noviembre 25, 2006

Los extranjeros van a Cuba para abrazar la Santería.

Ataja, se llevan el Aché
Por: Luis Cino. *

LA HABANA, Cuba - Noviembre 2006 - No es noticia, Cuba tiene mucho obsobbo. Para colmo, los extranjeros, además de apuntalar con su dinero al régimen absolutista de casi medio siglo, se lo llevan todo. Los sátiros con euros y dólares se llevan los tabacos, las langostas, el son, las ninfas, los adonis, las cotorras, los orishas y hasta el aché (la suerte).
Dicen los que saben que Cuba es la tierra del aché más poderoso. Más que Nigeria, el hogar de los yorubás. Es por eso que los extranjeros vienen también para hacer iyabó (iniciarse) en Cuba. Sin reparar en gastos.
Se calcula que "hacer santo" en Cuba (ingresar en la religión) puede costar a un extranjero entre 800 y 4000 dólares. Todo depende del Orisha (santo en particular) escogido (Elegguà, por ejemplo, cuesta el doble), de la fama del Babalao (adivino) y de la urgencia y poder adquisitivo del cliente.
Cada vez más extranjeros abrazan la santería. Lo hacen en Cuba, aunque resulte más caro. Aquí las jícaras no son plásticas, no hay limitaciones a los sacrificios de animales, y santos y prendas se alimentan con sangre de verdad.
Prefieren la Regla de Ochá (nombre de la santería) de La Habana que la macumba carioca de Bahía; los sacerdotes de Ifá (nombre del oráculo) de Cuba que los de Nigeria. No sólo por el aché más fuerte y el paisaje más agradable, también por cuestiones de seguridad. La dictadura cubana garantiza más orden y protección en La Habana que la dictadura de Obasanjo en las calles de Lagos o Ibadán.
Los diplo-babalaos también son un arma de la Revolución. Además de invocar a los orishas con toques de tambores por la salud del Comandante, recaudan euros y dólares para la dictadura del proletariado. Les paga y los acomoda con prebendas y agasajos Tally Man Banana - me encanta la imagen del negrero marxista y leninista con uniforme verde olivo de Néstor Díaz de Villegas.
La Asociación Cultural Yorubá de Cuba, la santería oficialista con letra del año apaciguadora, dijo a la agencia AFP contar con 11 500 afiliados. De ellos 1 169 son extranjeros: yumas (norteamericanos), pepes (españoles) y euro-ahijados, vestidos de blanco, con collares y guerreros que pagan bien y chapurrean "maferefún, padrino" (la bendición).
Pueden ser más los extranjeros que acuden a los orishas. Relegada, modesta y vigilada, en una vieja casona de la calzada de 10 de Octubre, en La Víbora, funciona la santería alternativa, la cosa real. La de las letras del año que preocupan. A ella también acuden, aunque en menor número, los fieles de ultramar que buscan a los orishas en serio y con respeto.
Los negocios de los diplo-babalaos, las babalochas de utilería y de Tally Man Banana deben tener revolviéndose en sus tumbas a Arcadio, el de Guanabacoa, y a José Guayacán, el que encendía pólvora a la puerta de su vara en tierra, allá por Jagüey Grande.
Ya lo advirtió quien lo advirtió: Mayeya, no juegues con los santos. Menos aún los cojas para hacer negocios. Mientras, los extranjeros se lo siguen llevando todo, hasta el aché. Los cubanos seguimos obsobbo.
* Periodista independiente cubano.

5 comentarios:

St. Jose dijo...

Como cristiano, personalmente, la explicación que he hallado, por la cual Cuba ha tenido que pasar por casi medio siglo de opresión y sufrimiento, es precisamente ésta: En vez de mirar a Dios, se viró e inclinó a los orishas.

Saludos.

Anónimo dijo...

Excelente artículo. Lástima que se vea a la religión como negocio para intentar salir de la misera. dudo que los orishas pidan dinero para posarse en la cabeza de alguien. Creo que ni la iglesia te vende por 5000 dlls a Cristo.
Cambiando un poco de tema, que excelente artículo

Anónimo dijo...

la iglesia no te vende a cristo por 5000 dlls, lo vende más barato

Anónimo dijo...

Hola:

Estoy por viajar a la habana para entrevistar al maestro en santería, Raúl Chaveco. Soy una periodista que escribe reportajes de Perú y América Latina actual corresponsal y free lance para España. Si usted me puede ayudar a ubicar el teléfono y la dirección del maestro Raúl Chaveco, voy a estar muy agradecida mi correo personal es pao_777@yahoo.com

Saludos
Paola Bedoya
Lima - Perú

Anónimo dijo...

si alomejor la iglesia no te vende a cristo pero lo que estas pagando no es dinero sino un derecho hacia el santo que mas tarde te lo a a multiplicar ignorante