mayo 14, 2014

En Cuba continúa el acoso a un Pastor utilizando técnicas lascivas a la moral.

El Pastor evangélico Alejandro Hernández*, quien fuera acosado durante los días 22 y 23 e interrogado el día 28 del pasado mes de abril, por un oficial de la Contrainteligencia cubana, denuncia que continúa al acoso hacia su persona.
Anteriormente al inicio del acoso resultaba en ocasiones difícil la comunicación vía teléfono celular con su esposa y viceversa. Esta situación –asegura- ha empeorado en los últimos días: “Es imposible que ella me llame al móvil, y al instante yo regrese la llamada y me digan que está apagado o fuera de cobertura”, el otro día a manera de prueba dentro del cuarto nos marcamos unas 5 o 6 veces y nada. Esta situación, unida a la excesiva demora en la entrega y recepción del servicio de mensaje (SMS) es, una tortura psicológica, comentó.
Pastor Alejandro Hernandez
Es una marcada intención destructiva, lo hacen intencionalmente con el objetivo de crear la duda y sembrar la desconfianza. En noches recientes, mientras mi esposa hablaba por el teléfono fijo comenzaron a interrumpir la comunicación de un segundo a otro, luego que se hizo alusión a la SINA, la interrupción duró minutos, según refiere.
Refiere además que, luego de reportado a ETECSA, se recibió una llamada de los funcionarios de Atención al Cliente donde según ellos el teléfono no presentaba ningún problema técnico.
Dios no se merece que yo le falle, viví mucho tiempo a espaldas de Él, me ha perdonado y confiado la sublime labor de predicar Su Palabra, ¡No vale la pena desechar ese privilegio!, por otro lado, no me da mi gana americana darle a estos incircuncisos de corazón, blasfemos y enemigos de Dios la más mínima posibilidad de que desprestigien el evangelio de Cristo, aseguró el Pastor.
Yo sé que mi Redentor Vive, que Él es fiel a Su Palabra y que ninguna de estas injusticias y atropellos quedarán impunes, podrán escaparse del juicio humano, pero un día todos compareceremos ante el Juez Justo de toda la tierra y ante Él daremos cuenta, eso es un problema que cada uno tendremos que resolver con Dios, cara a cara.
Nota recibida por correo electrónico desde Cuba.

*El Pastor Alejandro Hernández Cepero. 48a.  miembro de la Liga Evangélica de Cuba; se desempeñó en una misión en El Henequén, Mariel, Prov. De Artemisa, Cuba. Trabaja en la actualidad con el Mover Apostólico, Movimiento Apostólico en Cuba.