abril 10, 2006

Consejo de Iglesias de Cuba saluda los procesos electorales democráticos en LA y condena la violación de los derechos humanos en Cuba.



El Consejo de Iglesias de Cuba saludó los procesos electorales democráticos de la región latinoamericana y deploró el rechazo que estos generan en los grupos hegemónicos "que precisamente proclaman los valores democráticos y que luego, no los aceptan".
Sin embargo, advirtió, esos procesos democráticos serían insuficientes si no van acompañados por una integración económica y social, que propenda a un mayor desarrollo y una mejor utilización de los recursos de la región para el beneficio y disfrute de los pueblos y la cancelación de la deuda social con las mayorías.

En el informe final de su LXII Asamblea General, celebrada en La Habana, entre el 7 y el 9 de marzo pasado, cita los procesos electorales desarrollados en los últimos tiempos en Brasil, Argentina, Venezuela, Uruguay, Haití y Bolivia, destacando este último por ser el primero en la historia de ese país que permitió el acceso al poder de los pueblos indígenas.
En un comunicado difundido hoy, el CIC dijo que la Alternativa Bolivariana para las Ameritas (ALBA), que los gobiernos y pueblos de Cuba y Venezuela impulsan para toda la región, y que hacen posible logros sociales y humanitarios en materia de educación, salud, cultura y deportes, se inscriben en la voluntad y solidaridad ecuménicas con los más pobres.
Cuestionó la postura de los Estados Unidos "que fuerzan a los gobiernos, a espaldas de sus pueblos, a firmar tratados de libre comercio (TLC, que han sembrado hambre, miseria y muerte en la región".
La organización religiosa sostuvo que es “escandaloso" que la mayor potencia del mundo, usurpe ilegal y groseramente parte del territorio cubano en la Bahía de Guantánamo y ahí mantienen una base "donde se violan los derechos humanos, de manera sistemática y continuada, de un grupo de personas retenidas sin acusación ni la posibilidad de un debido proceso".

Rhode Gonzalez
Acusó a los Estados Unidos de mantener sembrada la amenaza de reincidir impunemente en guerras e invasiones como las de Afganistán e Irak, pretextando un supuesto antiterrorismo, "cuando en verdad son guerras por los recursos naturales de los pueblos del mundo".
Alertó asimismo de las amenazas y estigmatización que Estados Unidos opone a los pueblos que demuestran, con los hechos, que sí son posibles otros paradigmas y alternativas, distintos a los que ellos imponen.
El Consejo de Iglesias de Cuba expresó de otro lado su anhelo que la Conferencia de Iglesias del Caribe (CCC por sus siglas en ingles) y el Consejo Latinoamericano de Iglesias (CLAI), se sienten a una misma mesa para coordinar los ejes ecuménicos comunes, "en aras de un mejor testimonio cristiano y ecuménico, y la mejor respuesta a los intereses de los creyentes, las iglesias y nuestros pueblos de la región".
Finalmente ratificó su compromiso de participación en los organismos ecuménicos de toda la región, "como una aspiración en la construcción de una Iglesia que testifica a través de la misión en una Patria Grande, como Bolívar y Martí la soñaran, desde el Río Bravo a la Patagonia".
Nota del Editor:

Como ustedes pueden apreciar, las preocupaciones sobre la democracia del pro-oficialista Consejo de Iglesias de Cuba, se reduce a desear la democracia para otros países mientras en Cuba, se mantiene la más prolongada tiranía que ha tenido lugar en el hemisferio. Democracias para otros sí, pero para Cuba no.
Otro tanto ocurre con los Derechos Humanos, la apreciación de los derechos humanos de la Asamblea del Consejo de Iglesias en Cuba, de franca inclinación pro-castrista, se limita a la zona de la Base Naval de Guantánamo. Para estos hipócritas de pacotilla, los cientos de presos políticos y de conciencia que están en las cárceles del régimen comunista en Cuba no existen; y la aplicación de los principios del Derecho para el resto de la Nación cubana y sus habitantes es letra muerta.
Resulta ridículo, que estando como están en una país de escasa o casi nula participación ciudadana, se pongan a dar recetas a otros países de cómo deben actuar, que programa adoptar y que líneas en política económicas deben seguir.
De manera que el título que encabeza esta información no es desacertado, El Consejo de Iglesia de Cuba, se interesa por la democracia en Sudamérica y los derechos humanos en la Base Naval de Guantánamo, que por cierto está en Cuba.

