diciembre 07, 2007

Represión en Santiago de Cuba contra denominación evangélica, el Pastor y su familia.

Intolerancia religiosa en Santiago de Cuba.
“Por favor publiquen esto tal y como me llego de Santiago de Cuba”. A continuación el correo enviado por el Pastor Alain Toledano Valiente donde relata el ataque al que fue sometido tanto él como su familia en la ciudad de Santiago, Cuba, por parte de organismos represivos del Estado comunista. Esta es la información:
El 20 de Noviembre del 2007, Martes 8:30am, me encontraba orando en la sala de mi casa, cuando uno de nuestros discípulos llegó para hacernos saber que la cerca que separa el terreno donde se encuentra nuestro Templo del terreno del estado, estaba siendo cortada por trabajadores del gobierno de Castro, también me comunicó que habían muchos carros del gobierno, buldócer, camiones, ómnibus, tractores, y venían con todo tipo de instrumentos de trabajos como para tumbar un rasca-cielo.
Traté de comunicarme por teléfono y no pude, salía un mensaje de la maquina que me decía que mi teléfono estaba sin servicio, esto me pareció extraño, ya que habíamos pagado la cuenta del mismo desde el día 15 de este mismo mes, rápidamente me preparé y salí en dirección al Templo cuando me encuentro en el camino a Iliana Velázquez, nuestra administradora, la cual me informa lo mismo que nos dijo el discípulo, le orienté que llamara a algunos de nuestros hermanos y líderes y al regresar me informó que su teléfono, al igual que el de los obreros y líderes más cercanos a nosotros estaban sin servicio, al continuar nuestro camino hacia el templo me percaté que la calle estaba llena de motores de la contrainteligencia cubana, carros con chapas del MININT y de empresas del gobierno cubano, personas Jóvenes sosteniendo conversaciones con personas adultas que daban la apariencia que era muy importante para ellos, cosa rara en la Isla.
Nuestro lugar de reunión queda a 1km de nuestra ex casa, al llegar a la entrada del camino que nos lleva hacia el terreno del templo, me asombré al ver ómnibus, carros de la brigada especial, camiones, autos ligeros, carros de patrullas, jeeps, ambulancias, y hasta un helicóptero volando bajo por el lugar, el cual aterrizó luego en un terreno del Estado, todos llenos de policías, oficiales del MININT, muchos jóvenes vestidos de civil, pero con portes de deportistas, muchos de ellos llevaban celulares y transmisores por los cuales hablaban sin cesar, yo pude entrar al camino en medio de ellos, a 15 metros de la entrada, un policía que había quedado atrás llama al jefe del sector de la policía en voz alta señalándome y preguntando, ¿NO ES ESE?. Me llamaron y cuando levanté la cabeza, ya que había mucho fango y venia esquivándolo, ya estaba rodeado de policías los cuales me informaron que debía acompañarlos, le pregunté que cual era la causa y me dijeron,…tienes que acompañarnos.
Fui conducido a un carro del Minint, al rato trajeron a uno de los custodios de nuestro templo, el cual tenía mi cámara fotográfica y se la habían quitado porque según ellos estaba tirando fotos, cuando realmente las baterías no estaban en ella, sino que se habían quedado con el cargador en mi casa. Lo montaron en el mismo carro que a mi, yo le dije rápidamente que la cámara era mía y que no tenia baterías, se lo hice saber ya que se que lo que cae en las manos de ellos es casi imposible, si Dios no obra, recuperarlo, les dije: LO QUE PASE A PARTIR DE HOY Y DE ESTE MOMENTO, EN EL REPARTO, LA CIUDAD Y EL PAIS, UDS SON LOS RESPONSABLES, en ese momento buscaron a algunos de sus superiores y le dijeron mis palabras, estos, me sacaron del carro donde estaba y me dijeron que caminara hacia otro que estaba en la salida del camino, cuando salí del carro, alcé mi voz ante todo el pueblo que presenciaba el despliegue de la policía, los agentes del Minint y todos los hombres que descargaban como toda una mercancía en oferta y grité, ME LLEVAN VIVO Y NO PADEZCO DE NINGUNA ENFERMEDAD, NO ME DUELE NADA, PARA QUE NO VAYAN A DECIR LUEGO SI APARESCO MUERTO, O NO APARESCO, QUE UNA ENFERMEDAD ME MATÓ.
En ese momento comencé a ser maltratado por los agentes del MININT y los policías que me llevaban, el policía que venia detrás de mi me empujó hasta llegar al carro de patrulla, mientras otro agente vestido de civil me llamaba comemierda, homosexual, me decía mientras también me empujaba, que me iba a caer a piñazo, que yo no servía, abriendo la puerta del carro patrullero me empujaron hacia adentro como todo un criminal, el oficial que vestía de civil me ofendía e invitaba continuamente a fajarse conmigo, me dijo que si yo quería desviaban el carro a un lugar solo y que nos fajaríamos, pude darme cuenta que este era el sujeto que habían encomendado los hombres y el diablo para provocarme a ira para de este modo desacreditarme y perder todo lo que Dios me había dado y hecho en mi; le dije: parece mentira que siendo Ud. un oficial del Minint, invite a un ciudadano cubano a fajarse, basado en su cargo cuando debería cuidarme y no maltratarme, éste me dijo un disparate y luego hizo silencio.
Luego fui llevado al parque frente a mi casa donde estaba todo un ejercito dentro y fuera, armado y preparado como para una guerra, hasta una ambulancia había, pedí ir para mi casa para ver a mi familia que estaba siendo desalojada ya que ellos ya habían penetrado y tenían parte de nuestras pertenencias en camiones, me dijeron, ve, al entrar, pude ver la furia de muchos al tomar nuestras cosas para sacarlas de la casa, ministré unas palabras a mi esposa e hijas pequeñas (de 3 y 4 años respectivamente) lo cual no permitió que perdiéramos el control y de esta manera destruirle el plan al diablo y a sus hijos que llegaron no solo para botarnos hacia la calle sino para matarnos a nosotros y a toda nuestra gente si era necesario, tomamos a nuestras niñas y nos paramos en la puerta de la calle, ahí pudimos ver el efecto de la represión, el pueblo de Dios alabó a su Señor públicamente con cánticos y declaraciones de su poder y grandeza, sabiendo que estaban siendo partícipe de lo que sucedió a nuestros hermanos en la antigüedad y a la vez expresaron su descontento ante la injusticia del sistema comunista, condenando su represión e injusticia contra su propio pueblo, se dejaba ver una variedad de expresiones en toda la sociedad: hijos de Dios y hombres sin Dios, mucha gente lloraba al ver la injusticia, otras cantaban y lloraban, otros reían por el odio hacia nosotros y a la iglesia, dentro de los guardias y trabajadores, unos estaban alegres de sentirse útil aunque fuera matando a sus propios ciudadanos, otros parecían anestesiado ante el abuso.
Nuestra segunda hija, de diez años de edad, oyó en la escuela nuestros nombres y lo que estaba pasando y recogió sus libros y salió corriendo, venia privada en llanto, lloró más al llegar y ver el espectáculo y nosotros con sus hermanitas en la calle, la tomé, la abracé, le di unas palabras y fue donde su madre, luego se la encargamos a una hermana, ya que apareció una psicóloga acompañada con dos mujeres más que querían hablarle, yo les prohibí que se acercaran a ella, nuestra hija fue trasladada de lugar. Comenzaron a llegar pastores de nuestro ministerio, quienes levantaron la voz y le hablaron a todo el pueblo presente, del propósito de Dios para con sus vidas, de la violación de las leyes nacionales, de la injusticia y la represión.
En ese momento se me acercaron los agentes del MININT y algunos policías y me dijeron que tenia que acompañarles, me condujeron por el lado izquierdo hacia el final del edificio donde había un carro y algunos miembros de la contrainteligencia cubana que me estaban esperando, me montaron, mi esposa les preguntó donde me llevaban y no le quisieron decir, la sacaron de allí y a mi me condujeron a un local del estado en el mismo reparto llamado energía solar donde habían establecido su puesto de mando, este estaba lleno de carros de la policía, camiones de la brigada rápida y muchos carros de los dirigentes entre ellos los del Minint. Me subieron a un segundo piso custodiado y me entraron en una oficina donde me dijeron que me trasladaron para evitar que yo le hablara a las masas y las agitara y hubiera un enfrentamiento, me amenazaron de que ya yo tenia un expediente abierto y que cualquier cosa que hiciera a partir de ese momento lo usarían para procesarme, ya que yo estaba acusado por el delito de desobediencia, les pregunté que era eso, que a quien desobedecía yo y que a que le llamaban delito en sí, me dijeron que era a lo que yo hacía y decía a las personas, que por esta misma causa me habían conducido varias veces a la unidad de operaciones en Versalles, yo les dije: USTEDES LE LLAMAN DELITO Y DESOBEDIENCIA A PREDICAR, A PASTOREAR Y A TRAER LIBERTAD A LAS ALMAS QUE ESTÁN CAUTIVAS POR SATANÁS, PUES, ME PUEDEN ESTAR ENCERRANDO YA, PORQUE YO NO DEJARÉ DE HACER LO QUE HASTA AHORA HE HECHO, CUANDO SALGA POR ESA PUERTA SEGUIRÉ PREDICANDO Y PASTOREANDO LAS ALMAS Y NO ME RETIRARÍA DEL LUGAR DONDE ME PUSO DIOS.
