junio 04, 2012

Respuesta de algunos opositores cubanos al comunicado de apoyo del Arzobispado de La Habana al Cardenal Jaime Ortega y Alamino.


No se trata de un documento sino opiniones de varios miembros de la oposición obtenidas por teléfono en respuesta a las declaraciones de apoyo de los obispos habaneros y que incluimos en el post anterior. Esta es una nota que aparece en la Red que hace referencia a la  información que aprecio en El Nuevo Herald, de esta forma se completa la información (El Editor)
Pero critican que se les excluya de cualquier proceso de diálogo en la Isla.
Miembros de la oposición interna rechazaron el sábado que exista una campaña para desacreditar al cardenal Jaime Ortega, en respuesta a un comunicado de la jerarquía eclesiástica de La Habana hecho público el fin de semana, informa el diario miamense El Nuevo Herald.
Ortega ha sido acusado en los últimos meses de plegarse a los intereses del régimen y duramente criticado después de que en una conferencia en la Universidad estadounidense de Harvard llamara "delincuentes" a 13 opositores que ocuparon un templo en La Habana, días antes de la visita a la Isla del papa Benedicto XVI.
Martha Beatriz Roque, portavoz de la ilegal Red Cubana de Comunicadores Comunitarios (RCCC), negó que las críticas de los disidentes sean mal intencionadas.
"Simplemente creemos que el diálogo que ha encabezado Ortega no se hizo con dignidad ni siguió la doctrina de Cristo, porque si fuera así todos seríamos iguales en ese proceso de diálogo", dijo Roque.
"La jerarquía católica agachó la cabeza ante el régimen y le ha dado la espalda a la oposición", agregó.
Ortega participó en negociaciones con el Gobierno para liberación de presos políticos, que terminaron con la salida de prisión de más de un centenar, aunque la mayoría tuvo que aceptar el exilio como condición. La disidencia señala que fue excluida de ese dialogo y critica la deportación de los excarcelados.
"Se ha criticado el trabajo que ha hecho la Iglesia debido a que no hemos visto un reconocimiento sobre la importancia de la oposición", dijo Vladimir Calderón, uno de los disidentes a los que Ortega llamó "delincuentes".
"En ningún momento se ha tratado de desacreditar al cardenal", añadió.
En la declaración publicada este fin de semana la jerarquía de la Arquidiócesis de La Habana expresó "apoyo y fidelidad" a Ortega y denunció un supuesto plan para "desacreditar la línea de diálogo que ha venido articulando".
La supuesta campaña contra el cardenal "trata de abortar cualquier esfuerzo de entendimiento y diálogo para buscarle una solución serena y beneficiosa a la actual situación nacional", indicó el texto.
El disidente Guillermo Fariñas, Premio Sajarov 2010 del Parlamento Europeo, consideró que ha sido el propio Ortega quien se ha desacreditado con sus acciones.
"La actitud que ha tenido contra la oposición pacífica es una vergüenza. Ortega debe actuar como amigo de Dios y no del castrismo", dijo Fariñas, según el diario miamense.
Por su parte, Berta Soler, líder de las Damas de Blanco, rechazó que la oposición quiera obstaculizar esfuerzos de diálogo.
"Estoy segura de que no existe una campaña de descrédito y menos contra la Iglesia", dijo. "Las Damas de Blanco no quieren ni van a desacreditar al cardenal. Lo único que le pedimos ahora es que nos escuche y dé continuidad a la doctrina católica".
El activista Andrés Carrión, detenido después de gritar "Abajo el comunismo" durante la misa del papa Benedicto XVI en Santiago de Cuba, el pasado 26 de marzo, negó también que exista entre los disidentes el ánimo de lanzar una campaña de "descrédito" contra Ortega.
"En todo caso creo que Ortega debe estar más cerca de los oprimidos y al mismo tiempo tomar distancia de los poderosos y la dictadura", dijo Carrión.
En Miami, el Comité Cubano Pro Derechos Humanos recordó que organizaciones de dentro y fuera de la Isla han buscado durante décadas "un dialogo nacional sin exclusiones, ni precondiciones".
"Esta propuesta, reiterada en numerosas ocasiones, ha sido siempre rechazada por el gobierno cubano", dijo el Comité en un comunicado recibido en la redacción de DIARIO DE CUBA.
Entre tanto, Dagoberto Valdés, director de la revista digital Convivencia, opinó que hay otros temas que merecen más atención que la figura de Ortega.
"El asunto más importante son los problemas de Cuba y la ineficiencia de su Gobierno para resolverlos", dijo.