julio 01, 2011

Un comentario sobre la actitud mostrada por la joven Claudia.

Por: Misionero Lucas IMM.
“La Iglesia no debe meterse en política, pero cuando la política, toca el altar de la Iglesia, esta debe defenderse”
Veo razonable las preguntas suscitadas sobre la actitud de la Joven Claudia, mi pregunta es: ¿qué dice la Biblia sobre el tema? Primeramente aclarar que para Dios no existen términos medios, o se es frió o caliente, la danza es una actividad que realizaban los Orishas para honrar a sus dioses paganos ¿debe un cristiano hacerlo? NO la Biblia claramente nos muestra en sus textos que no debemos honrar a otro dios que no sea al YO SOY…..Muchos murieron por no honrar a Faraón, Nerón y a otros muchos que han pedido honra. El cristianismo se ha diluido, se ha cambiado la predicación de la Justicia y arrepentimiento, por la tolerancia al pecado y cualquier práctica liviana se justifica. El cristiano ha de ser radical, Jesús fue radical, revolucionó el mundo de su época, cambió el curso de la historia por su actitud y palabra dura.
Sin anunciar y casi sin ser detectada, ha entrado en el círculo evangélico una cruz nueva en tiempos modernos. (Las falsas doctrinas) Se parece a la vieja cruz, pero no lo es; aunque las semejanzas son superficiales, las diferencias son fundamentales.
Santiago 4: 4 ¡OH almas adulteras! ¿No sabes que la amistad del mundo es enemistad con Dios? Pues cualquiera que se denomina amigo del mundo se Constituye enemigo de Dios .
Romanos 6: 1-4: ¿Que, Pues diremos? ¿Perseveraremos en el pecado para que la gracia abunde? En ninguna manera. Porque los que hemos muerto al pecado, ¿Cómo viviéremos con el?, ¿o no sabéis que todos los que hemos sido bautizados en Cristo Jesús hemos sido bautizados en su muerte? Porque somos sepultados juntamente con él para muerte por el bautismo, a fin de cómo Cristo resucito de los muertos por la gloria del Padre, así nosotros también andemos en vida nueva.
Nosotros, los que predicamos el Evangelio no debemos considerarnos agentes de relaciones públicas, enviados para establecer buenas relaciones entre Cristo y el mundo. No debemos imaginarnos comisionados para hacer a Cristo aceptable a las grandes empresas, la prensa, el mundo del deporte o el mundo de la educación. No somos mandados para hacer diplomacia, sino como profetas, y nuestro mensaje, no es otra cosa que un ultimátum.
El Evangelismo que traza paralelos amistosos entre los caminos de Dios y los de los hombres, es un evangelio falso en cuanto a la Biblia, y cruel a las almas de sus oyentes. La fe de Cristo no tiene paralelo con el mundo, porque cruza al mundo de manera transversal. Al venir a Cristo no subimos nuestra vida vieja a un nivel más alto, sino que la dejamos en la cruz (la crucificamos). El grano de trigo debe caer en tierra y morir para luego germinar una vida nueva con frutos que alimenten a otros y sean de bendición.
Es una pena que los cristianos piensen si y lejos de ver esta actitud como la de una Esther de estos tiempos, la veamos de esta forma.
Dios conoce los corazones y el juzgue con forme a su voluntad y justeza.
Misionero Lucas IMM.
Información relacionada: