enero 04, 2013

Un destello de libertad ha comenzado a resplandecer para los cubanos.

Sueño hecho realidad para el 2013.
Feligreses de la Iglesia Emmanuel en Santiago de Cuba en culto de celebracion por la Pacua Judia en  Egipto .



















El día en que Israel celebraba la Pascua en Egipto, tuvo esa media noche una gran Cena, la cual era profética, a partir de ese día Israel comenzaba un año nuevo, de ahí lo que nosotros llamamos fin de año, los pueblos celebran sin saber su verdadero significado, nosotros, sabiéndolo, usamos este día, 31 de Diciembre proféticamente como la puerta a un año de libertad y la entrada a la herencia prometidas por el Padre.
Grupo de feligreses celebrando el Fin de Año en la Igleisa Emmanuel en Santiago de Cuba en recordacion a la Pascua en Egipto.
Así fue este 31 de Diciembre, celebramos por todo lo alto, sabiendo que estábamos entrando en una época totalmente diferente a la que han vivido nuestros ancestros en la Isla, los cuales desearon ver lo que hoy vemos y no pudieron. Le confieso que por lo menos en nuestra Ciudad, el año pasado el pueblo no celebró como en este, de hecho, hubo más recursos y ofertas que en el 2012, pero la sociedad estaba escéptica, la pregunta del millón sería, ¿Qué pasó en este 2012? Nada hijo, un destello de libertad a comenzado a resplandecer para los cubanos y las promesas del Padre en cuanto a Cuba y los cubanos a comenzado a dejarse sentir.
Jovenes  y líderes de la Iglesia en la celebración mostrando una bandera del Estado de Israel
A pesar del huracán que desbasto toda la Ciudad y sus alrededores, nada pudo detener la expresión de alegría de cada ciudadano, y aunque no se grita en las calles, muchos, como Israel, celebraban como si fuera su última comida en Egipto; los abrazos a media noche sabían a despedida, las lágrimas, las sonrisas, los brindis y las cenas.  Mas nosotros sabemos en quien hemos creído, celebramos el ver nuestros sueños hecho muy pronto realidad, nada ni nadie lo podrá detener, hemos sido llamados para marcar la diferencia, ninguna maldición, ni oposición, ni persecución, ni pensamientos maliciosos detendrá el programa Divino, Dios bendiga a Cuba y a cada Cubano, Paz. 
Iglesia Emmanuel, Santiago de Cuba, Colación Apostólica de Cuba.