agosto 30, 2015

El extraño suceso de los líderes evangélicos desaparecidos en Cuba.

Nota introductoria: Hoy se realiza en Día Internacional de los desaparecidos, los noticiarios abundan en informaciones. El tema de los desaparecidos en Cuba en recurrente. No tengo una cifra estimada de desaparecidos desde que la dictadura asumió el poder hace 56 años. Hay en la actualidad una Asociación de familiares de cubanos desaparecidos (AFACUDE). Solo intentando salir del Cuba han muerto o desaparecidos, 77,879 cubanos. Uno de los hechos más extraños de desapariciones fue la de los tres líderes principales del grupo evangélico denominado: Bando Evangélico Gedeón. Sabido es el odio que tenía el régimen contra este grupo religioso, a los que en todo despectivo les llamaban “los batiblancos”.  Desaparecidos sin dejar rastro y sin que existan información alguna en el año 1966, hasta hoy nada se conoce de esto. Hoy en el Día internacional de los desaparecidos incluimos esta información…, quien sabe si algún día podamos saber la suerte que corrieron estos cristianos.
A mediados de la década de 1920 el estadounidense Sellers funda una iglesia en la ciudad de La Habana, ubicada en la calle Habana, y la cual se llamaba Bando Evangélico Gedeón. Los feligreses nombraban cariñosamente a Sellers como el Apóstol Daddy John.
Bajo el apostolado de Sellers la iglesia se fue expandiendo por Cuba, así como su prédica se escuchaba en varios países de Latinoamérica, y en Cuba funda la revista El Mensajero de los Postreros Días (año 1939). Ya desde el año 1930 la sede principal de la Iglesia se había mudado para Miramar en La Habana, y en el año 1942 se trasladó para Bauta, en la playa Baracoa, La Habana.
A la muerte del apóstol Sellers (año 1953) que tenía 83 años de edad, asumen la dirección de la iglesia Ángel María Hernández Esperón, quien falleció en diciembre 1961 en la sede de la Playa Baracoa.
A raíz de la muerte de Hernández Esperón, los obispos se reúnen y nombran una junta de tres obispos en forma provisional para dirigir la Iglesia, y a los tres días de establecida la junta, el último día del año 1961 se reúnen los tres obispos y designan a Arturo Rangel Sosa para dirigir la Iglesia, quien desde hacía años residía en Panamá ejerciendo su misión evangelizadora.
Ya en Cuba, el apóstol Arturo Rangel Sosa viendo los tiempos difíciles por los que atravesaban la república, pues el régimen acrecentaba su meta de hacer a todos los cubanos ateos - comunistas. el apóstol Arturo como director de la publicación El Mensajero de los Postreros Días, aumenta la  circulación de la revista, llegando a imprimir más de un cuarto millón de ejemplares, y debido a que la Iglesia ya se encontraba asentada en varios países, le agrega la palabra Internacional (año 1964): Bando Evangélico Gedeón Internacional.
De acuerdo a la información, el día 17 de agosto de 1966, el apóstol Arturo Rangel Sosa, su hermano el obispo José Rangel Sosa, y el evangelista Heliodoro Castillo, salieron de la sede en la Playa Baracoa, Bauta, La Habana, rumbo a Matanzas, y hasta los presentes días sus hermanos en Cristo han sabido de ellos.
Que le sucedió a estos tres predicadores de Dios:
¿Fueron detenidos en el camino de Baracoa a la provincia de Matanzas por la Seguridad del Estado, y asesinados y desaparecidos después?¿Procuraban salir en balsa de Cuba, y una patrullera los ametralló en el mar y hundió el bote, o en el intento los asesinaron en tierra?, ¿o el bote naufragó debido al mal tiempo u otras causas de navegar en aguas tan peligrosas? Algún día posiblemente se conozca lo que ocurrió.
Dos años después de este suceso, varios obispos lograron salir de Cuba y establecieron la sede principal de la iglesia en la ciudad de Tampa, Florida, Estados Unidos de Norteamérica, y luego fue trasladada al sur de la Florida.
Nota: La represión religiosa en Cuba comunista se fue acentuando desde los primeros momentos del triunfo de la revolución, deportando a sacerdotes y monjas católicas (como el caso más sonado del barco Covadonga), a ministros protestantes, y uno de los más sufridos fueron los Testigos de Jehová, que los hacinaron y torturaron en los campos de concentración del UMAP. Los primeros en ser represaliados fueron los miembros y líderes del Bando Evangélico Gedeón, después los Testigos de Jehová y los Adventistas del Séptimo Día.
Una información adicional que incluimos en este Blog añade más datos al asunto de la desaparición (¿forzosa o asesinato extrajudicial?) de estos líderes, vea a continuación:
El Bando Evangélico Gedeón. Iglesia Evangélica Internacional Soldados de la Cruz de Cristo.