Les dije que si yo no estaba detenido, me llevaran con mi familia, estos se negaron a hacerlo, me dijeron que todas nuestras cosas serían llevadas a la casa donde nací, le dije que yo me negaba, que hacia mas de 15 años yo había salido de esa casa, y que además, que a pesar de que había tenido cinco cuartos, se había derrumbado, solo ha quedo un cuarto en pie donde viven dos tías mías y su hija, es decir, tres personas dentro de un cuarto, y un pedazo de la sala que mi segundo hermano había dividido; una parte era su cuarto y la otra, el pasillo que se usa para entrar y salir, no hay baño, ellos se bañan en el patio escondidos y hacen sus necesidades fisiológicas sabrá Dios donde y ellos me dijeron, …pues para ahí mismo van, y si no, todas sus cosas irán a un almacén del gobierno.
Me trasladaron en contra de mi voluntad hacia allá, mi esposa y mis hijas se negaron a ir, pero a mi me montaron en un carro y me trasladaron, entraron a la casa derrumbada y pusieron nuestras cosas en el pasillo de la entrada, y en medio del derrumbe al aire libre, cuando terminaron, el policía que me custodiaba se movió de mi lado, yo salí, tome una moto y me dirigí al Reparto donde vivimos para ver a mi familia, la cual había sido ubicada en la casa de una hermana momentáneamente, luego, junto con un grupo de discípulo nos dirigimos hacia el templo que estaba siendo demolido, nos impidieron pasar, nos dijeron que tenían primero que terminar la demolición. Siendo nosotros desalojados, a las dos horas aproximadamente el gobierno organizó la inauguración de un hogar materno, pusieron una bandera cubana en la puerta, trajeron trabajadores del policlínico sin saber ellos mismos a donde iban y los pusieron a gritar viva la revolución.
Ya casi a las 7:00 pm penetramos a nuestro territorio, el terreno donde estaba enclavado el Templo fue clausurado con una cerca puesta por el mismo gobierno, demolieron todo y se llevaron todas nuestras propiedades, todos los instrumentos de música, nuestro equipo de audio, micrófonos, la nevera, la caja de agua, todas las piezas de repuesto de nuestro carro, las tejas del techo, las sillas, bueno, todo, para que contar. Esa noche celebramos nuestro culto en medio de la oscuridad, ahí estuvo la flamante, inconmovible, indestructible Iglesia de Cristo, alabando y glorificando su nombre. Ese día buscamos solo lo necesario para amanecer, a las 3:35 de la madrugada recogimos a nuestras niñas y nos dirigimos a la casa de los propietarios del terreno quienes gentilmente nos brindaron su casa y allá dormimos, ahora, temporalmente vivimos con ellos sin saber hasta cuando y donde iremos, pero segurísimos en Cristo de que él juzgará la causa de sus hijos.
Ahora nuestro baño es una esquina de la casa ya que hay que hacer uno, afectado por el clima ya que la casa es de madera y de zinc, la frialdad nos golpea mucho, pero Dios nos conserva sanos. Si de algo estamos seguro es que EL POSTRER ESTADO DE ESTA CASA SERÁ MAYOR QUE EL PRIMERO, nuestro Dios nos hará sobre abundar en todas las cosas y a los enemigos de su pueblo, “AAAAIIIII DE ELLOS”, pues les sobre-vendrá la ira de Dios y la de los hombres, solo callaré porque Dios se reirá de ellos en su ira, Dios tenga misericordia de ellos.
Seguimos adelante, no nos detendremos jamás, ya estructuramos la Escuela Biblia del domingo en las casas con nuestros pastores, estamos abriendo nuevas casas para las celebraciones, estamos ganando en orden, crecimiento, extensión, equipamiento, despojados pero contentos, vemos venir la gran victoria tanto deseada. SE HIZO CON NOSOTROS LO QUE NO SE LE HACE A NADIE, ASÍ DIOS HARÁ CON NOSOTROS LO QUE NO HA HECHO CON NADIE EN LA ISLA, NUESTRO DIOS ES BUENISIMO, SHALOM.
Apóstoles: ALAIN Y MARILIN DE TOLEDANO.
DESDE LA CIUDAD DE DIOS – CUBA.
Las fotografías corresponden a situaciones anteriores en que los Pastores Alain y su esposa, fueron amenazados por policías de régimen castro-comunistal en el mismo predio donde se reúne la iglesia. Oremos en favor de la iglesia en Cuba .
Aun cuando esta información nos fue enviada como comentarios, la incluimos como un post de esta Web. En realidad le damos todo el crédito al Blog Cactus21 del cual también tomamos la foto que aquí aparece. De igual forma estamos solicitando de los lectores nos envíen los datos relativos a la Iglesia o denominación a la cual pertenece este templo y su pastor con la finalidad de dar una información mas detallada.
Toda información adicional puede enviarse a nustro correo electrónico: cubareligion@yahoo.com

