julio 18, 2011

Manipula con argumentos políticos un líder religioso cubano para excluir a otro Pastor de la Iglesia Cristiana Interdenominacional de la Republica de Cuba.

Defenestrado el Apóstol Carlos Montoya de la Iglesia Cristiana interdenominacional de la Republica de Cuba (ICIRCUB).
Mas el que practica la verdad viene a la luz, para que sea manifiesto que sus obras son hechas en Dios. (Juan 3:21)
En el día de ayer me fue avisado de un correo electrónico del pastor Abel Rodríguez Rodríguez presidente de la ICIRCUB “Manantial de Vida- Llamada Final” en La Habana, enviado al Rev. Manuel Morejón. Por lo cual me veo en la penosa situación de hacer público las verdades respecto al tema.
Foto a la izquierda de Pastor Carlos Montoya.
A finales del año pasado el hermano Tony Cortés, perteneciente al Ministerio del Apóstol Maldonado de la Iglesia Rey Jesús, estuvo en la iglesia que yo pastoreaba entonces, la cual se encuentra en casa del pastor Abel Rodríguez, donde fungía como Tesorero nacional y sustituto ministerial del mismo y de la que Abel es el Presidente. Conversando con el hermano Tony Cortés acerca de la Iglesia independiente en Cuba declaré que el gobierno no quiere reconocer a los pastores independientes ni reconocer Proyectos de Leyes de Cultos y Asociaciones, presentados al Parlamento cubano hace algunos años, además de otras declaraciones del mismo tema que aparecen en Internet, donde reclamo el derecho que nos asiste a ser respetados y atendidos en nuestras religiones y fe, cuales quiera que sean. Después que el pastor Abel Rodríguez realizó una búsqueda en la red con ánimo de acusarme de contrarrevolucionario y realizó un viaje por las iglesias del Oriente de Cuba buscando argumentos para incriminarme (todo ello con total desconocimiento por mi parte). Además de incitar a pastores subordinados míos a no sujetarse y aprovecharse de su autoridad para instar a otros pastores a no entregarme los diezmos para sumirme en la pobreza, retirarme mi salario sin importarle qué comerían mis hijos y mi esposa que con tanto esmero trabajamos en la iglesia. Me solicitó que me retirara y guardara toda paz entre la Iglesia y nosotros, quedando solo con mi esposa y un pequeño grupo que servía en mi ministerio a los cuales mandó también a retirarse de la Iglesia, alegando que su familia temía ser reprimida por los órganos de la Seguridad del Estado.
En el culto dominical donde se llevó a efecto esta separación, delante de toda la congregación explicó que “nos retirábamos a fundar una Iglesia más y expandir las estacas, en ningún momento nos separamos con discordias entre nosotros sino guardando toda paz y conmigo se retiran también los hermanos que viven en el municipio 10 de Octubre” por lo que de hecho se convirtió en una comedia por las mentiras y la hipocresía que evidenció ¿cómo puede entonces enviar semejante correo electrónico al Rev. Manuel Morejón? ¿Qué derecho le asiste para hacer valer una moral y una autoridad que dista mucho de tener? (Copia de carta de despedida).
Si decir la verdad es una vergüenza pues me avergonzaré siempre, si la prosperidad es mentir y matar, moriré pobre, si la salvación es matar al hermano vana es entonces nuestra fe.
*El Apóstol Montoya se desempeñaba en la Iglesia Cristiana Interdenominacional de la Republica de Cuba, por sus siglas ICIRCUB.