octubre 22, 2012

El testimonio en prisión de un pastor cubano de confesión apostólica.

Testimonio de la prisión.
 3 de febrero de 2011  
Mi nombre es Omar Gude Pérez y les comparto mi testimonio de encarcelación, o los detalles más sobresalientes, ya que lo que más importa es que las personas que lo escuchen, puedan ser edificados al saber que todavía Dios cuida a sus hijos en estos tiempos aunque existan intentos de asesinato, o cualquier otra cosa que se planifique en nuestra contra.
Aunque la cara que se quiere hacer pública de los comunistas, es de mucha libertad y democracia, ya no pueden seguir escondiendo su verdadera identidad, y propósitos de oponerse a todo lo que glorifique el nombre de Dios y sobre todo que enseñen la verdad.
Fui puesto en prisión el 22 de mayo de 2008, bajo cargos improbables, siendo sometido a toda clase de torturas, físicas y mentales durante 56 días que duró la primera parte del proceso de instrucción policial, siendo entrevistado a toda hora, incluso de la madrugada, tratando de crear trastornos de salud psíquica, mi peso corporal en el momento del ingreso era de 110kg y en 56 días se redujo a 83 kg.
Foto a la derecha , Pastor Omar Gude Perez y su esposa. 
Las condiciones de escasa alimentación y alimentos en mal estado aparte del hacinamiento en que vive el recluso, con apenas 5 galones de agua per cápita para todas las necesidades de un día normal, y apenas un metro cuadrado de espacio, hacen que la vida sea hostil.
La razón por la que cumplí prisión es un odio desmedido por parte del comunismo hacia la iglesia que no está vendida a sus intereses, eso justifica el trato diferenciado al que fui sometido, con limitaciones de todo tipo en la comunicación y relación con mis amistades, no permitiéndome el acceso a la correspondencia y el uso del teléfono.
En varias ocasiones, las fuerzas represivas trataron de usar a los propios reclusos con alto índice criminal para que me agredieran físicamente, para quedar así exentos de responsabilidad, sin funcionar ya que Dios es sumamente poderosos siempre me dio gracia delante de estos asesinos  que terminaban haciéndose mis amigos y escuchando la palabra del Señor.
En fecha 28 de enero de 2011 fui puesto en libertad condicional bajo una serie  de restricciones entre las que está el hecho que debo trabajar, en cualquier cosa que no sea ejercer el pastorado, En otras palabras hay una fuerte opresión contra el cristianismo, desatada por el régimen castrista.
Sin embargo la palabra del Señor no está presa y cada día Él nos guarda con su inmenso poder, y lo que a veces parece que va a ser perjudicial se convierte en una promoción gloriosa, Si los comunistas y el mismo diablo al que sirven hubieran sabido lo poderosa que iba a  ser la mano de Dios en todo esto y los resultados que obtendrían, nunca se les hubiera ocurrido encarcelarme, El evangelio se sigue extendiendo dentro y fuera de la prisión y el mundo entero conoce la persecución religiosa que desarrollan los comunistas en Cuba, los detalles más exactos, serán revelados en mi próximo libro que lo tratara todo detalle a detalle.
Cualquier pregunta al respecto puede dirigirse a mi dirección electrónica  kministries@yahoo.es  o keniadenis@gmail.com
Saludos  Apóstol Omar (Gude)  Pérez
*Apóstol De la Reforma Apostólica en Cuba, radica en Camagüey, Cuba donde se desempeña en su obra cristiana de inspiración apostólica.

1 comentario:

Armienne la Puta dijo...

La lucha de ustedes en Cuba es verdaderamente apostólica. Los felicito y admiro.