febrero 25, 2016

Después que fue destruida su Iglesia el pastor Alain Toledano se reúne con funcionarios del régimen Castro comunista, fue amenazado con ser juzgado y condenado por receptación.

Como hemos venido informando en este Blog, el templo de la Iglesia de la Nueva Reforma Apostólica en Santiago de Cuba, liderada por Ap. Alain Toledano fue destruida, así como la casa habitación del pastor que comparte con su esposa e hijas; esto ocurrió el 5 de febrero cuando se encontraba en un viaje de trabajo en Miami. Además de la destrucción del templo y el desalojo de su casa habitación le fueron robados artículos varios y documentos. En este nuevo evento el líder de esta iglesia de credo apostólico se reunió con funcionarios del régimen Castro comunista y esto fue lo que ocurrió…, veamos la información envía el Ap. Toledano Valente:
Saludos, amados.
 Como ya saben, hoy tuvimos la conversación con el Primer Secretario del Partido Comunista de Cuba  (PCC)  en Santiago de Cuba, Lázaro Expósito,  planteándole todos los abusos cometidos y reclamándole nuestros bienes. Este aseguro que en una  reunión con el Presidente del gobierno local  se nos daría respuesta de la casa y el terreno.
Al trasladarnos hacia el Gobierno (Poder Popular), estaban algunos de los funcionarios que representan diferentes organismos; la directora de la Oficina de la Vivienda, el director de la oficina de  Planificación Física, el presidente del gobierno Reinaldo García Zapata, una persona de nombre “Raúl”, el Jefe de la Policía Nacional Revolucionaria (PNR) y el señor Roberto Noa  Frómeta quien está a cargo de la Oficina de Asuntos Religiosos en Santiago de Cuba. Luego de intensos debates, se concluyó que,  “lo que había hecho la revolución, estaba bien, y que el asunto se quedaba como estaba”.
El jefe de la policía, luego de declarar algo diferente a lo que nos dijo el Secretario del Partido, explicó que se nos entregaría solo algunas cosas mañana martes y que, yo debería justificar algunas sillas de las que teníamos y unos hierros que servían de sustento en al techo para las tejas; porque ellos levantarían una acusación contra mi persona como receptor y que sería juzgado por el tribunal revolucionario. Con esto, ya les estoy informando, que mañana, pudiera darse el caso de que definitivamente me detengan, y no sé qué tiempo pueda pasar en prisión esto por unas sillas y unos tubos.
Aunque a alguien le parezca gracioso esto, así funciona Cuba con su política, si no es por Juana, es por la hermana, pero siempre fabrican un delito, para desaparecer todo lo que les estorba.
Pido oración por mí, por mi familia, la iglesia, porque es bien fuerte la situación por la que estamos pasando, los policías nos llevó todos nuestros documentos y ahora los están pidiendo. Cubran nuestras vidas en Cristo, y oren para que el enemigo se sea vencido una vez más, y Dios nos haga justicia. Denunciamos esto ante el mundo. Shalom.
Ap. Alain Toledano V.