julio 12, 2012

Con la Revolución es que el prójimo ha sido más amado en Cuba.

Asumimos y aceptamos la Revolución; al aceptarla, cumplimos el mandato de Cristo de amar al prójimo. Nunca antes el prójimo ha sido más amado en Cuba.
Esto afirma el Pastor Bautista Miguel A Entenza en una extensa entrevista que hace referencia el Blog de E Ichikawua y el periódico Escambray. No sabemos a que prójimo se refiere el Pastor Entenza; todo parece indicar que no se refiere a los fusilados, a los que cumplieron extensas condenas a casusa de sus ideas, de los que fueron enviados desde ese mismo territorio donde el vive a los “pueblos cautivos”. Seguro no se refiere a los presos políticos, opositores reprimidos, Damas de Blanco, periodistas independientes encarcelados y las cientos de víctimas de los Actos de repudio. Distinguido Pastor: ¿Cuáles son para usted “los prójimos” en Cuba? ¿Quiénes son los más vulnerables en Cuba? Lea a continuación:
Junto al templo del céntrico bulevar, la alta puerta, con el timbre que al parecer hoy no quiere anunciar visitas a casa. Los toques, a la antigua, acercan los pasos y la historia del pastor Miguel Ángel Entenza Hernández ( foto a la derecha) , quien ve en el actuar de los seres humanos su verdadera raza, más allá de los caprichosos colores que reflejan las partidas de nacimiento
En la sala, las pinturas de su hijo Hermes, y el viejo sillón, que lleva y trae insistentemente las palabras y el cuerpo menudo de Entenza, al frente desde 1970 de la Primera Iglesia Bautista de Sancti Spíritus, hoy Disney Martínez in memóriam, cuyo centenario fue celebrado el 10 de abril último.
De ilustre voz pastoral por más de medio siglo, Miguel Ángel, quien no es de los que ponen la cabeza al verdugo, habla con la misma devoción de los orígenes de su iglesia en Cuba en 1882, gracias al capitán mambí Alberto de Jesús Díaz, que de su participación en la Caravana Pastores por la Paz. Mucho menos esconde sus preferencias televisivas por el programa del viejo Pánfilo (Vivir del cuento) y sus decepciones beisboleras por causa de los Gallos.
Mantengo mis principios cristianos; pero también los sociales, y no permito que nadie se inmiscuya en ello. Asumimos y aceptamos la Revolución; al aceptarla, cumplimos el mandato de Cristo de amar al prójimo. Nunca antes el prójimo ha sido más amado en Cuba.
En una visita suya a Miami le parquearon un Mercedes Benz frente a la casa donde lo acogían a usted, sin olvidar las ofertas de un abultado sueldo…
La propuesta para quedarme venía de una iglesia. “Les doy las gracias por sus elogios; pero estoy loco por coger el avión. Vine aquí a pasear y a predicar el Evangelio; lo mío está allá”.
Usted puede leer toda la entrevista al Pastor Entenza haciendo CLIC AQUÍ.