diciembre 07, 2015

Cubanos…., la oración trae liberación.

 Yo también hice declaraciones contra el gobierno, estado y sistema  político en Cuba. En mi desesperación, enojo, odio, impotencia y  frustración, lancé improperios, insultos y maldiciones contra el  sistema comunista en Cuba. Ese sistema había intentado amarrar de pies  y manos a la iglesia, había controlado los medios de difusión masiva, derribado capillas y templos, había metido presos a ministros del  evangelio, había cerrado institutos y seminarios bíblicos. Todo lo que  olía a religión era mal visto, perseguido, marginado y humillado.
 Hasta que Dios me habló y me dijo basta, no sigas usando métodos  carnales y errados. Y me llevó al texto bíblico: “Si se humillare mi pueblo,  sobre el cual mi nombre es invocado,  y oraren,  y buscaren  mi rostro,  y se convirtieren de sus malos caminos;  entonces yo oiré  desde los cielos,  y perdonaré sus pecados,  y sanaré su tierra.” 2  Crónicas 7: 14.
 Entonces fui a los míos y los míos (en su inmensa mayoría) no me  entendieron. Y noté que el enemigo había sembrado incredulidad y desesperanza. El tiempo pasado en larga espera había frustrado la fe.
Pr. Jose G de la Rosa Solorzano 
 Se había orado, se habían hecho vigilias, eventos de guerra  espiritual, pero parecía que Dios no respondía, que El no estaba en el  asunto. Luego entendí que un montón de amargados no podíamos tener  frutos.
 Fue entonces cuando tomé a sencillos discípulos míos y emprendí varios  viajes a lugares claves de Cuba con la sola intención de orar y hacer guerra espiritual. Quizás no disponíamos de todo el conocimiento y  recursos necesarios, pero teníamos una palabra de Dios en el corazón y  una firme convicción de haber sido enviados por Dios. Fuimos hasta El Cobre (en Santiago de Cuba) a hacer guerra contra la  Mariolatría. Fuimos hasta Santiago de Cuba a guerrear contra los  espíritus de rebeldía, nos movimos en 3 ocasiones hasta Ciudad de La  Habana (capital de Cuba) e hicimos guerra en las puertas de la ciudad  atacando las columnas de iniquidad, hicimos mapeo espiritual y le  dimos en la cabeza al principado del país. Los profetas Roinán Girbau, Juan Carlos González y Yordanis Rivero me acompañaron en algunos de  estos viajes.
 Participamos en eventos de oración convocados por apóstoles  internacionales, como Rony Chaves, Peter Wagner, Héctor Torres y Jorge  Luis Soto entre otros. Hicimos recorridos en Cuba de guerra espiritual  con ministros de talla internacional como el apóstol Rony Chaves, el  profeta Néstor Placeres, el apóstol Vera Arias y el profeta Charlyn Miranda.
 Y que pasó, Dios comenzó a soltar las amarras en Cuba y vino respiro y  liberación, nuestro ministerio fue activado y logramos ministrar en  varios países y fundar un ministerio que creció mucho en Las Tunas.
 También surgieron otros ministerios de impacto en el país y vimos gran  avance en todos los aspectos de la vida social, económica, religiosa y  política de los cubanos. No puedo atribuirme todos los méritos, al  igual que yo, muchos otros ministros oraron e hicieron guerra  espiritual por lo que el mérito es compartido.
 Hace tres años Dios me movió para los Estados Unidos y trabajamos con  la Iglesia Pentecostal de Jesucristo en Staten Island, New York. Pero  seguimos creyendo que la oración trae liberación.
 BENDICIONES.

 December 5, 2015