julio 07, 2012

Una respuesta del Pastor Alain Toledano Valiente a Percy Francisco Alvarado Godoy.

Esta es la respuesta que le envié a un comunista que invadió mi buzón con un correo titulado: Otra falacia de Radio Martí: supuesta "represión" contra minorías religiosas por  Percy Francisco Alvarado Godoy.  (Foto abajo a la derecha
Le saludo aunque no lo conozco; ni tampoco le he aprobado que me escriba porque usted ni es amigo mío ni deseo mantener ningún tipo de comunicación con Ud., pero ya que en su dedicación al  espionaje Estatal usted invade mi privacidad, aprovecho para que sepa algunas cosas.
La idea de llamar mentiroso y mercenario a todo el cubano que reclama su derecho dentro de la Isla es muy común para personas como usted que goza de todo el respaldo del gobierno. Estoy convencido de que el correo y el servicio de  Internet que usted usa no lo paga su bolsillo sino el Estado, la merienda y comida que se come para mantenerse concentrado en el ataque a todo lo que se exprese no acorde a los intereses de la dictadura Castrista viene de la misma fuente, el Estado, de su mal llamada Revolución. Es el mismo poder el  que , el 21 de Noviembre del 2007 fue capaz de convocar a todos los Órganos estatales y a la Seguridad del Estado y a la policía política para desalojarnos de nuestra casa, aprovechando cobardemente mi ausencia, ya que esperaron que saliera temprano hacia el Templo y penetraron con todo tipo de hierros e instrumentos tanto para desarmar, como para matar, en la casa, donde estaba mi esposa y mis niñas; con las cuales estuvimos toda esa madrugada bajándoles la fiebre altísima que tenían, quienes maltrataron a mis hijas, halándolas de sus camitas y al abrir sus ojitos y pedir sus chancletas le dijeron “que con chancleta y todo ese día irían con sus padres para la calle”; esto propicio que quedaran  nuestras hijas traumatizadas;  una de ellas quedo tartamuda, y al ver un policía en la calle irrumpían a gritos y se orinaban, todo señor, por el buen servicio de su Revolución.
Soy un hombre que nací y he crecido bajo este régimen y creo, que atacar a alguien, a tal punto, de usar todas las fuerzas de un gobierno solo porque se exprese reclamando sus derechos;  por el solo hecho de que temen a que se sepa la verdad, es una cobardía. Pero más cobardía es respaldar una mentira sabiendo que la es, para de esta manera sustentar a la familia, porque usted, o señor, es pagado por el Estado para que lo defienda, y eso, hasta usted  lo llama mercenario.
Pregúntele a sus revolucionarios jefes, porque demolieron nuestro templo en Santiago de Cuba y le dirán que por ilegalidad o  contrarrevolución;  pregúntele donde están todos los bienes de la iglesia que ellos se llevaron y hasta el día de hoy no han devuelto y que nosotros lo vemos hoy en nuestra ciudad en la casa de sus jefes revolucionarios, y hasta lo hemos visto comercializándolos en la bolsa negra en la calle, LO NUESTRO.
Tuvimos que vivir como animales, en medio de los alacranes, las ratas, las ranas y sapos, el maja y cuantos bichos mas, sin dormir para que ninguno picara ni mordieran a una de nuestras hijas de 3, 4 y 12 años. En aquel entonces, Berenice, la tercera, ha estado en tres ocasiones  en Terapia casi muriendo por una alergia respiratoria que debutó por las malas condiciones de vida. Recuerdo que en aquel entonces tenía un vecino que ha estado preso desde muy pequeño por robo y otras causas, este, señor político, le dio un machetazo a nuestro panadero y le pico tres dedos, y la policía ni lo tocó porque su madre poseía un buen  poder monetario y quien sabe lo que se dio para que se hicieran los ciegos. Ninguna jinetera que vivía a nuestro alrededor, las cuales compraron sus apartamentos fue tocada, ningún comprador de casa ha sido tocado hasta hoy, y le confieso, que de ellos estábamos rodeado; y Cuba está llena de estos casos, pero no, su Revolución no los toca, solo toca al que le amenaza su estancia en el poder. 
Señor mercenario, sé que al leer este correo usted informará, como mercenario que es, de mis palabras y mi posición para que su Revolución arremeta con furia contra mí.  Soy un cubano dentro de la Isla y usted  puede estar seguro que sus jefes me conocen, así que no tendrá que darles tantos datos de mí, soy el Apóstol Alain Toledano Valiente, ( foto arriba a la derecha junto a su esposa)  quien no es pagado por ningún sistema para decir estas cosas. Tengo  mis principios, que  son mi verdadero pago; los cuales han tratado sus dirigentes de ensuciar con sus falacias y que sé que armarán ahora una cacería de brujas contra mí a partir de su patriótico informe pagado por el Estado cubano.
Tenga vergüenza y no me escriba más sus disparates castristas e ignorantes y mentirosos a mi buzón, limite su espionaje a mi persona, no invada más mi espacio ni viole mis derechos a la privacidad, chao, político desconocido, espero no saber nunca más de usted.
Líder del Movimiento Apostólico en Cuba. Toledano Valente está radicado en la Ciudad de Santiago de Cuba, uno de los más prominentes líderes de las cerca de 20 redes del Movimiento Apostólico Internacional en Cuba. Sus colaboraciones aparecen en el Blog Religión en Revolución.