septiembre 07, 2008

ANTE LA TRAGEDIA DE CUBA: DECLARACIÓN DE LOS GUÍAS ESPIRITUALES EN EL EXILIO.

Miami, Septiembre 6 de 2008.- Los Guías Espirituales en el Exilio, un grupo de líderes de diferentes iglesias cristianas de Miami, ha emitido el siguiente comunicado con motivo de la tragedia ciclónica que ha abatido a Cuba:
El Grupo de Trabajo de Guías Espirituales en el Exilio, ante el dolor de nuestro pueblo, víctima de los peligrosos fenómenos naturales que lo han azotado, declaramos lo siguiente:
(1) - Invocamos sobre Cuba el favor de Dios. Rogamos al Creador que haya pronta recuperación y renovado espíritu de victoria para aquellos que han sido afectados de agresiva forma por los vientos despiadados que han recorrido destructivamente nuestra Isla amada.
(2) - Hacemos un llamado a las autoridades de este gran país que con amor nos ha acogido para que más allá de diferencias políticas e ideológicas, extienda sobre Cuba una mano de generosidad y apoyo. La hora es la de superar obstáculos y extender puentes.
(3) - Invitamos al exilio a que se una en una campaña de ayuda y amor para con Cuba. No hay que abandonar posiciones patrióticas y políticas para lograr este empeño. No se trata de alianzas con el régimen despótico que deshumaniza a nuestra Patria, sino de compromiso espiritual y amoroso con el pueblo oprimido y sufrido.
(4) - Nuestro Grupo de Guías Espirituales invita a la oración y a la unidad y nos ponemos a disposición de quienes quieran recabar nuestro apoyo y nuestro respaldo.
La hora de Cuba es la de ahora: su dolor nos llama para que como cubanos tomemos una firme posición de servicio desintegrado y generoso. Así esperamos que se haga.
Por la mesa directiva: Obispo Onell Soto, Iglesia Episcopal, moderador: Mons. Agustín Román, Iglesia Católica Romana y Revdo. Martín N. Añorga, Iglesia Presbiteriana.
Photo: View of a flooded neighborhood in Baracoa, eastern Cuba on September 7, 2008. Ike was downgraded Sunday from a Category Four hurricane to a still potentially devastating Category Three, as Cuba evacuated hundreds of thousands in a frantic bid to evade the storm's fury. AFP/Getty Images