diciembre 15, 2009

La furia del Comunismo sobre los Apóstoles en Cuba.


Todos los días a las 5.00 am estamos de rodilla en casa con el grupo de guerreros del Ministerio para juntos buscar el rostro del Señor, clamar por las diferentes necesidades y por todo lo necesario, una de las preguntas que le he hecho a Dios es porque él guarda silencio ante las injusticias de los Castros y sus seguidores en Cuba contra todo el pueblo Cubano y la Iglesia de Cristo la cual es parte de Él, y me dijo que todas estas cosas le pasaban a los cubanos por su pecado de idolatría y por su rebeldía, y que por esto ellos estaban cosechando el fruto de su maldad, pero no así con la Iglesia la cual siempre ha tenido un enemigo preparado para atacarle y hacerle caer porque aunque muchos creyentes no lo hayan entendido, el Diablo y sus adictos saben lo que representa la Iglesia en la tierra, su ruina y caída, por esto, debes entender que los ataques no determinan la condición de la Iglesia.
Fue entonces cuando me abrasó una profunda Paz y vino sobre mí un denuedo nunca antes experimentado y comencé a entender que Dios me estaba dando una nueva impartición para ministrar y confrontar las tinieblas en mi País, supe que a partir de ese momento mi vida, familia, ministerio, discípulos y todo lo que me rodeaba y me rodea hasta hoy corre peligro hasta de muerte en la Isla por causa del Evangelio, pero el Poderoso Dios me dijo: “ no temas , porque yo estoy contigo y pelearé contigo y vencerás”. El Señor me recordó como Israel fue atacada y cautiva por diferentes imperios en la antigüedad pero ninguno la hizo desaparecer de sobre la tierra y hoy son un pueblo libre y bien preparado en todas las áreas sociales y prósperos en todo el mundo donde se encuentre uno de ellos, como ni el Cesar, Nerón, Tito, Hitler, ni los leones, la crucifixión, ni la inquisición ni nada que se ha levantado contra la Iglesia ha prevalecido y ella permanece hoy más fuerte y grande que nunca en todo el mundo.
No es nada fácil servir a Dios en Cuba, bajo un régimen dictatorial el cual priva a sus ciudadanos de todos sus derechos, con una política esclavista, que impide prosperar a los cubanos para que como esclavos dependan de las migajas del gobierno, donde pensar diferente es más delito que ser homosexual, enseñar al pueblo a salir de la condición de esclavo y de la pobreza conlleva a que todo el aparato comunista arremetan contra ti con toda su fuerza y furia. Nosotros estamos siendo testigos de esto hasta hoy, hemos sido desalojados de nuestra casa sin derecho a ninguna otra, según el gobierno, muchos de nuestros bienes familiares fueron quitados descaradamente por el régimen para uso de un Hogar Materno en nuestra propia casa como nuestro armario, la repisa de la cocina, nuestras puertas, tanques de agua etc... Nuestro Templo fue demolido, la tierra decomisada teniendo su propiedad y habiendo sido pagada al gobierno dos veces. Todas las propiedades de la Iglesia robada y repartida muchas de ellas entre los saqueadores como cuando un ejército se reparte el botín tomado en la guerra.
En el día de ayer, llegó la Presidenta de los Comité de Defensa de la Revolución (CDR) para hacerme entrega del tercer documento emitido por el Departamento Provincial de la Vivienda, el cual dice literalmente que el régimen declara nuestro culto ilegal en Cuba y que nuestra estancia en la casa también es ilegal, casa que tiene su propietario legitimo . Añaden “que el sistema le comunica que su propiedad ha sido anulada”, esto, sin una explicación lógica, y “tanto a él como a mi núcleo familiar y a mí nos mandan a abandonar inmediatamente la casa, dan diez días para que hagamos una reclamación, la cual va a las manos de ellos mismos, quienes a su vez hacen firme su declaración” , dice el documento: “serán extraídos con la ayuda de la policía”.
Los políticos cubanos perdieron la vergüenza. Los comunistas saben que lo que hacen es injusto, pero le importa ya poco la opinión de nadie, de adentro y de afuera. Por esto le venden una imagen falsa a las naciones para intentar tapar una realidad tan cruel como la que estamos viviendo los ministros cubanos; como al Apóstol Mario y a su familia en La Habana, los cuales están en este momento en una condición igual que la nuestra, con la orden de abandonar su casa o sino, lo sacan con la policía. El Apóstol de Las Tunas, Mario Travieso, fue despojada su Iglesia y demolida y llevado todos sus bienes; ha tenido que abandonar ya varios lugares donde se reunía por presión de las autoridades a los propietarios. Ahora se encuentra en la casa de su suegra y la semana pasada, estando de visita en nuestra casa, se reunió el aparato político frente a su casa para hacerle un Acto de Repudio y gritarle “gusano” y “contrarrevolucionario”.
El Apóstol Omar Gudez se encuentra preso injustamente y al Apóstol Antonio le prohíben reunirse en su casa. El Apóstol Bernardo de Quesada vive bajo un continuo acoso por todos lados. Pastores por toda la Isla son violentados por el Sistema siendo desalojados, deteniéndoles sus salidas del País, quitándole casas, templos, bienes; tanto a ellos y a sus familiares que los apoyan. Un ejemplo es el Pastor Alexis Medina en Amancio, al cual después de tantas amenazas el Sistema le comunicó que si no hacia lo que le decían su casa seria decomisada.
En fin, no es un problema de falta de unción ni respaldo Divino, no es por pecado ni juicio, es que el diablo será diablo aún en el lago de fuego y azufre, sencilla y llanamente el problema se llama: Comunismo. No es la Iglesia, no es Cuba; es el régimen. Viendo entonces como estos, con toda la capacidad del Diablo se escurren ante los gobiernos internacionales, y no aparece una fuerza internacional que pueda socorrer a los Ministros cubanos que sufren, no como malhechores.
Pedimos a todos Uds., nos lleven en oración para que nos cubra la única fuerza capaz de enfrentar y vencer a nuestros enemigos, Jesús de Nazaret.. Cuando Pablo vio que corría peligro ante el juicio de los fariseos y saduceos, hablo de la resurrección de los muertos y se libró dividiendo la asamblea. Cuando estaba en Filipo y fueron azotados, él dijo, “soy ciudadano Romano” y escapo de la cárcel, cuando estaba frente a los gobernadores y vio que tenía ganada la polémica pero su vida corría peligro si lo soltaban porque él sabía que sus enemigos lo matarían dijo, “apelo a Cesar” , un gobierno internacional, así que buscar ayuda y usar todos los medios que él te da también es un arma de guerra.
Por eso, les pido que hagan llegar Uds., que tienen toda la libertad y posibilidad que no tienen los cubanos, este correo a cuantas personas y organizaciones sean posible para nuestra ayuda, pero si no fuera así, les garantizo que socorro y misericordia vendrá de algún lugar, les bendigo en Cristo, ¡Hay Victoria!, éxito, Shalom.
* Apóstol, desde la Ciudad de Dios, Cuba.
Información proveniente de Cuba mediante correo electrónico.