junio 02, 2014

Continua acoso contra Pastor, agredido verbalmente por miembro de la Policía Nacional Revolucionaria.

El pastor Alejandro Hernández Cepero, quien fuese acosado e interrogado por el capitán Damián de la Contrainteligencia a finales del mes de abril, y que denunciara las irregularidades que en su contra ejerciera la Empresa de Telecomunicaciones de Cuba (ETECSA), única de su tipo en el país y de carácter gubernamental, denuncia en este momento que el acoso continúa y que el pasado 21 de mayo fuese impunemente agredido verbalmente por el agente de la Policía del gobierno con chapa # 05075.
Alejandro Hernandez
Según denuncia el Pastor, eran las 8:52 am, en la esquina de Calzada y M a la espera de ser llamado para participar en la Graduación del Curso de Computación Avanzado: Conectándonos en la Sección de Intereses de Estados Unidos en Cuba (SINA), cuando de momento se le acercó el agente 05075 y en forma descompuesta le preguntó que si no le había oído o se estaba haciendo el sordo.
Al solicitarme el Carné de Identidad y decirle que no lo tenía se tornó más agresivo verbalmente y comenzó a comunicarse por el walkie-talkie, solicitando apoyo.
Dijo, de manera despectiva que: yo era uno de esos que usted conoce, un prepotente, un arrogante, que me creo el dueño del país y otras tantas, por ofender me dijo hasta mentiroso cuando le respondí que no tenía el carné de identidad, pues este se recoge en la posta hasta el momento de la entrada en la SINA.
Creen que somos perros y, como tales nos tratan: a base de silbatos.
No tenía razón ninguna para ofenderme, estaba en el lugar destinado para esperar hasta ser llamado, no le falte el respeto en momento alguno, parece que no les enseñan en la Academia a respetar a las personas mayores, yo puedo ser su padre, es triste ver como les inoculan en la mente, antes que el amor y el respeto, el evangelio bárbaro del odio.
He elaborado una queja denunciando este hecho, será entregada en Atención a la Ciudadanía, la oficina que recoge las quejas contra la policía, no creo que vaya a suceder nada más que otra ola de acoso pero, tengo el derecho Constitucional de hacerlo y ellos la obligación Constitucional de darle solución.
Temo por lo que pueda suceder no solo por mí, me preocupa mi familia, no es la primera vez que esto sucede, los policías que trabajan esta zona nos ven como una amenaza, aseguro el Pastor.

Nota: Información recibida desde Cuba por correo electrónico.