enero 16, 2014

Revolución es…., la prueba irrebatible de la involución, el testigo fiel de lo obsoleto…..,

MENTIR
La Constitución Cubana establece en el Artículo 53 y cito textualmente que:  “SE RECONOCE A LOS CIUDADANOS LIBERTAD DE PALABRA Y PRENSA CONFORME A LOS FINES DE LA SOCIEDAD SOCIALISTAy, amparado bajo este derecho constitucional antes mencionado, considero oportuno poner bajo la lupa la palabra: mentira, sus significados y actual aplicación. 
Según el Diccionario de la Enciclopedia Encarta 2009 y cito, mentira se deriva del verbo mentir y que este a su vez, entre sus acepciones podemos citar:
ü  Decir o manifestar lo contrario de lo que se sabe, cree o piensa
ü  Inducir a error,
ü  Fingir, aparentar,
ü  Falsificar algo ,
ü  Faltar a lo prometido,
ü  quebrantar un pacto, etc. 
Ahora bien, teniendo en cuenta lo antes expuesto debe existir un límite racional entre sinceridad y mentira, entre realidad y utopía, entre honradez y falacia. 
De buenas intenciones está lleno el infierno, reza un antaño refrán y, por desventura las buenas intenciones no bastan cuando, lo que realmente se necesita en tiempo presente continuado es ser verbo. Los sustantivos, están obsoletos. 
Desconozco si existe algún software que pueda rebuscar e hilvanar palabras cargándolas a su vez de un único poder: remover las emociones dérmicas en aquellos ingenuos que prefieren continuar con la única labor privada, libre de impuestos y que el gobierno jamás prohibirá: Ciegos por Cuenta Propia. 
Bajo este paradigma deambula –como sonámbulo- por casi cada rincón de la nación y porque no, debe encontrarse también en los web site de: La Casta Castro. Su otro mérito por decirlo de alguna manera consiste en, destronar del ranking nacional aquella máxima Martiana que sólo vive en el marco constitucional de la in-constitución cubana reformada a principios de siglo: “Yo quiero que la Ley primera de nuestra república sea el culto de los cubanos a la dignidad plena del hombre”. 
Su nacimiento ocurrió un 1ro de mayo hace poco más de trece años.  Claro está que nada tiene que ver con el Día del Trabajador y aunque quizás fue su primera intención, fue solo eso porque, trece años más tarde los trabajadores si gozan de algo en abundancia no son precisamente derechos. 
Con un lenguaje ambiguo ciento por ciento queda por descifrar sí, es la esencia sincera, real y horada del proceso que vive el país hace más de medio siglo o, es la meta futura, ¿existe futuro para un país que no tiene presente por vivir en el pasado?, la prolongación de la mentira, una utopía en su estado irreversible: la falacia. 
Detrás de la fachada –como el programa de antaño- se esconde la involución que como gangrena, desangra un país otrora lleno de gloria y desarrollo. 
“Revolución es”: la prueba irrebatible de la involución, el testigo fiel de lo obsoleto, el arma homicida que denuncia un asesino en serie, el más malo de todos, aquel que no mata de cuajo sino que goza de que un pueblo languidezca hasta morir. 
Somos el experimento de laboratorio más grande del planeta, si nos portamos bien y obedecemos las órdenes del califa nos dan un pequeñito regalo, claro está que jamás: nos soltarán la cadena. 
Nos toca a los cubanos del siglo XXI, los que realmente amamos nuestra nación y la queremos libre y sin amos de ninguna clase –no hay peor cuña que la del mismo palo-, en sus propias palabras hacer:
¡REVOLUCIÓN ES….

ü  tener sentido del momento histórico: que nos está tocando vivir porque sólo así podremos cambiar todo lo que debe ser cambiado,
ü  libertad e igualdad plenas: exigir que realmente gocemos de ello y que no existan unos más iguales que otros,
ü  ser tratado y tratar a los demás como seres humanos: piense de la manera que piense y crea en lo que crea,
ü  emanciparnos por nosotros mismos y por nuestros propios esfuerzos: exigir este derecho porque caudal y talento se nos sobra y prueba hemos dado de ello,
ü  desafiar poderosas fuerzas dominantes dentro y fuera del ámbito social y nacional: realmente porque, el bloqueo, el embargo y la ley asesina de desajuste cubano mayor y más dañino es interno, juntos como un solo cuerpo podremos,
ü  defender valores en los que se cree al precio de cualquier sacrificio excluye la represión, el trato esclavista, y la opresión de todo un pueblo que llora, en silencio pero llora,
ü  modestia, desinterés, altruismo, solidaridad y heroísmo, son palabras que no pueden salir de la boca de nadie que no sea un evangelio vivo,
ü  luchar con audacia, inteligencia, realismo, cuando en realidad se lucha con presunción, jactancia, ineptitud, torpeza, monarquía, absolutismo, imperialismo; sí porque imperialista es también aquel que ejerce sobre otros la dominación económica y política,
ü  “ES NO MENTIR JAMÁS NI VIOLAR PRINCIPIOS ÉTICOS”, sobran comentarios realmente,
ü  convicción profunda de que no existe fuerza en el mundo capaz de aplastar la fuerza de la verdad y las ideas, ¿realmente será consciente de ello?
ü  es unidad, en realidad el Klan Castro ¿con quién?,
ü   es independencia, ¿acaso no incluye la auto-colonización?
ü  es luchar por nuestros sueños de justicia para Cuba y para el mundo que es la base de nuestro patriotismo, nuestro socialismo y nuestro internacionalismo, termino con una frase de Martí que, en pocas palabras demuestra no sólo la vigencia de su pensamiento sino que además les pone entela de juicio: 
¡LA TIRANÍA ES UNA MISMA EN SUS VARIAS FORMAS AUN CUANDO SE VISTA EN ALGUNA DE ELLAS DE NOMBRES HERMOSOS Y DE HECHOS GRANDES! 

*Pastor Alejandro Hernández Cepero. 48a.  miembro de la Liga Evangélica de Cuba; se desempeñó en una misión en El Henequén, Mariel, Prov. De Artemisa, Cuba. Trabaja en la actualidad con el Mover Apostólico, Movimiento Apostólico en Cuba.