febrero 29, 2016

Con cuanta ternura profética abrasas sus cansadas manos…., manchadas de sangre.

Adidas. Eso mismo. Macri la erró con la vestimenta. Tendría que haberte ido a visitar de “sport”, con una camperita Adidas. Así tal cual como te recibió nada más y nada menos que el “héroe” de la Revolución Cubana Fidel Castro, exhibiendo orgulloso su espíritu “joven” con la misma marca alemana que vistió a los nazis durante la Segunda Guerra Mundial. Un groso, este Fidel, ¿no? Con cuánta ternura profética abrazas sus cansadas manos, las mismas que durante más de cincuenta años masacraron la libertad de seis millones de cubanos, las mismas que hicieron correr ríos de sangre en toda América latina por esa entelequia comunista donde todo el mundo come arroz menos los gobernantes, las mismas que alguna vez dieron vueltas las llaves de las multimillonarias propiedades que los Castro tienen por toda la isla, las mismas que habrán hecho la venia cuando – cansado de los papelones que hacía por todo el mundo – mandaste a entregar a tu hermano de armas Ernestito.
Para leer todo el artículo:
Así recibió el Papa a Cristina, y así a Macri. Por David Rey.
Hacer CLIC AQUI