julio 09, 2015

Homenajes en Cuba a José Felipe Carneado, alto comisario del régimen Castro comunista para el control de las creencias y las confraternidades.

Hay jolgorio en La Habana, es el centenario del nacimiento de un personaje del tenebroso panteón de comunistas de corte estalinistas que, llegado el momento, se treparon al carro de la Revolución sin pensarlo dos veces. Se trata de José Felipe Carneado Rodríguez (1915-1993), quien dirigió una especie de alto comisariado para la religión y las asociaciones fraternales en Cuba por 32 años. Fue y aun es esta oficina, una suerte de Sicariato ideológico para escarnio de la libertad religiosa en Cuba, derecho siempre aplazado.
Hace dos años recordando al personaje comencé una incierta indagación sobre el mismo; ya había muerto y no había indicios de que se hablara de él. Estando como está ligado a la historia de las relaciones Estado- Iglesia en Cuba  en la segunda mitad del siglo XX, busque una y otra vez información que me permitiera obtener algunos datos para armar un  breve artículo, pero todo fue en vano.
José Felipe Carneado Rodríguez
 (1915-1993),
 
Por aquellos días solo encontré una foto del personaje de marras del fondo de fotos del Baltimore Sun, disponible en una subasta en línea en EBay; hoy no aparece la foto que seguro fue retirada[1]. Otro dato perdido en la escasa o casi nula  información fue un artículo donde se hace referencia a: “Ramoncito el miliciano”, un familiar de José Felipe Carneado; información no exenta de dudas. [2]
Por estos días en La Habana los medios de comunicación del régimen y la comparsa de religiosos adscritos al pro oficialista Consejo de Iglesias de Cuba compiten en una alharaca encaminada a ensalzar a este funcionario para el cual no se ahorran elogios. La manipulación de los medios y el palabreo de los religiosos aparecen una y otra vez, los primeros en los medios en tanto que la Oficina de Asuntos Religiosos (OAR) escoge, o decide, a  la Catedral de la Santísima Trinidad (episcopal) en La Habana para agrupar a los líderes que honran a quien fuera el controlador por excelencia de las iglesias en la Isla. Allí en el homenaje participaron entre otros: Sergio Arce, Nacyra Gómez y Caridad Diego quien dirige en la actualidad la OAR; fue presentado el  documental “Luz en la aurora” de la realizadora Moraima González.
Hay abundancia de calificativos, se destaca una trayectoria elevada: promovió el dialogo, unió voluntades, luchador, leal,  guía, culto, dicharachero, pedagogo, mediador, militante leal, respetuoso, demócrata y promotor de la cubania, son algunas  entre tantas virtudes y calificaciones que se le dan a este funcionario ahora. Una  enjundiosa información aparece en un artículo publicado en el periodo Granma.
Si admitimos tantas virtudes y las consabidas palabras de líderes religiosos cubanos, casi que podemos afirmar que el Dr. José Felipe Carneado  está listo para ser elevado a los altares, si es que se lo proponen. A fin de cuentas se afirma que los líderes religiosos le llamaban a Carnedo: “Monseñor”, en lo cual podía haber más choteo que admiración o respeto.
Hay una extensa entrevista al Obispo  Armando Rodríguez quien por mucho tiempo lidero la Iglesia Metodista de Cuba, donde expresó sus opiniones sobre Carneado de manera encomiástica. Sin embargo,  una anécdota sobre Monseñor Pedro  Maurice y su visita a la OAR, muestra una instantánea muy precisa del personaje:
Meurice fue a ver a José Felipe Carneado, aquel estalinista de pura cepa encargado de los "asuntos religiosos" en el Comité Central del Partido. Meurice le dijo que era inaceptable que el gobierno cubano se comportara como una banda de delincuentes; que aterrorizar, patear y linchar a ciudadanos en plena calle por el simple deseo de abandonar el país era inaceptable. Carneado le repitió la versión oficial del gobierno: que ninguno de aquellos horrores estaba sucediendo realmente. La desfachatez con que mentía el viejo estalinista hizo explotar al obispo. Meurice, dando un puñetazo en el buró, le gritó: "Coño, tú sabes que es verdad todo lo que te estoy diciendo". Esto le costó el Arzobispado de la Habana.
