia del pastor indigente se aprovechó   un episodio de “ In His Steps: What Would Jesus Do?” un exitoso libro del 1897 de  Charles Monroe Sheldon. En el episodio se muestra a un  hombre desempleado  que avergüenza a una  congregación y su pastor por su falta de compasión hacia él…., pero esta también es una historia que no responde a la realidad.
The Rev. Willie Lyle rests along a curb in downtown Clarksville.
 The Sango United Methodist Church pastor went
 undercover living on the streets for a week.
 / Greg Williamson / Gannett Tennessee
Lo que sí es real y parece ser la esencia de la  historia del pastor Jeremías Steepek, fueron algunos incidencias  que tuvieron lugar en el  2013. En junio de 2013, el reverendo Willie Lyle, un  pastor recién nombrado de la Iglesia Metodista Unida Sango en Clarksville, Tennessee,  quien pasó cuatro días y medio viviendo en las calles  como un indigentes. Más tarde, como pastor pronunció un sermón con el título de: "The Least Used Parts of the Body"; basado en I Corintios 12:12-15, texto que es oportuno  incluir aquí:
Porque de la manera que el cuerpo es uno, y tiene muchos miembros, empero todos los miembros del cuerpo, siendo muchos, son un cuerpo, así también Cristo. Porque por un Espíritu somos todos bautizados en un cuerpo, ora Judíos o Griegos, ora siervos o libres; y todos hemos bebido de un mismo Espíritu.  Pues ni tampoco el cuerpo es un miembro, sino muchos.  Si dijere el pie: Porque no soy mano, no soy del cuerpo: ¿por eso no será del cuerpo?
Según el pastor Lyle, "A menudo, las partes menos utilizadas del cuerpo son los que tienen un mayor significado, como el corazón y la mente. Tenemos que entender que no hay partes pequeñas o menos usados ​​en el cuerpo de Cristo.  "Muchos de nosotros sólo quieren servir a Dios una hora cada semana. Eso no es suficiente. Ese no es el plan de Dios”, concluyó en una predica matizada por sus experiencias como indigente. El Pastor, quien asegura que paso esta experiencia porque Dios le había hablado, afirmó: “Nuestro objetivo debe ser mejorar y cambiar la vida de las personas como nosotros, vivir como Jesús. Usted ve, nosotros miramos hacia el exterior y hacemos juicios. Dios mira el corazón y ve la verdad”.
Hay una experiencia muy similar a la anterior, cuando en noviembre del 2013 el obispo mormón David Musselman se hizo pasar por un indigente sin hogar e interactuó con los feligreses fuera de una iglesia en Taylorsville, Utah, antes del servicio dominical.
Pastor João Luiz Gimenez Reis
Lo interesante de esta historia que antes contamos del pastor Jeremías Steepek es que tiene su versión brasileña. Todo parece indicar que alguien tratando de hacer más viral aun la fábula, tomó la imagen real del pastor João Luiz Gimenez Reis para incluirla en la información, falseada y editar un video usando el texto del sermón de Jeremías Steepek.
Sim embargo es bueno que el uso de esta imagen nos llevara a encontrarnos con un pastor que efectivamente tiene una iglesia en Brasil y desde hace mucho tiempo hace estas presentaciones en el papel de mendigo a fin de ilustrar de una forma especial y  motivar a los que le escuchan en sus mensajes. Esto es lo que dice el pastor João Luiz Gimenez Reis sobre la intencionalidad de su actuación como pastor-mendigo y como lamenta que su trabajo se vea ahora comprometido por la difusión que ha tenido en relación con el personaje no real de Jeremías Steepek. Esto dice el pastor Gimenez Reis:
Yo soy un pastor misionero que utiliza el arte para expresar el amor de Dios. Este ministerio de la predicación como un mendigo, en realidad es de casi cinco años cuando creé la pieza “Aki Nadie vive”' en un monólogo para las escuelas y para poder llegar a dar una charla sobre las drogas. Después de una de mis presentaciones, y de ser inspirado por algunos hombres de Dios que tuvieron la visión de que la predicación de mendigo en la iglesia causaría un impacto en la gente, era una forma en que se podía tocar  el tema. Elegí algunos textos bíblicos y creé la predicación del mendigo. Y hasta el día de hoy ha sido una bendición en los casi cinco años del ministerio que se logra tocar a tantas almas para Dios.
Si la historia del pastor Jeremías Steepek no es real, si lo es la del pastor – mendigo que se hace más humano andando los caminos de los menospreciados, acercándose a los desfavorecidos; aquellos que sufren una permanente falta de medios para subsistir y de afectos que compartir. Aquí están los ejemplos del pastor Lyle que creyó correcto seguir lo que Dios le decía y se hizo mendigo, del obispo Musselman  que antes de un servicio religioso en una de las congregaciones que dirige, entendió que era mejor hacerse mendigo para relacionare con sus feligreses. Pero es la experiencia del pastor Gimenez Reis la más significativa por los cinco años que lleva en este ministerio donde, haciéndose mendigo o al menos actuando como tal, alcanza las almas para Dios.
Este pastor mendigo, actor por excelencia de y para Dios, dice que señala lo que considera que es el verdadero evangelio de Cristo. Un evangelio en que aprendamos a amar a los demás, para llegar a los más necesitados, un Evangelio sencillo que habla de un Cristo que salva, sana y entrega.
Siendo así no es necesario  disfrazarse de mendigo, solo hay que participar…….,

26 de febrero de 2014©

2 comentarios:

Pr Manuel Alberto Morejon Soler dijo...

Bendiciones:
Muy buen trabajo.
Pr Manuel Morejon

Pr Manuel Alberto Morejon Soler dijo...

Bendiciones:
Muy buen trabajo.
Pr Manuel Morejon