agosto 16, 2013

Detención arbitraria por la policía política de un creyente musulmán en Cuba.

El  Islam  es una religión de Paz. 
Por: Mario Hechavarria Driggs.
Lázaro Fresneda Fernández, Abdul Ráman en el Islam,  denuncia  que estuvo preso en el cuartel de la Seguridad del Estado ¨Villa Marista¨, acusado de actos de terrorismo contra el gobierno cubano. En los interrogatorios un oficial instructor llamado Tony, cuestionó  su religión y su amistad con el expreso político Ángel Moya y Bertha Soler, líder de las Damas de Blanco.
Lázaro Fresneda Fernández, Abdul Ráman en el Islam
¨El  25 de Julio  me encontraba en oración cumpliendo con el sagrado mes del Ramadán, relata Lázaro, de repente tres agentes de la policía política  irrumpieron  en mi casa en el Reparto Alamar y a empujones  me metieron en un auto patrullero DSE (Seguridad del Estado)  en presencia de mi asustada familia¨.
¨Me llevaron para ¨Villa Marista¨  en el municipio capitalino de Arroyo Naranjo, con las manos esposadas en la espalda y la cabeza metida entre las piernas. Al llegar me tomaron las huellas dactilares y tiraron fotos, luego me enviaron para una celda con un aire acondicionado muy fuerte, donde estuve veinticuatro horas. Al siguiente día me trasladaron para otra celda  con un preso que no dejaba de hacerme preguntas. 
Lázaro Fresneda dice que el  oficial le preguntó sobre su vida privada, su conversión al Islam y el número de musulmanes en Cuba. Además del tipo de apoyo que recibían de las embajadas de países Islámicos, especialmente dinero del Reino de Arabia Saudita y Turquía.
¨Yo les dije que los diplomáticos nos trataban con mucho respeto¨.  ¨El Islam es una religión de Paz¨. Le dijo Lázaro.  ¨El tiempo que estuve detenido no me preguntaron de actos de violencia o de terrorismo, todos los interrogatorios eran sobre la religión y los derechos humanos, nada más¨.
A los doce días Lázaro Fresneda Fernández fue puesto en libertad, con la advertencia de que serían vigilados  sus movimientos. Esto último se ha cumplido estrictamente, el jefe de sector de la policía de su localidad lo cita y amenaza continuamente.