septiembre 22, 2016

Un pacto con el Diablo.

Una de las características del comunismo y el castrismo, de la cual han sido víctimas los pueblos, y en este caso Cuba y los cubanos, es el carácter antisocial de su régimen. A los castristas no les importan los ciudadanos, ni sus sufrimientos; a ellos solo les importa el mantenerse en el poder. No importando cuantos mueran, sufran, o sean víctimas de cualquier tipo de abusos; como lo están siendo los cubanos hoy en la Isla y en todo el mundo donde están muchos hoy, huyendo de esta criminal dictadura.
A ellos solo les importa Cuba, para vivir de lo que ella produce, a costa de la sangre y el sufrimiento de millones de cubanos. Pero este mal es como el SIDA, la lepra, o un virus, se pega. Hoy, mientras muchos cubanos sufren de hambre, miseria; y mientras los que pensamos diferente al sistema y reclamamos libertad, también sufrimos persecución, despojos, acosos, terrorismo de estado, robo de todo tipo, maltratos, golpes y todo tipo de abuso; muchos en el mundo le hacen el juego a esta plaga, negociando con ellos, para disfrutar de una nueva oportunidad económica y pactando con el diablo y sus demonios. Ponen sus intereses miserables en primer lugar, cerrando de esta manera un pacto con el diablo y añadiéndose a la única mafia que ha podido dominar un país.
Es una burla lo que sucede hoy en el mundo. La ambición de poder, riquezas y posiciones; ha llevado a muchos a negociar los valores y principios justos y santos, por lo que el diablo y sus seguidores les puedan dar; no les importa postrarse y servir al mal, por unas monedas. Ciertamente, con miserables como estos no se gana nunca una batalla ni una guerra. Por eso la libertad proviene de Dios y solo Cristo da la verdadera Libertad. Cuba está en las manos de Dios y nosotros los cubanos también; y Él nos libertará y levantará hombres y mujeres dentro y fuera de Cuba; que realmente sean íntegros, santos, justos y honestos. Juntos, pelearemos la verdadera batalla para nuestra liberación como nación.

*Líder del Movimiento Apostólico en Cuba. Toledano Valente está radicado en la Ciudad de Santiago de Cuba, uno de los más prominentes líderes de las cerca de 20 redes del Movimiento Apostólico Internacional en Cuba. Sus colaboraciones aparecen en el Blog Religión en Revolución