junio 26, 2016

Los pastores escondidos de las Iglesias evangélicas

Además, la administración cubana exige a los concilios todos los datos de los predicadores antes de extenderles el visado y, si estos están asociados con alguna Organización No Gubernamental que no simpatice con la “causa cubana”  en sus países de origen, se rechaza su solicitud. Si todo está en “orden”, acorde a sus gustos, pero el evento invitó también a alguno de los pastores que disienten del proceso comunista, probablemente también le nieguen la visa. Ante esta cruda realidad la comunidad cristiana se ha visto obligada a esconder a los pastores foráneos que invita a predicar en sus eventos.