noviembre 20, 2010

¿Es mandato bíblico la fidelidad a un mal gobierno?

Por Jaime Leygonier.*
La Habana, 19 de noviembre de 2010.―Una señora de confesión bautista me afirma que la Biblia manda claramente aceptar a la autoridad, justa o injusta, como puesta por Dios y darle respeto y honor, y ello explica porque su iglesia y todas las demás aceptan en silencio la dictadura en Cuba y sus abusos.
La creo sincera en su Fe, ingenuamente bien intencionada e influida por doctrina que tergiversa la enseñanza bíblica y es dictada por la nada teológica policía política cubana a sus instrumentos dentro de las iglesias. Y que este "dogma de fe" es la única doctrina común a las diversas denominaciones religiosas de Cuba.
Cierto que pasajes de la Biblia afirman que toda autoridad emana de Dios y menciona a malos gobernantes enviados por Dios como castigo a los pecados de su pueblo.
Pero ello no tacha a otros pasajes con la enseñanza de que los justos no doblegan la rodilla ante la autoridad antirreligiosa y amonestan al pueblo para que no se corrompa siguiendo a esa autoridad.
Foto a la derecha: Artistas cubanos que responden a los intereses del gobierno castrista realizan actividades a católicos. Fotos: Archivo de Hablemos Press.
El juicio de aprobación o condena de la conducta de los reyes de Israel y Judá es constante - y todos ellos eran "ungidos del Señor" que faltaban a su Ley, ninguno promotor del ateísmo, el abortismo y el "matrimonio" homosexual, como el Gobierno de Cuba.
De suerte que si fuera cierto que los cristianos y la Iglesia deben "acatar" y "honrar" respetuosamente como voluntad de Dios a la autoridad injusta sin amonestarla ni aconsejar al pueblo de Dios la conducta moral que deben seguir cuando el gobierno les ordena obrar en forma incompatible con su conciencia y la caridad cristiana:
Los profetas que condenaban la conducta inmoral de los reyes "ungidos del Señor" ¿están condenados por la Biblia?
Juan Bautista debe ser repudiado por los cristianos pues irrespetó al rey al decirle: "No te es licito tener a la mujer de tu hermano", en tiempo en que el sumo pontífice y sacerdotes y autoridades religiosas más prominentes que Juan pensaban lo mismo pero callaban no por respeto sino por miedo - como mismo ocurre hoy en la Iglesia.
(Alguno dirá que estos profetas oían la palabra de Dios y lo obedecían al decir a los reyes las verdades que éstos no querían oír, pero ¿tiene Dios que gritarles en los oídos a los cristianos de hoy para que imiten esa enseñanza y lleven a la práctica lo que leen a diario en la Biblia?).
Las denominaciones actuales que predican esa doctrina "bíblica" aplicándola a la sumisión a la dictadura de los Castro, deben su origen a desgajamientos de otras denominaciones, es decir, a negación de una anterior autoridad religiosa y política.
Los predicadores que a fines del siglo XIX sembraron en Cuba la semilla de la Iglesia Bautista y de otras que los honran por ello, lo hicieron desobedeciendo a la autoridad política española que prohibía expresamente por ley la introducción en la colonia de cualquier doctrina ajena a la Fe católica.
Deben considerar grandes pecadores a los abolicionistas que lograron el cese de la esclavitud negra, puesto que se opusieron hasta eliminarla y promulgar otras leyes a las autoridades de entonces. -Por cierto la esclavitud aparece regulada en la Biblia como institución muy natural entonces.
Y al pastor bautista Martin Luther King (como afirma José Carlos Pérez, pastor expulsado por oponerse a un pro-gubernamental manual de oración bautista, ) pues el reverendo King exigió a las autoridades el cumplimiento de la Constitución de los Estados Unidos y leyes contra la segregación racial.
No le pido a las iglesias que sean partidos políticos, pero renuncian a guiar moralmente al rebaño y a defenderlo y convierten la Religión en mero ceremonial por servir al Herodes de hoy.
Para determinar cuál doctrina es válida la piedra de toque es la Caridad para con los sufrimientos del pueblo.
*Periodista independiente cubano. Agencia Hablemos Press.