marzo 01, 2007

La Oficia de Asuntos Religiosos del Comité Central del Partido Comunista de Cuba.

La Oficina de Asuntos Religiosos
Por: Juan González Febles. *
La Habana, Cuba - Diciembre 2006 - Dirigida por la Sra. Caridad Diego, la Oficina de Asuntos Religiosos del Comité Central del gobernante Partido Comunista de Cuba merece un dossier por sus actividades contra el derecho natural de gentes o contra los Derechos Humanos, civiles y políticos del pueblo de Cuba.
Esta es la comisaría que dirige la actividad policial y el escrutinio de la fe de los cubanos. Esta instancia podría ser catalogada como un Ministerio, con todas las de la ley.
La Oficina a cargo de la Sra. Diego espía para la policía de Seguridad del Estado todas las actividades confesionales. Miembros del gobernante Partido Comunista y de la Unión de Jóvenes Comunistas infiltran las organizaciones religiosas para conocer sus actividades y la vida interna de las mismas. De acuerdo con la evaluación que de estas actividades haga la Oficina de la camarada Diego, tales organizaciones serán estranguladas o toleradas.
La camarada Diego es responsable de que ciertas confesiones no encuentren espacio ni permisos para construir templos, casas de oración o meros espacios para desarrollar sus actividades. El carácter policial del régimen de Fidel y Raúl Castro encuentra su realización más elaborada a partir de la actividad anti social de la Oficina de Diego.
Masones, Rosacruces, Abakuás, Bahais, Católicos, Budistas, Cristianos y cualquier otra confesión, sufren los amarres totalitarios de la dictadura a través del servicio de la Oficina de Asuntos Religiosos del Comité Central del gobernante Partido Comunista. Todo acercamiento a lo milagroso, toda visión espiritualista de la realidad, les interesa.
El ojo escrutador de la dictadura no se cierra jamás. A pesar de afeites cosméticos de última hora, como puede ser la autorización para que creyentes engrosen las filas del gobernante Partido Comunista, continúa la batalla contra la fe popular. Esta es parte muy importante del empeño represivo de la dictadura militar.
La virulenta reacción de los tramitados pastores de las iglesias protestantes oficiales, frente a los planteamientos de religiosos de la República Checa reafirma este patrón.
Los cristianos protestantes oficialistas, tolerados y aupados por la Oficina de Asuntos Religiosos que dirige la Sra. Diego marcan la pauta colaboracionista. Últimamente, dicha Oficina dirigió el coro laudatorio que las confesiones en la Isla consagraron a Fidel Castro.
A tenor de la Resolución 15 del año 2006, que prohíbe a las Organizaciones No Gubernamentales cubanas ser receptoras de ayuda internacional, los agentes velados del régimen, ubicados en confesiones cristianas protestantes, son privilegiados para recibirlas. Quizás esto haya motivado la respuesta airada de estos a los cristianos checos.
Esta sección del gobernante Partido Comunista tiene como fin condicionar el accionar devocional en Cuba, de acuerdo con las miras y necesidades políticas de la élite gobernante. Las acciones punitivas emprendidas contra pequeñas comunidades religiosas en regiones del interior de la Isla, son prueba irrebatible de este punto. También las negativas oficiales para la construcción de templos y lugares de oración y meditación.
Cuando con soberbia el gobernante Fidel Castro declaró en los años 70 que Cuba no mantenía relaciones con el Reino de los Cielos, afirmó la vocación totalitaria de su régimen para intervenir y condicionar la fe religiosa del pueblo.
Hoy, la Oficina de Asuntos Religiosos, a cuatro manos con la policía de Seguridad del Estado, realiza este sucio trabajo. Son también los comisionados para los contactos oficiales con las organizaciones seudo religiosas que apoyan a la dictadura a lo largo del mundo. Algunos de estas organizaciones son financiadas de forma directa o indirecta por esta Oficina.
Todas estas actividades, que hoy se mantienen a la sombra, saldrán sin dudas a la luz pública. Claro cuando Cuba sea libre y algunos archivos sean abiertos.
* Periodista Independiente cubano. E-mail: jgonzafeb@yahoo.com