agosto 06, 2014

Una semblanza del predicador de El sermón del parque.

La tierra  donde esta plantada esta ciudad es buena en gran manera, pero las aguas son amargas,  el predicador expresaba en con tono de amor, pero a la vez de dolor por todo lo que contemplaba delante de sus ojos, en una ciudad corrompida. En particular en la Habana Vieja, donde abunda el deterioro moral y donde se pierden los valores de la familia. El Espíritu Santo lo llevó a proclamar en las callea de la capital cubana. El predicador, un hombre que practicaba la idolatría, había sido sacado de un hospital en una situación muy grave de muerte después de  una riña callejera; tenía en su cuerpo incrustado un cuchillo de cortante filo  en el área de la columna vertebral .Él era conocido como el  matón de la Habana Vieja, Cuando era solo un niño  acompañaba su madre a la iglesia por puro compromiso  fue criado en el seno de una familia humilde donde solo conoció a la madre y  a su abuela.
A la derecha, Luis Eugenio Maldonado, predicando
en un parque de La Habana
Creció deambulando  por las calles  de la Habana Vieja, detrás de los turistas y pescando en el malecón habanero; discriminado por muchos por su estatura y el color de su piel , ese desprecio de los demás  lo llevo a tomar el control de las calles de la Habana siendo  respetado por muchos pandilleros. Fue entonces que conoció a Cristo, cuando le faltaban solo horas para hacerse Santo según la religión satánica conocida como Santería…., Dios mismo lo escogió con voz audible.
Convertido en las predica del malecón habanero más conocido por “La fuente”,  donde se daban cita cientos de cristianos de diferentes congregaciones en, cultos al aire libre. Estos cultos se realizaban en dos lugares del malecón habanero , pero todo terminó cuando el Consejo de Iglesias de Cuba (CIC) metió las manos diabólicas quejándose al gobierno castrista para que terminaran con aquellos poderosos cultos; fue entonces que  muchos participantes  salieron disgustados y triste y entre ellos el joven Luis Eugenio Maldonado Calvo.
Proclamando la Palabra de Dios
en un parque habanero
Este joven ha estado realizado estos cultos continuamente en varias partes de la Habana, por lo que ha sufrido  golpizas por parte de la policía, detenciones, multas, registros a su domicilio, registro personal público en las calles y amenazas de muerte. La familia poseía una patente de trabajador por cuenta propia para elaborar artesanías y fue confiscada; en varias ocasiones ha sido detenido y ha perdido los medios de computación y teléfonos, pero nada de eso lo ha detenido ni lo detendrá. Es un predicador que confronta al pecado; en esa predica (Cuba es buena……,)  estaba declarando que la tierra de Cuba es buena en gran manera pero la aguas estaban amarga. Él se refería a que las fuentes que riegan las tierras de Cuba que están amargas, se refiere a los gobernantes. La culpa de cómo  está el país es culpa de los que presiden el gobierno  cubano; cuando él clamaba a Dios era por un cambio en este país (Cuba)  y clamaba a Dios que cambiara a los gobernantes del país por hombres conforme al corazón de Dios.
Un predicador que antes fue un delincuente, ahora
proclama a su Dios en los parques
Nota del Editor: Hace unos días publicamos un post con el título de, “El sermón del parque” del conocido periodista independiente Juan González Febles. En esa ocasión incluimos una nota que decía: Como ocurre con muchas informaciones provenientes de Cuba no señala el nombre del predicador, su fe, la doctrina que profesa..., entre otras cosas. Ya circula, de mano en mano o de flash en flash, "el sermón del parque" habanero…, dice la nota;  este es el que nos interesaría incluir como post. Entonces nos interesaba saber sobre el predicador y de ser posible tener esta u otras predicas que ya le hacen conocido en Cuba. Esta nota que aquí incluimos muestra algunos datos sobre el predicador Luis E Maldonado. Las fotos que aparecen fueron enviadas por el autor del artículo y aparecen en el Blog de Pastores por el cambio.