enero 12, 2016

Los hechos ocurridos en torno a la destrucción del templo de la coalición apostólica en Camagüey, Cuba.

En la mañana de este viernes 8 de enero del 2016 sobre las 7:30 am,  recibo una llamada del Pastor Yosdan Consuegra quien me decía que desde horas de la madrugada le estaban derrumbando el techo donde se congrega la red apostólica Fuego y Dinámica (MAIFD) en el reparto Versalles de esta ciudad de Camagüey.
Agentes policiales y de la policia politica controlando
el accedo a la casa de pastor Bravo Denis
Rápido llamo a algunos pastores y hermanos de las iglesias para decirles lo que estaba sucediendo y cuando me decido a salir de casa para ir a donde el lugar, me doy cuenta que tenía la casa rodeada de agentes del Departamento de la Seguridad del Estado (DSE) y la policía en sus  patrullas. Pues decido quedarme en casa pues sabía que sería de más ayuda, aunque me tuvieran preso dentro de mi propia casa, que detrás de una reja incomunicado. Lo que ambas cosas es una injusticia.
Aquí les dejo fotos de los carros, policías y los de la DSE vestidos de civil que después de las 3:30 pm fue que se retiraron.
Agentes controlando la Casa-Templo del pastor Bravo Denis
Es importante también decir que a la misma vez que esto sucedía en Camagüey, en la provincia de Las Tunas al pastor Juan Carlos Núñez también le estaba demoliendo su lugar de reunión.
Todo esto es para que el mundo vea que en Cuba no se respeta los derechos humanos, la libertad religiosa, libertad de expresión, prensa libre etc.
Estoy denunciando ante el mundo al gobierno cubano una vez más por el maltrato, violación de los derechos humanos, acoso religioso, abuso del poder,  en contra de las iglesias y de aquellos que reclaman un derecho que el mismo Dios no ha dado: el derecho a la libertad de pensamiento.
Todo aquel que pueda apoyarnos para hacerle saber a todo el mundo la verdadera cara de un sistema que le hace la guerra a la Iglesia y que trata de engañar mostrando su verdadero rosto en este asunto.
Hoy más que nunca la iglesia en Cuba y el mundo tiene que unirse, unirse y unirse, somos un cuerpo, somos un Reino.
Sean todos bendecimos, Shalom.
Information relacionada: