septiembre 24, 2015

El Papa visita al asesino en jefe en La Habana.

Por: Marzo Fernández.
Lo que faltaba, ver al recordista mundial en fusilamientos: más de 7, 000 hombres condenados a muerte en la segunda mitad del Siglo XX, que expulsó del país de manera violenta a todos los representantes de la Iglesia.
A mi tía Blanca, monja del colegio Teresiano del Vedado, la obligaron a montar en un barco, sin equipaje. El famoso Ramoncito el Miliciano, sobrino de Carneado quien  era el  jefe de la Oficina de Asuntos religiosos, interventor y saqueador de las Iglesias.  Se lo robaron todo.
Había que ver al asesino de tantos católicos,  en su casa de Punto Cero   (robada a Salvador Fernández) en ropa deportiva, en pantuflas—chancletas—recibiendo al Santo Padre; que le traía unos regalitos y que además le alcanzó el café. Creo que no hay antecedentes. El famoso protocolo de la Iglesia no aplica en el Trópico.
A Cuba van los Papas a visitar a los dictadores.  Y  ya van 3, el asesino en jefe ya es recordistas.  Tres Papas seguidos.
Usted puede leer todo el artículo haciendo CLIC AQUI
 Caricatura que circula por las redes, aparece así en Nuevo Acción, firmada por su autor.