agosto 14, 2014

El movimiento religioso, “La familia internacional” trata de establecerse en Cuba.

Por: Mario Hechavarria Driggs.
Un movimiento religioso, nombrado La Familia Internacional,  repartió comida, ropa, revistas y dinero entre las personas que se encontraban en el Parque Fe del Valle, ubicado en la capital, en la mañana del pasado domingo. Con especial énfasis a los visiblemente más necesitados.
La Familia Internacional , trabajando en Cuba.
Antonio y Lidia, matrimonio venezolano al frente de este grupo, aseguran que se sienten bien ayudando a los demás, porque es un mandato bíblico brindar amor.
Según dicen, ya tienen el permiso del gobierno cubano para  construir un templo en La Habana  el próximo año.
El matrimonio viene visitando la isla desde hace diez  años, con sus dos hijas adolescentes.
La Familia Internacional se reúne  los domingos en  una vivienda del municipio Diez de Octubre para estudiar  las  cartas de Padre MO. El estudio y la evangelización son de carácter obligatorio, "llevar el mensaje  a los más desilusionados es un deber", dicen.
David Berg (padre Mo), fue un pastor evangélico que interpretó la Biblia, para crear una iglesia que  en su momento se llamó "Los niños del Amor". Muchos de sus primeros discípulos pertenecieron al movimiento  hippie del pasado siglo.
En su predicación, David Berg enseñaba el evangelio del amor.  Ellos tienen como finalidad hacer la "Revolución de Jesús". Se adhieren a lo que llaman la "Ley del Amor", "amar a Dios y amar al prójimo como a nosotros mismos".
Según explica el matrimonio que forman Antonio y Lidia,  ya tienen "casas culto" en varios municipios de la capital y en las  provincias del interior del país.
En la actualidad el liderazgo de esta Iglesia está a cargo de Katherine Smith Rianna, llamada Mamá María, y de Christopher Smith, llamado "El Rey Pedro", ambos residentes en los Estados Unidos. La financiación está basada en el diezmo, aunque aceptan apoyo financiero personal y empresarial.
El movimiento "La familia Internacional" ha sido objeto de polémica en varias ocasiones a lo largo de su historia, debido a los escándalos sexuales y de pedofilia que han tenido en sus misiones.