febrero 09, 2006

¿Pastor de que pueblo?, ¿del cubano?



“No he sido un simple pastor de una congregación Bautista, he sido y seré hasta el final pastor de mi pueblo” Así se autodefinió el reverendo Raúl Suárez Ramos, Director del Centro Memorial Martín Luther King Jr., el primer orador del Acto de Homenaje a las Víctimas del Terrorismo contra Cuba, al cual asiste el Dictador Fidel Castro, sátrapa criminal que se mantiene en el poder violando los Derechos Humanos del pueblo cubano desde hace 47 años.
El reverendo bautista Raúl Suárez Ramos, director del Centro Memorial Martín Luther King Jr, ubicado en Marianao, en el oeste de la capital cubana, fue el primer orador en el Acto de homenaje a las víctimas del terrorismo contra Cuba, que se desarrolla en estos momentos en la Tribuna Antiimperialista José Martí, al cual asiste el Dictador cubano.
Rev.Raúl Suárez

El reverendo Raúl Suárez indicó que recientemente, mientras participaba en una marcha de protesta frente a la SINA, solicitó a las autoridades cubanas participar en este acto junto a los familiares de las víctimas del acto terrorista contra el avión de Cubana de Aviación. Recordó que entonces marchó junto a Giustino di Celmo, padre de Fabio di Celmo, asesinado en 1997 durante la serie de atentados terroristas contra instalaciones turísticas de La Habana. Igualmente, dijo, marchó junto a Iradia Malberti, madre de los hermanos Cremata, cuyo padre fue una de las víctimas de la voladura del avión de Cubana en aguas de Barbados en 1976.

Suárez señaló que el no ha “sido un simple pastor de una congregación bautista de Marianao, he sido y seré, hasta el final, pastor de mi pueblo”.
“Las provocaciones de la Oficina de Intereses de los Estados Unidos ultrajan la memoria y el espíritu de la filosofía de Martín Luther King Jr.”, por el cual dio su vida, señaló el líder cristiano, quien nunca ha hecho mención en su compromiso social con los que padecen, las violaciones de sus derechos en Cuba.
Además —expresó en referencia a los funcionarios de la SINA— no representan a su pueblo, y puso como testimonio las “muchísimas resoluciones de iglesias históricas de ese país, de personalidades que representan a grandes comunidades religiosas y no religiosas, que se oponen a las políticas hostiles del gobierno de Estados Unidos contra el pueblo cubano.
Refirió también la comunicación del Presidente y Primado Iglesia Episcopal de Estados Unidos, quien anuncio su próxima visita pastoral a la isla caribeña.
Suárez indicó que el líder religioso estadounidense ha señalado que las últimas medidas de la actual administración de su país acrecientan el impacto negativo sobre el pueblo cubano y que su visita dejará bien claro, frente a la opinión pública, el rechazo y su histórica oposición al bloqueo, y que vendrá a escuchar a la familia cristiana cubana sobre como afecta el bloqueo a Cuba. Bloqueo que no lo excluye de recibir los beneficios económicos de las convenciones bautistas progresistas de los Estados Unidos, y de otras organizaciones no progresistas que también le hacen llegar los “odiados dollares” del Imperio
Centro Martín Luther King Jr

El reverendo Raúl Suárez también informó a los congregados en la Tribuna Antiimperialista sobre la carta del Consejo Nacional de Iglesias de Cristo de Estados Unidos a la secretaria de Estados de ese país, Condolezza Rice, donde exigió honestidad y consecuencia de la justicia estadounidense en el caso de los cinco cubanos prisioneros en cárceles de aquel país por combatir el terrorismo. Consejo que jamás se ha preocupado por los cientos de prisioneros de conciencias que extinguen largas condenas en las cárceles cubanas, y no precisamente como vulgares espías.

Sobre las muestras de solidaridad, justicia y honor de personalidades y organizaciones norteamericanas, el reverendo Suárez aclaró que jamás estas personas han sido fabricadas, organizadas y financiadas por el gobierno cubano. No es necesario ni fabricarlas, ni organizarlas ni financiarlas, se “pintan solas’ son los “tontos útiles”, “los compañeros de viaje”, que tratan de justificar una satrapia prolongada y criminal.
También reseñó la actitud que por 15 años ha mantenido hacia Cuba la organización de inspiración cristiana Pastores por la Paz, “que ha dado testimonio —dijo el reverendo cubano— de lo que realmente significa amar al prójimo y el apoyo a la obra humanista y solidaria del pueblo cubano.
Esto quedó claro —agregó— en 1992, durante la primera caravana, cuando reverendo Lucius Walker dijo “aquí estamos, no por que Cuba nos necesita, sino porque el mundo necesita a Cuba.”
Y todos estos gestos de solidaridad cristiana, indicó Suárez, han sido a pesar de las amenazas del Departamento del Tesoro y la ultraderecha cubano americana de la Florida. Termino diciendo el muy reverendo.
La información fue proporcionada por el diario Juventud Rebelde, y Noticias cristianas. Accesado 09 de febrero de 2006