enero 10, 2014

Denuncia de acoso y hostigamiento del régimen Castro comunista a iglesias de la Coalición Apostólica en Santiago de Cuba.

El Jefe de los hostigadores
El Miércoles 8 de este mes en curso, hicieron acto de presencia en nuestro hogar tres funcionarios del gobierno Castrista, los cuales, al pedirles que se identificaran, dijeron que pertenecían al organismo de la Agricultura, lo cual no les creí ni por un segundo. Entre ellos, venia uno, el más oscurito de todos tristemente, el cual desde su llegada quiso jugar un papel protagónico, ya a este personaje le habíamos visto antes, en los hostigamientos anteriores  que sufrimos por el comunismo en los años 2000-2007. Al comenzar a confrontarlos, el más joven aclaro que él era el que venía al frente del grupo, al pedirles que se identificaran se negaron a dar sus nombres y nunca me presentaron un documento que los identificaran como funcionarios, entonces me negué también a presentarles los documentos que me pedían de la casa y la licencia de construcción.
Le referí que nosotros éramos gente de paz, y que teníamos todo en regla, y que para su información, poseíamos todos los documentos legales y en orden, y que se los mostraría, para que no pensaran que al decir que no se lo daría estuviéramos justificando la falta de los mismos, pero que no se lo dejaríamos revisar, ya que ellos tampoco estaban respondiendo a nuestras preguntas.
Uno de los "funcionarios" que acosan
a la Iglesia 
Al ellos ver que poseíamos todo, el ánimo de ellos cambio, se tornaron más pasivos y cambiaron un poco el lenguaje amenazador, y aseguraron que su visita no sería para problema y que me daban su palabra en eso. Al ver su actitud, les permití revisar la licencia de construcción, y de ahí, entonces entre a aclararles conceptos dictatoriales que no debían asumir como trabajadores, les  exhorte a que fueran defensores del pueblo y que respondieran a los intereses del pueblo y no reprimirlos, y que dejaran de hacerse participes de la injusticia ya que un día los que ellos siembren, lo cosecharan, y que el cargo que tienen, no será para toda la vida.
Resulta ser que al final, aseguraron una vez más que esta visita no sería para problemas, y que esperaban que fuera la última vez que nos molestaran, todo, bajo un tono de despedida y culminación de una tarea. En lo personal tengo un lema, NUNCA LE CREAS NADA A UN COMUNISTA, aunque también, CREO QUE MI DIOS HACE MILAGROS, por eso, espero de Dios lo mejor y no lo peor, ya que él es nuestro escudo y protector, aunque siempre estaré alerta. Les aclaré a estos agentes del gobierno comunista, que si esta vez nos tocaban, sería el primero en salir a las calles a protestar contra el gobierno, que denunciaría desde ya su visita a mi casa y sus intenciones, y que no actuaria ahora como cuando me desalojaron, que mis ojos ya se habían abierto y que actuaría con toda libertad, mi gente y yo, con denuncias y protestas continuas nacionales, e internacionales.
El tercer "funcionario" dedicado a hostigar
a la Iglesia 
Hoy hemos estado alerta, porque supimos que en el día de hoy, planeaban demolernos todo. Recibí hace una hora la llamada del apóstol Marcos Antonio Perdomo Silva, que apostòla una congregación en el Distrito Abel Sta. María, en Santiago de Cuba, que varios inspectores llegaron a su local con una orden de demolición, asunto que trajo una confrontación entre ellos y el gobierno, a los cuales no se les permitió tocar nada, el apóstol Marcos les tiro fotos, y ellos les presionaron para que la borrara, cosa que no hiso, y fue, por uno de estos inspectores denunciado a la policía, el cual recibió un llamado a presentarse en la estación policial por el jefe de la policía de su zona, a lo cual contesto, que si no le citaba formalmente, no se presentaría, y así hiso.
Hasta el momento, el que fue y se presentó en la policía fue el propietario de la casa donde están dando los cultos, y me informa Marcos que no ha llegado a casa, no se sabe si está detenido. Denuncio hoy al gobierno de los Castros y a todos sus organismos a sus servicios, por todas las injusticias habidas y por haber, por sus amenazas, sus maltratos, y hago responsable, de cualquier cosa que nos pueda suceder a mi familia y a mi partir de ahora al sistema comunista y a sus líderes, A todo lector, pido de favor, que reenvié este mensaje a las Radios, TV, publíquelas por internet y por toda las vías de comunicación, prensa plana,  a todos los organismos de Derechos Humanos, etc.
Fotos del autor del artículo.

*Líder del Movimiento Apostólico en Cuba. Toledano Valente está radicado en la Ciudad de Santiago de Cuba, uno de los más prominentes líderes de las cerca de 20 redes del Movimiento Apostólico Internacional en Cuba. Sus colaboraciones aparecen en el Blog Religión en Revolución.