4 comentarios:

El Editor. dijo...

Nota del Blogguista:
El Consejo de Iglesias de Cuba se conformó bajo el manto, las directrices y la mirada del régimen cubano a través de sus peones encubiertos bajo la Biblia. Muchas fueron las presiones y prebendas que se utilizaron para crear y hacer crecer este Consejo de Iglesias de Cuba. La Iglesia Catolíca y otras iglesias cristianas nunca han pertenecido a dicho consejo. Eso no es nada nuevo: en China hay una Iglesia Católica oficialista y la verdadera Iglesia Católica tiene que predicar el Evangelio en la clandestinidad; en la antigua Unión Soviética la Iglesia Ortodoxa rusa, la Iglesia Ortodoxa es la mayoritaria en los países eslavos, se plegó al extinto régimen comunista.
Los regímenes totalitarios como el cubano, de ahí su nombre, tratan de no dejar un espacio de la sociedad libre de su presencia, vigilancia y control. Siempre encuentran personas que le haga el trabajo sucio, y si no los encuentran: los forman, disfrazan, infiltran y promueven en las diferentes organizaciones de la raquítica y endeble sociedad civil que ellos permiten. Estos Judas, eso sí, se venden por mucho más que treinta monedas de plata. ¡ Dios lo perdone , aunque ellos si saben lo que hacen !

Nota que aparece en el Blog: Baracutey Cubano

Arteagaphile dijo...

Qué el Consejo de Iglesias de Cuba está bajo el dedo del Partido Comunista de Cuba, no se puede negar. Sus anímicas denuncias de las violaciones más horrendas de los derechos humanas hablan por sí mismas.

Sin embargo, no me parece que la situación cubana es similar a la de China. La relación entre la Iglesia Patriótica y la Iglesia Católica subterránea es más compleja. Por ejemplo, el gran punto de divergencia entre ambas hasta hace unas décadas era la relación de ambas con la Santa Sede, es decir, si los obispos estaban o no en comunión con el Papa y a través del Papa con el resto de la Iglesias Católicas. Resulta que por un tiempo hemos visto que incluso los miembros de la Iglesia Patriótica reconocen la autoridad de la Santa Sede aunque no fueron nombrados por ella. Y recientemente hubo un obispo auxiliar de Shanghai que fue a la vez aprobado por la Iglesia Patriótica y la Santa Sede. Por tanto, la situación en China es más complicada que la que se da en Cuba entre el CIC y las comunidades eclesiales protestantes que no pertenecen a ésta.

Creo también que debemos de tomar una perspectiva de longue durée o de largo plazo. Qué habrá transición en Cuba todos sabemos es un absoluto y es cuestión de tiempo. Cuándo eso ocurra de manera que sea democráticamente irrevocable, la Iglesia---comunidades protestantes, católicas, ortodoxas, Castristas o anti-castristas, tendremos que empezar la dura labor de reconciliación con justicia y misericordia. No creo que ayudará a ese proceso si ambos lados tienen que recordar momentos recientes en el pasado cuándo uno y otro lado se llamó ¨Judas¨

Lo cuál no quiere decir que no debemos llamarle al pan, pan y al vino, vino y llamarnos a una mayor coherencia de vida y obras según el común evangelio que todos veneramos. Pero tenemos que hacer esto como discípulos de un mismo maestro y con caridad, siendo realistas del futuro que nos espera con sus difíciles tareas de reconstrucción y reconciliación nacional de la identidad cubana republicana y cristiana.

Justicia con Caridad Cristiana Religión en Revolución, la verdad dicha con respeto y amor, por un futuro mejor, más cristiano, de nuestro pueblo, dentro y fuera de la isla.

Anónimo dijo...

Como me puedo comunicar con el Consejo de Iglesia de Cuba para visitarlos en Cuba

Anónimo dijo...

El CIC, un institucion que no representa a los Evangelicos Cubanos!!