Nunca he podido olvidar lo que tantas veces escuché,  entre los años 60’s y 80’s (S-XX),  en relación a este personaje. Sin duda fue la persona que desde los años 60’s, aun cuando se desempeñaba en la Oficina de Prensa Latina, se encargaba de la política de cerco  ideológico a las instituciones religiosas y fraternales en la Isla. No era solo él o su oficina adscrita al Departamento de Educación, Ciencia y Cultura del Comité Central del Partido, donde fue Jefe;  sino también las estructuras de control  creadas por la Oficina del Registro de Asociaciones del Ministerio de Justicia (MINJUS) y la temible organización del Ministerio del Interior (MININT). Recordemos que no es hasta el año 1985 que se crea la Oficina de Asuntos Religiosos (OAR)  pero desde los 60’s venía funcionando como tal y era José Felipe  Carneado quien la dirigía. Por los años en que participé activamente en la Iglesia y en las actividades de organizaciones religiosas proclives al régimen, siempre escuche que se referían a Carneado no solo con respeto sino más bien con temor, mucho temor. Era Carneado quien decidía cuando y dónde se podían efectuar las tantas actividades no regulares de las Iglesias en Cuba. Su permiso decidía y el manejo de cualquier situación descansaba en sus decisiones.
Religiosos cubanos se reunen en la Caedral de la Santisima
Trinima (Episcopal) para homenajear a Jose Felipe Carneado
Carneado era, una palabra no el individuo, que se repetía  una y otra vez  como un susurro entre  los cristianos en general, y sobre todo entre  los líderes  y  junta de líderes en las Iglesias cubanas. Era temor  y autoritarismo lo que inspiraba su nombre; había un claro reconocimiento de quien estaba en control y a quien había que aceptar…., quisieran o no.
La Oficina de Asuntos Religiosos (OAR) fue creada desde que se instauró el Comunismo como ideología imperante en Cuba. Se trataba de crear un mecanismo funcional del Partido Comunista que enfrentara el desafío ideológico que trae las creencias religiosas y las prácticas de las organizaciones fraternales. La Dirección de Orientación Revolucionaria (DOR) establecía las políticas, esta “Oficina”  servía como un sicariato ideológico que aplicaba esas políticas. Así ha sido siempre. Se valía no solo de las estructuras ya mencionadas: los  Ministerios de Justicia y del Interior  así como del  eficiente  Departamento de la Seguridad del Estado (DSE); también  usa a su antojo estructuras institucionales dentro y fuera de la Isla en un ejercicio tan grosero de injerencismo que permitía el control, la manipulación y el colaboracionismo de no pocas iglesias, organizaciones religiosas e individuos a título personal.
