junio 01, 2013

Miembros de “Pastores por el Cambio”, son agredidos y detenidos cuando predicaban en un mercado en Cuba.

Detenidos y golpeados ocho miembros de Pastores por el Cambio que predicaban en un mercado de Bayamo.


Algunos fueron atacados con armas blancas. Se desconoce su paradero y si están heridos, advierte uno de los miembros de la organización.
Ocho miembros de la organización Pastores por el Cambio, no reconocida por el Gobierno, fueron detenidos y golpeados este sábado en un agromercado del reparto Jesús Menéndez, de la ciudad de Bayamo, al que fueron a predicar, informó a DIARIO DE CUBA César Serrano, uno de los directivos del grupo.
Serrano dijo que los pastores fueron atacados por personas vestidas de civil, "respaldadas por la Policía", que incluso intentaron herir a los religiosos con un machete y un cuchillo.
"Golpeaban a los pastores y los policías decían que los pincharan", relató la hija de Serrano, Daniela Serrano Acosta, de 12 años de edad, quien presenció el incidente.
Los detenidos son Damaris Suárez Ayala, Sergio Echevarría Agüero, Osneldis Suárez Aguilar, Julio Magaña Sánchez, Isnelda Fajardo Arzuaga, Gilbert Pupo Hernández, Julio Rosa Piña y Juan Oliva Méndez.
El pastor Serrano dijo que se desconoce a dónde fueron llevados y si alguno de ellos está herido. Otros cuatro miembros del grupo lograron escapar.
"Tal parece que estaba preparado porque, como hacemos las cosas a la luz, ya estaba avisado que íbamos a predicar en el área del mercado", señaló Serrano. "Prepararon a los trabajadores, a la gente que estaba allí para que no quedara como acto represivo, sino como que el pueblo no quiere que prediquemos", añadió.
Su hija afirmó que para el operativo el régimen utilizó cinco autos patrulleros, varias motocicletas y un vehículo del Ministerio del Interior.
Según Serrano, unas 200 iglesias ilegales de toda la Isla pertenecen a Pastores por el Cambio.
"Dos o tres veces al mes salimos a predicar, hacemos trabajos de buen samaritano, cada dos sábados recogemos a la gente que está por las calles, les lavamos los pies, los bañamos, les damos ropa, les damos comida, también recogemos donaciones", dijo el pastor.
El grupo es con frecuencia blanco de acciones represivas y algunos de sus integrantes han sido arrestados en varias ocasiones. El año pasado, las autoridades les decomisaron donaciones que habían recogido para las víctimas del huracán Sandy. Serrano dijo que también han perdido computadoras, teléfonos y cámaras.
"Nosotros no tocamos la política directamente, no es nuestra línea, porque somos iglesias apostólicas proféticas", aseguró el pastor.
Dijo que la Policía y la Seguridad del Estado intentan provocar incidentes para acusarlos de "desacato y atentado".
"Nos quieren desaparecer y nos valoran como opositores", acusan a las mujeres de ser "Damas de Blanco encubiertas (…) Ellos saben que eso es mentira (…) Ellos saben que no somos opositores", agregó Serrano.
Pese a todo, "dentro de 10 o 20 días estamos otra vez predicando en las calles, porque estamos hablando de Dios", advirtió.