mayo 15, 2013

VI Asamblea General del Consejo Latinoamericano de Iglesias en La Habana.

Mario FélixLleonart Barroso.
Se prepara La Habana para la celebración en próximos días del VII Congreso del Consejo Latinoamericano de Iglesias (CLAI). El régimen recibe con beneplácito la celebración de este evento, el primero de esta organización subcontinental en Cuba, ya que el mismo contribuirá, según sus expectativas, a limpiar un poco su tan deteriorada imagen mundial en materia de libertad religiosa.
Recordemos que esta reunión viene precedida por el contundente informe «Briefing: Cuba Religious freedom in Cuba» que Solidaridad Cristiana Mundial (CSW) dedicara en el mes de abril a este crucial asunto dentro de la isla y del Examen Periódico Universal en cuyo informe el régimen apenas pudo emitir al respecto una simple oración formal que a nadie convenció, como lo demostraron luego las fuertes recomendaciones que en tal sentido le emitieron diferentes naciones.
Pospuesto desde febrero ya veremos si las diversas delegaciones que vendrán desde diversos sitios de América Latina adoptarán posiciones genuinamente proféticas, como corresponde a creyentes comprometidos con el evangelio radical de Jesús, o si serán satisfechas las expectativas del maltrecho régimen que aguarda por palabras condescendientes que pide a gritos y para las cuales se mostrará sumamente hospitalario.