7 comentarios:

guajiro dijo...

Dios mio, misericordia.

Joao Cruzue dijo...

Hermano Gonzalez,

A paz do Senhor,


Gostaria de saber mais sobre a sintuação da Igreja em Cuba.


Hermano João Cruzué
San Pablo-Brazil
cruzue@yahoo.com.br ou cruzue@gmail.com

.

El Editor dijo...

Esta noticia no encontro tanto eco como lo ocurrido en la Iglesia Catolica de Santa Teresita, tambien en Santiago de Cuba.
Pero aqui esta la informacion.

Anónimo dijo...

Agradecidos que hayan publicado la carta que me enviara el pastor y amigo Alain, de Santiago, con quien pude compartir este año tres lindas semanas en el apartamento e iglesia que ahora ya no existe. Admiro el valor con el que han hecho frente a tan lamentable situación, le saludo a él, a Marilin, quien estuvo recien en mi casa, en Barranquilla y a sus tres niñas. Fuerza y valor en el Señor.
Mi correo a quienes quieren saber un poco más de esta pareja pastoral, es icaroxxxiii@hotmail.com y mi blog, con más fotografias, es
http://cactus21.blogspot.com//

Santiago Betancourt dijo...

Gracias a los amigos que han mostrado interés en el caso. Para más fotografias, están a disposición en el blog.

Anónimo dijo...

El Señor es mi luz y mi salvación, de quien tmeré el Señor es la fortaleza de mi vida de quien he de atemorizarme; Cuando se juntarón cotra mi mis angustiadores y mis enemigos ellos tropezarón y calleron. Pastor cada dia estmos orando por la iglesia en Cuba, las puertas del infierno no prevalecerán contra la iglesia,
la verdadera libertad la da el Espititu Santo, donde está el Espiritu ahi hay libertad. Que el Señor Jesus los fortalesca y establesca para arrebatar las almas del infierno, los amamos. Que Dios los siga usando poderosamente.

Anónimo dijo...

Ya se, que han pasado muchos meses desde que ha ocurrido esta barbaridad, me he enterado a traves de una amiga la cual mantiene un vinculo familiar con Alain y a la vez es conocido mio también, es una verdadera vergüenza lo que ocurrió ese día, como se suele decir...hay un dios en el cielo y un día tras de otro, y con la ayuda de dios saldrán adelante y ya el se encargara de hacerles pagar a esas personas hijas de satán por el daño moral y sicológico que han podido causar a personas inocentes y ajenas a lo ocurrido, solo puedo desearles a Marilyn y Alain mucha fuerza y fe que todo se andará por el camino correcto. Un saludo desde España (Zaragoza).