Un artículo que aparece en la red,  habla del  desempeño de la OAR que por tanto años dirigió de manera inflexible y probada astucia el Dr. José Felipe Carneado.  Dice el periodista independiente cubano González Febles en dicho artículo  lo siguiente:
…., la  Oficina despliega "actividades contra el derecho natural de gentes o contra los Derechos Humanos, civiles y políticos del pueblo de Cuba". "Esta es la comisaría que dirige la actividad policial y el escrutinio de la fe de los cubanos", sostiene y denuncia que la Oficina "espía para la policía de Seguridad del Estado todas las actividades confesionales. De acuerdo con la evaluación que de estas actividades haga la Oficina de la camarada Diego, tales organizaciones serán estranguladas o toleradas". La Oficina "tiene como fin condicionar el accionar devocional en Cuba, de acuerdo con las miras y necesidades políticas de la élite gobernante. "Cuando con soberbia el gobernante Fidel Castro declaró en los años 70 que Cuba no mantenía relaciones con el Reino de los Cielos, afirmó la vocación totalitaria de su régimen para intervenir y condicionar la fe religiosa del pueblo",  "Hoy, la Oficina de Asuntos Religiosos, a cuatro manos con la policía de Seguridad del Estado, realiza este sucio trabajo. Son también los comisionados para los contactos oficiales con las organizaciones seudo religiosas que apoyan a la dictadura a lo largo del mundo. Algunos de estas organizaciones son financiadas de forma directa o indirecta por esta Oficina", precisa. El periodista adelantó que "todas estas actividades, que hoy se mantienen a la sombra, saldrán sin dudas a la luz pública. Claro cuando Cuba sea libre y algunos archivos sean abiertos".[3]
Siendo así que aireándose  la realidad cubana con vientos de cambios y borrascoso pasado. Leemos un artículo de la comunicadora Yoaxis Marcheco donde  se pregunta lo siguiente:
 Dado que el régimen cubano afirma haber cambiado y que ya no es un violador de la libertad espiritual, ¿por qué mantiene la Oficina de Atención a los Asuntos Religiosos, regida por el Comité Central del Partido Comunista?….,  es poco el espacio para narrar todo lo negativo que representa la Oficina de Atención a los Asuntos Religiosos del Comité Central del Partido Comunista de Cuba: injerencista, controladora, irrespetuosa de la autonomía eclesial, manipuladora. Símbolo, eso sí, de la ausencia de libertad religiosa que aún gravita sobre el pueblo cubano.[4]
Siento tener que afirmar que no habrá nunca un reconocimiento de las actividades más tenebrosas de esta Oficina y de su Jefe el Dr. José Felipe Carneado al cual hoy se le rinde homenaje. Hay eso si muchos líderes religiosos en Cuba y en el extranjero que podían testimoniar ampliamente sobre  lo que representó sus relaciones con Carneado y la Oficina que él dirigía. Pero guardan el silencio de los cómplices o tienen miedo…, mucho miedo; ese que aun  en el exterior se lleva inserto en el alma. No se trata de que nadie escuche..., sino que nadie habla, nadie dice nada.
Esta es la “Oficina”  que creo la dictadura y puso al frente a un comunista irascible que supo usar sus influencias para socavar la libertad religiosa en Cuba. A este es el que hoy funcionarios y religiosos celebran en La Habana. El máximo sicario ideológico, afrenta permanente al derecho y controlador de la fe en Cuba, que a no dudar reprimió más que nada la fe de los cubanos. Hay contento en La Habana, se regocijan por igual los chicharrones y  colaboracionistas de siempre dentro de la Iglesia y los que aun miran con encono a la Iglesia que creen enemiga y reprimen. Estos últimos los que han arruinado al país.
05.07.2015©








[1] BS PHOTO bnb 441 José Felipe Carneado - | eBay. Items found similar to "BS PHOTO bnb 441 Jose Felipe Carneado". View: Gallery view..... BS PHOTO bcm-441 Baltimore Sun Photo Artists 1978.Estuvo disponible en: www.ebay.ca/itm/BS-PHOTO...Jose-Felipe-Carneado-/201105373117eBay
[2] Revelaciones desde Cuba de casos y personajes de la mafia castrista. En línea. Nuevo Acción jueves 6 de diciembre de 2012. Consultada 7/5/15. Disponible en: http://nuevoaccion.blogspot.com/2012/12/casos-y-personajes-de-la-mafia-castrista.html
[3] Oficina de Asuntos Religiosos sería responsable de obstrucción de la fe en Cuba. Aciprensa. 4/3/07. En línea. Disponible en: https://www.aciprensa.com/noticias/oficina-de-asuntos-religiosos-seria-responsable-de-obstruccion-de-la-fe-en-cuba/
[4] Yoaxis Marcheco. Régimen obstaculiza autonomía eclesial. En línea. Blog Religión en Revolución. Noviembre 5, 2013.Disponible en: http://religionrevolucion.blogspot.com/2013/11/por-que-se-mantiene-la-oficina-de.html